https://static.ellitoral.com/img/logo-litoral.png El Litoral
El Litoral
Miércoles 12.05.2021 - Última actualización - 15:08
15:07

WhatsApp 3425 080710 - Mail: buzon@ellitoral.com

Línea directa y llegan cartas

"Amor y cuidado" Melania Acevedo, Victoria Caropresi, Alejandra Noriega, Ludmila Rodríguez y Elizabeth Zapata son enfermeras del Hospital Iturraspe. A través de ellas saludamos y agradecemos a sus colegas en el Día Internacional de la Enfermería.
Crédito: Melania Acevedo

"Amor y cuidado" Melania Acevedo, Victoria Caropresi, Alejandra Noriega, Ludmila Rodríguez y Elizabeth Zapata son enfermeras del Hospital Iturraspe. A través de ellas saludamos y agradecemos a sus colegas en el Día Internacional de la Enfermería. Crédito: Melania Acevedo

El Litoral en Google News



WhatsApp 3425 080710 - Mail: buzon@ellitoral.com Línea directa y llegan cartas

Peligrosas contradicciones

UNA LECTORA ATENTA

"Es una total falta de prudencia, de responsabilidad, de conciencia, de parte de las autoridades, que hayan habilitado el clásico Colón-Unión. Después, por otro lado, hicieron instalar ese hospital militar por temor a que no les alcancen las camas; e incluso las declaraciones del director, Dr. Poletti, del hospital Cullen, de que ya no les quedaban camas. ¿Dónde está el criterio del gobernador de Santa Fe?".

 

****

 

Reflexión

ERCILIO FERRI

 

"El jefe del Ejecutivo es, efectivamente, el responsable de la diplomacia o de la estrategia de la Nación. Pero a menos que se supriman las libertades intelectuales, será víctima, a cada momento, de las críticas de la prensa. Si la representación partidista desaparece, ya no habrá ningún lugar en el cual las decisiones del responsable puedan ser examinadas públicamente, según un procedimiento constitucional. El delegado único ya no tendrá interlocutores fortalecidos como él por los sufragios populares".

 

****

 

Llegan cartas

 

Sobre asesores y políticas

GUILLERMO RAFAEL MORETTI

 

Sr. Presidente: la solidaridad bien entendida comienza y termina en casa. Soy fruto de una familia de clase media en la que mi padre -como usted- ejercía el Poder Ejecutivo, mi madre -quien mediaba y sugería en el manejo de la casa y de los hijos- ejercía el Poder Legislativo, y entre ambos desempeñaban las tareas de Poder Judicial, reprendiendo, castigando o premiando a sus hijos, siempre teniendo en cuenta las necesidades de cada uno. En algún momento, indudablemente mis padres deben haber recurrido al consejo de amigos o familiares, pero nunca de asesores. Cuando las cosas no marchaban correctamente, el que se ajustaba primero el bolsillo resultaba ser mi padre, y si no alcanzaba, lo charlaba con mi madre para ver dónde podían recortar, sin hacerlo indiscriminadamente. Una vez realizado el análisis de la situación de cada uno, aplicaban las medidas que fueran justicia.

 

Ellos no contaron con asesores, porque hubiera sido imposible obtener buenos resultados. Esta metodología sin favoritismos para nadie, nos permitió sortear momentos muy difíciles de los que pudimos salir adelante fundamentalmente por el esfuerzo de mis padres. Cuando los hijos nos independizamos, ellos siguieron su vida en base a su trabajo, sin recibir pensiones u otros beneficios.

 

Indudablemente Sr. presidente, su Plan de Solidaridad está muy lejos de la solidaridad bien entendida porque permite que hijos y entenados continúen acrecentando las desigualdades al interior de la gran familia argentina, y quienes dicen que se preocupan por estas desigualdades, no aportan nada; por el contrario, cada día son más y más onerosos para el Estado.

 

La patria está fundida desde hace muchos años y no hay que refundirla, hay que refundarla. Tal vez se tenga que modificar la Constitución, dejar sin efecto muchas leyes, decretos y reglamentos que acentúan las diferencias en la sociedad. Creo que todos los cargos políticos, de todos los rangos, deberían tener el carácter de carga pública. El Estado tiene que achicarse y dejar de ser absurdo en su estructura.

 

Creo que usted tiene el conocimiento y la convicción para lograrlo, produciendo todos los cambios necesarios para ello. Lamentablemente el país se convirtió en el tango Cambalache. Soy médico con muchos años de servicio y por suerte con un gran caudal de pacientes, de los que soy amigo. Charlo mucho con ellos y le puedo asegurar que la gran mayoría está descreída de ustedes, los políticos. Que Dios y su capacidad hagan posible cambiar esta situación y que tras muchas décadas de fracasos y desilusiones podamos salir adelante. Lo saludo con mi mayor consideración y respeto.

Edición Impresa

El texto original de este artículo fue publicado en nuestra edición impresa.
Ediciones Anteriores | Edición Impresa

El Litoral en Google News


Temas:



Interpelación: las preguntas de los diputados para Sukerman - Sukerman el encargado de responder ante Diputados por la campaña de vacunación. -
Política
Las localidades de Santa Fe que pueden volver al dictado de clases presenciales -  -
Política
Otras 447 personas murieron y 18.057 fueron reportadas con coronavirus -  -
Falleció "Yuli", el líder de Los Girasoles -  -
#Temas de HOY: Rosario  Córdoba  Entre Ríos  Corrientes  La Educación Primero  Clima en Santa Fe  Colón Campeón