https://static.ellitoral.com/img/logo-litoral.png El Litoral
El Litoral
Sábado 12.06.2021 - Última actualización - 8:56
7:37

Cine

Indiana Jones, el arqueólogo que cambió las películas de aventuras

La creación más célebre del actor Harrison Ford cumple 40 años desde su primera aparición en la pantalla grande, en “Los cazadores del arca perdida”. El personaje fue creado por George Lucas, pero el director fue Steven Spielberg. Cuatro películas y una en preparación constituyen uno de los fenómenos masivos del cine comercial contemporáneo.

 

El doctor Jones sale de sus aulas universitarias para recuperar tesoros en los lugares más peligrosos del mundo. Para eso, debe enfrentar numerosos peligros. Crédito:  Paramount Pictures, LucasfilmEl doctor Jones sale de sus aulas universitarias para recuperar tesoros en los lugares más peligrosos del mundo. Para eso, debe enfrentar numerosos peligros.
Crédito: Paramount Pictures, Lucasfilm

El doctor Jones sale de sus aulas universitarias para recuperar tesoros en los lugares más peligrosos del mundo. Para eso, debe enfrentar numerosos peligros. Crédito: Paramount Pictures, Lucasfilm

El Litoral en Google News



Cine Indiana Jones, el arqueólogo que cambió las películas de aventuras La creación más célebre del actor Harrison Ford cumple 40 años desde su primera aparición en la pantalla grande, en “Los cazadores del arca perdida”. El personaje fue creado por George Lucas, pero el director fue Steven Spielberg. Cuatro películas y una en preparación constituyen uno de los fenómenos masivos del cine comercial contemporáneo.   La creación más célebre del actor Harrison Ford cumple 40 años desde su primera aparición en la pantalla grande, en “Los cazadores del arca perdida”. El personaje fue creado por George Lucas, pero el director fue Steven Spielberg. Cuatro películas y una en preparación constituyen uno de los fenómenos masivos del cine comercial contemporáneo.  

Entre las películas nominadas al Oscar de 1981 aparecían dos que quedaron impresas con fuerza en el imaginario colectivo. Una era “Carrozas de fuego”, cuya banda sonora pasó a ser un emblema de los logros deportivos. La otra, “Los cazadores del arca perdida”, redefinió el género de aventuras e introdujo a uno de los héroes más perdurables del cine comercial, el arqueólogo Indiana Jones, interpretado por Harrison Ford.

 

 

Imposible olvidar la historia concebida por el guionista Lawrence Kasdan a partir de un argumento de George Lucas y Philip Kaufman, pensado para ser dirigido por Steven Spielberg. A mediados de la década del ‘30 un profesor que viaja por el mundo en busca de reliquias históricas es reclutado por el gobierno estadounidense para buscar el Arca de la Alianza, donde están las Tablas de la Ley que Dios entregó a Moisés. Para eso deberá enfrentar a los nazis, que quieren encontrar ese tesoro para utilizarlo como arma.

 

No hay, en el fondo, nada demasiado original en la trama de “Indiana Jones y los cazadores del arca perdida”, que cumple 40 años desde su estreno el 12 de junio de 1981. La innovación que introducen Spielberg y Lucas, en una lógica muy propia de la última parte de los ‘70 y los primeros ‘80 es tomar elementos del cine de aventuras generado entre los años ‘40 y los ‘60, buscar en los terrenos del cómic, introducir toques de comedia, poner todo en la licuadora y elaborar un producto apetecible para cualquier paladar.

 

 

Homenajes y éxito inesperado

 

El propio personaje de Indiana Jones es una referencia y homenaje caricaturesco a los héroes de los seriales televisivos de los ‘30. Pensado y llevado a la pantalla de un modo tan efectivo, que originó tres secuelas, una serie televisiva y un resurgimiento del género. A la vez que hizo de la música compuesta por John Williams, una de las más representativas de los ‘80, junto a las de “Volver al futuro”, “Los intocables” y “La misión”, entre otras. 

