https://static.ellitoral.com/img/logo-litoral.png El Litoral
El Litoral
Domingo 06.06.2021 - Última actualización - 10:52
8:48

La intimidad del festejo sabalero en San Juan

"Este plantel merece tener su mural"

La frase pertenece al Pulga Rodríguez, quien bromeó y dijo que "me contaron que en Simoca hay manifestaciones en la calle y yo me pregunto qué tiene que ver Simoca con Colón". La promesa a la Difunta Correa que hizo Alonso y el convencimiento de que eran campeones después de eliminar a Talleres.

El El "Pulga" Rodríguez y la copa. El capitán y gran figura del sabalero no fue tan determinante en la final e incluso salió lesionado. Eso destaca todavía más el valor del equipo y del plantel en general.
Crédito: Pablo Aguirre

El "Pulga" Rodríguez y la copa. El capitán y gran figura del sabalero no fue tan determinante en la final e incluso salió lesionado. Eso destaca todavía más el valor del equipo y del plantel en general. Crédito: Pablo Aguirre

El Litoral en Google News



La intimidad del festejo sabalero en San Juan "Este plantel merece tener su mural" La frase pertenece al Pulga Rodríguez, quien bromeó y dijo que "me contaron que en Simoca hay manifestaciones en la calle y yo me pregunto qué tiene que ver Simoca con Colón". La promesa a la Difunta Correa que hizo Alonso y el convencimiento de que eran campeones después de eliminar a Talleres. La frase pertenece al Pulga Rodríguez, quien bromeó y dijo que "me contaron que en Simoca hay manifestaciones en la calle y yo me pregunto qué tiene que ver Simoca con Colón". La promesa a la Difunta Correa que hizo Alonso y el convencimiento de que eran campeones después de eliminar a Talleres.

Habrán sido 60 o 70. Quizás un centenar. El tercero, un golazo de Castro, desató la euforia. Afuera se escuchaban los sonidos de algunos bombos. Hubo hinchas que vinieron sólo para estar allí, en el "lugar de los hechos", por más que no pudiesen ver el partido y ni siquiera acceder al estadio. "Me hice 2.000 kilómetros la vez que se suspendió y ahora otros 2.000 kilómetros más, pero no me importa, la pasión y el amor es lo que vale", le contaban al enviado de El Litoral. El pitazo final de Pitana fue el sonido más hermoso y esperado de toda la historia. Colón era el campeón del fútbol argentino, algo que costaba pensar cuando hace 14 meses se iniciaba esta maldita pandemia, el equipo sufría por el promedio y hubo que ir a buscarlo otra vez a Domínguez para que remonte vuelo. Y vaya si lo hizo Colón.

 

El vicepresidente José Alonso confesaba a El Litoral que "yo no soy amante de las cábalas, no las tengo, pero te voy a decir algo: un sanjuanino me dijo que había que pedirle a la Difunta Correa. Pero me advirtió que había que ir. Y así fue. Así que en este momento no tengo más que agradecerle a la Virgen", contaba aún en el césped glorioso para Colón de ese estadio del Bicentenario en el que el equipo jugó los dos mejores partidos del torneo, justamente en esta etapa de definiciones y ante dos grandes como Independiente y Racing.

 

Otro de los dirigentes, Horacio Darrás, visiblemente emocionado, mostraba una medalla de campeón que no era la suya. "Esta medalla se la llevo a Facundo Farías, es la de él. En el vestuario, los muchachos se acordaron de él y le cantaron. Yo me comprometí a llevarle la medalla. La mía ya la tengo bien guardada. Cuando se suspendió el partido, hace dos semanas, yo sabía que el campeonato no se nos podía escapar. Y mucho más cuando se cambió la fecha de la final y se iba a jugar el 4 de junio… Esa fecha, la del 4 de junio, es muy especial para mí. Y yo sabía que iba a hacer fuerza alguien que ya no está…", dijo emocionado y con lágrimas en los ojos el vice rojinegro.

 

También, eufórico, andaba Charly Sandaza. "Esta medalla vale oro para mí. Agradezco haber estado presente en este tiempo y ser partícipe de esta alegría que demoró 116 años en llegar… La verdad, bien merecida la tengo a la medalla y no lo digo de vanidoso ni soberbio. Junto con Panchito Rivero hemos trabajado mucho y, en mi caso, como oficial de cancha, siempre atento en estos tiempos tan difíciles", señaló el joven dirigente rojinegro, alguien muy querido por todos, respetado y valorado.

 

Para Federico Lértora, fue el regalo más importante que le ha dado el fútbol. Y la gran mayoría de los jugadores que iba saliendo del eufórico vestuario rojinegro, apurado por el regreso a Santa Fe, coincidía en la apreciación. "Todavía no caí… Tengo el celular explotado, así que voy a aprovechar ahora, en el avión, para leer todos los mensajes", señaló Facundo Garcés, el jugador-hincha que, casi de manera "irreverente", se metió en el set de TV que había armado Espn y en el que estaba el Bichi Fuertes, para llevarle la copa y gritar con euforia su amor por Colón, ante la mirada sorprendida de los periodistas que estaban junto al "20" que tantas alegrías le dio a Colón en los años que defendió la rojinegra.

