https://static.ellitoral.com/img/logo-litoral.png El Litoral
El Litoral
Jueves 29.04.2021 - Última actualización - 16:47
15:39

Celos, agresiones e insultos

La obligó a correr por el campo desnuda, la filmó y le pegó con una caña de pescar

 Si bien no llegó a provocarle lesiones físicas de gravedad, lo dejaron preso por la violencia temeraria empleada para con quien hasta ese momento era su pareja. La mujer se escondió en una cuneta, desde donde fue rescatada por su padre.

El agresor convirtió el artículo de pesca en un arma impropia, con la cual ocasionó lesiones a la mujer. Crédito: Manuel FabatíaEl agresor convirtió el artículo de pesca en un arma impropia, con la cual ocasionó lesiones a la mujer.
Crédito: Manuel Fabatía

El agresor convirtió el artículo de pesca en un arma impropia, con la cual ocasionó lesiones a la mujer. Crédito: Manuel Fabatía



Celos, agresiones e insultos La obligó a correr por el campo desnuda, la filmó y le pegó con una caña de pescar  Si bien no llegó a provocarle lesiones físicas de gravedad, lo dejaron preso por la violencia temeraria empleada para con quien hasta ese momento era su pareja. La mujer se escondió en una cuneta, desde donde fue rescatada por su padre.  Si bien no llegó a provocarle lesiones físicas de gravedad, lo dejaron preso por la violencia temeraria empleada para con quien hasta ese momento era su pareja. La mujer se escondió en una cuneta, desde donde fue rescatada por su padre.

Ocurrió hace casi dos semanas, por la madrugada, en un camino rural del departamento Las Colonias. Sin testigos ni posibilidad de ser auxiliada, una mujer vivió dramáticos minutos cuando quien por entonces era su pareja, la atacó a golpes dentro del auto en movimiento y en el medio del campo.

 

En un momento dado detuvo la marcha, la obligó a bajar del vehículo y a caminar desnuda delante de los faros, mientras la golpeaba con una caña de pescar, la filmaba y le sacaba fotos con su celular. 

 

La víctima contó que una vez concluido ese acto denigrante, fue obligada a subirse al auto por la fuerza, circunstancia que aprovechó para recuperar su teléfono y escapar en medio de la oscuridad, hasta encontrar refugio en una zanja. Una vez que se sintió a salvo, lo llamó a su padre, quien fue a rescatarla.

 

Foto y amenaza

Pero los ataques no concluyeron allí. Una vez en su casa, presumiblemente a salvo de su agresor, éste le envió una de las fotos que había tomado horas antes, en las que se la veía desnuda, corriendo por el campo, y la amenazó de muerte.

 

 

 

El relato de la joven, sumado a los registros telefónicos y de mensajería de texto, fueron a parar a las manos del fiscal de Esperanza, Alejandro Benítez, que tras tomar conocimiento del hecho solicitó la inmediata detención de Andrés Roberto Sánchez (41).

 

 

El acusado fue llevado a tribunales ese fin de semana, donde fue imputado y el martes 20 de abril tuvo tratamiento la audiencia de medidas cautelares, donde la jueza en lo Penal, Susana Luna, ordenó su prisión preventiva, tal como lo solicitara la fiscalía, a pesar de la oposición de la defensa de Sánchez.

 

De los pelos

"Los delitos que investigamos fueron cometidos en horas de la madrugada del viernes" 16 de abril, precisó el fiscal. "El imputado comenzó a golpear con sus puños a la víctima mientras circulaban en un auto por caminos rurales entre Felicia y Sarmiento", detalló.

 

Benítez subrayó que "también la obligó a bajar del auto y a sacarse la ropa. Mientras la hacía caminar desnuda por el campo, la golpeaba con una caña de pescar en distintas partes del cuerpo y le sacaba fotos y la filmaba".

 

"En un momento, la tomó de los pelos y la subió al auto con intención de llevarla a su casa. Sin embargo, la víctima pudo agarrar su teléfono celular, comenzó a correr, se escondió en una cuneta y llamó a su papá para pedirle ayuda", manifestó el fiscal. "Finalmente, el padre de la víctima llegó al lugar y la llevó consigo", añadió.

 

Celos e insultos

El fiscal agregó que "luego de todo lo padecido, la mujer fue contactada por teléfono por el imputado" e indicó que "el hombre investigado le envió una foto de ella desnuda y la amenazó de muerte".

 

Si bien no le produjo lesiones de gravedad, la jueza Luna hizo lugar a la calificación de los hechos formulada por la fiscalía (lesiones leves dolosas calificadas por el vínculo y amenazas, cometidas en un contexto de violencia de género) y ordenó la privación de la libertad del imputado. 

 

Según explicó el fiscal Benítez la semana pasada, "todo lo ocurrido fue en un evidente contexto de violencia de género y en el marco de una relación de pareja marcada por celos, agresiones físicas, improperios verbales, recriminaciones ofensivas y sin sentido que afectaron la libertad, dignidad, integridad física y psíquica de la mujer".

 

Ni fianza, ni distancia

La defensa de Andrés Roberto Sánchez le solicitó a la jueza Luna que le conceda a su pupilo las denominadas "medidas alternativas a la prisión preventiva", consistentes en otorgarle la libertad bajo la promesa o prohibición de acercamiento, tanto de la víctima como de su entorno familiar; ya sea personalmente o por cualquier medio tecnológico existente.

 

Entre la medida de distancia, propuso el defensor que la prohibición se extendiera directamente al ingreso de Sánchez a la localidad de Sarmiento, que es donde reside la joven agredida. Y por último, se ofreció una caución real de 400 mil pesos.

 

El ofrecimiento fue rechazado en primer término por el fiscal "porque entendimos que existían riesgos procesales y consideramos que debía imponerse la prisión preventiva", dijo.

 

Luego, la jueza Luna obró en consecuencia, rechazó las alternativas y convirtió en preventiva la detención para el implicado, a quien puso a disposición del Servicio Penitenciario.

Edición Impresa

El texto original de este artículo fue publicado en nuestra edición impresa.
Ediciones Anteriores | Edición Impresa


Temas:



Presencialidad: Nación monitorea la situación sanitaria de Santa Fe -  -
Política
Autorizan el aumento de la Epe -  -
#Temas de HOY: Rosario  Córdoba  Entre Ríos  Corrientes  La Educación Primero  Miguel Lifschitz  Clásico Santafesino