 

Es probable que una de las claves de la primera entrega de lo que después sería la saga de Indiana Jones para convertirse en ícono sea la inconsciencia de sus realizadores respecto a que estaban desarrollando algo trascendente. Tanto Lucas como Spielberg pretendían un entretenimiento inspirado en las películas que ellos mismos habían visto de chicos. De hecho, hay un film de 1954 dirigido por Jerry Hopper que se llama “El secreto de los incas”, donde el aventurero Harry Steele (Charlton Heston), busca un tesoro perdido en Perú. 

 

 

Es curioso es que “Los cazadores del arca perdida” haya pasado a convertirse en un clásico del cine de aventuras como los que la propia película pretendía parodiar en su momento. A tal punto que las imitaciones, referencias y homenajes al film se multiplicaron hasta el día de hoy. Una lograda es la que se ofrece en el capítulo “Bart's Friend Falls in Love” de Los Simpsons, correspondiente a la tercera temporada. Pero el aura es más extensa: films como “La momia” (1999) y “Tomb Raider” (2001) son deudores del trabajo de Spielberg.

 

Curiosidades

 

“Los cazadores del arca perdida” fue la película más taquillera de 1981. Convirtió al actor Harrison Ford (cuyo carisma es fundamental para los toques de humor que se convertirían en un sello característico de la saga) en una estrella, aunque no fue la primera opción. Tom Selleck, Jack Nicholson, Nick Nolte, Bill Murray, Steve Martin y hasta Jeff Bridges (9 años menor que Ford) fueron tanteados para encarnar al Dr. Jones.

 

Hay ciertas particularidades referidas al vestuario de Indiana que son legendarias. El sombrero fue confeccionado en la conocida firma londinense Herbert Johnson y era un modelo australiano. La chaqueta de cuero envejecido no era una sino diez, que el actor iba cambiando en las diferentes escenas. Y esas diez prendas no eran viejas sino nuevas, por lo cual debieron usar técnicas especiales para que luzcan gastadas. 

 

Foto: Paramount Pictures, Lucasfilm

 

Algunos rasgos de Jones que lo hacían recio y atractivo en los ‘80 (la década de los supermachos en Hollywood) hoy quedaron algo desarticulados, como la ligereza con que mata a sus enemigos o sus comentarios prejuiciosos respecto a los habitantes de El Cairo. Sin embargo, esto no resulta tan molesto como ocurre con otros productos de la época, donde el chauvinismo es radical.

 

 

Las que siguieron

 

La repercusión que tuvo en el público, que recibió a Indiana Jones con los brazos abiertos, convirtió a lo que iba a ser una sola película en una saga. “Indiana Jones y el templo de la perdición” (1984) es mucho más liviana, pero tiene momentos impresionantes como el viaje en montaña rusa dentro de las minas y la lograda secuencia inicial. “Indiana Jones y la última cruzada” (1989) se sustenta en un guión todavía más superficial, pero tiene otra vez nazis malvados (que ahora van por el Santo Grial), persecuciones con tanques de guerra en el desierto y, sobre todo, a Sean Connery. 

 

Foto: Paramount Pictures, Lucasfilm

 

“Indiana Jones y el reino de la Calavera de Cristal” supuso un agridulce regreso a la saga en 2008. Reencontrarse con el personaje, ya veterano en el marco de la Guerra Fría buscando una reliquia en Perú resultó una experiencia fascinante, en especial para los nostálgicos. Sin embargo, la historia se pierde en efectos visuales y vueltas de tuerca que hacen echar de menos el trabajo más artesanal de las primeras. Era más interesante ver a Indiana peleando a golpes de puño con los nazis que enfrentado con agentes soviéticos.

 

 

Pese a todo, la figura icónica del arqueólogo está en plena vigencia. Tanto que en 2022 llegaría la quinta parte de la saga, que coincidirá con los 80 años de vida de Ford. Ya no estará Spielberg en la dirección, reemplazado por James Mangold y nada se sabe del contenido. La única certeza es que la aventura estará servida, como ocurrió hace cuatro décadas.

Autor:

Gonzalo Zentner
Juan Ignacio Novak
El Litoral en Google News


Temas:

Además tenés que leer:




#Temas de HOY: EducacionSF  Inseguridad en Santa Fe  Rosario  Río Paraná  Colón  Unión  Clima en Santa Fe  Ariel Ramírez