 

Tenés que leer

 

 

 

 

El "Pulga" no dudó, ante la consulta de El Litoral, que "me dí cuenta de que íbamos a salir campeones el día que le ganamos a Talleres por penales. En ese partido sufrimos mucho y aguantamos gracias a nuestro arquero. Cuando terminó el partido le dije a mi familia que íbamos a salir campeones. Se lo prometí. Por eso, esta victoria es para ellos, para mi mujer y mis hijos que son los que me bancaron en este momento… Esto que logramos se llama gloria. Y la gloria no se compra con dinero. Por eso, quiero que disfruten este momento, que festejen y que sepan que el fútbol es así. Al final, aquéllos que eran insultados en el final del 2019, le están dando esta alegría mayúscula. Es la primera vez en 116 años que Colón sale campeón… A este plantel hay que hacerle un mural… Después que vean el lugar, pero ya en 2019 había que hacer el mural. Y ahora, más que nunca… Ahora me iré a mi querida Simoca a ver a mi familia… Me dicen que la gente salió en mi pueblo a festejar y a tocar bocina en los coches… No sé qué tendrá que ver Simoca con Colón, pero ellos están festejando", contó el Pulga entre sonrisas, además de explicar que "no me gustó la citación que hizo la Liga Profesional, en este momento, de romper una burbuja para que un jugador nuestro vaya a la conferencia de prensa. Me habían invitado a mí, pero consideré que no era oportuno", dijo el Pulga, al referirse al encuentro del jueves por la noche al que asistió Facundo Garcés.

 

"¿Si me voy a quedar?, no lo sé. Para eso está mi representante, que seguramente se reunirá con los dirigentes. Yo quiero disfrutar de este momento", señaló este tucumano que a principios de año amagó con irse, pero que al final se quedó y confió en Domínguez, ese entrenador que llevó a Colón a la gloria.

 

En ese mismo escalón de agradecimiento al entrenador, se paró Facundo Garcés. "Recién en el vestuario, Domínguez me habló muy bien. Sus conceptos siempre fueron claros y la confianza que tuvo en mí, hizo que consiguiera algo que es increíble. Antes de empezar el torneo, era suplente; y a fines del año pasado, de lo único que se hablaba al mencionar mi nombre, era del asunto del contrato. Y ahora estoy dando la vuelta olímpica", señaló este defensor que a El Litoral le confesó que el lunes –ya martes porque era la madrugada-,cuando regresaron de San Juan luego del triunfo ante Independiente, en lugar de dormir se puso a ver otra vez el partido, "porque es la mejor manera de darte cuenta qué fue lo que hiciste bien y qué fue lo que te salió mal".

 

El último jugador en subirse al micro de los campeones fue Leonardo Burián, quien también coincidió con el Pulga respecto de lo difícil que fue el primer tiempo con Talleres, que lo tuvo como figura. Abrió los ojos y no dudó en señalar que "el primer tiempo fue bravísimo, pero por suerte me salieron las cosas bien en ese partido y los muchachos hicieron un tremendo esfuerzo para que lleguemos al empate y la definición por penales". Antes de Burián, Gonzalo Escobar, de aceptable partido, confirmó que su ciclo en Colón está cumplido y que no renovará contrato con el club.

 

También Alicia Coronel, la encargada de Prensa, mostraba con orgullo la medalla de campeona colgada. "Tengo una de plata y esta de oro, una del subcampeonato en Paraguay y esta de hoy. No lo puedo creer", le contó, con emoción, a El Litoral.

 

El micro partió hacia el aeropuerto con jugadores emocionados que golpeaban las ventanillas y gritaban por Colón campeón. Se iniciaba el último periplo del viaje de regreso a Santa Fe. Es posible que a muchos les haya costado creer lo que estaban viendo y viviendo. Con la satisfacción del deber cumplido, los esperaba algo más de una hora de vuelo y la llegada a Sauce Viejo, que se produjo muy cerquita de las 2 de la mañana. Con ellos, los "próceres" que inscriben su nombre en la página más gloriosa de la institución, viajaban con la copa para instalarla con orgullo en las vitrinas del club.

 

 

 

 

 

 

Autor:

Enrique Cruz
El Litoral en Google News


Temas:

Además tenés que leer:




Desempleo joven: sin estudios, ni trabajo -  -
Economía
Controles en Rosario: el  45% de los pacientes aislados por coronavirus no estaba presente en sus hogares -  -
Regionales
Tras cinco días, la provincia de Santa Fe volvió a reportar más de 2.000 casos de coronavirus -  -
Coronavirus en Argentina: notificaron 706 muertes y 27.319 nuevos contagios -  -
#Temas de HOY: Rosario  Córdoba  Entre Ríos  Corrientes  La Educación Primero  Clima en Santa Fe  Colón Campeón