https://static.ellitoral.com/img/logo-litoral.png El Litoral
El Litoral
Viernes 18.06.2021 - Última actualización - 18:06
17:56

A diez años del ascenso

Kudelka, un DT que se ofreció, armó un equipo nuevo y festejó

"¿Cómo puede ser que tiren tantos nombres y no nos llamen a nosotros?", le dijo Kudelka a un dirigente de Unión, hoy vicepresidente. El comienzo no fue bueno, hubo algunas tempestades y hasta dudas cuando se perdieron cuatro partidos seguidos, pero el premio al final llegó.

 Crédito: Archivo El Litoral / Pablo Aguirre
Crédito: Archivo El Litoral / Pablo Aguirre

Crédito: Archivo El Litoral / Pablo Aguirre

El Litoral en Google News



A diez años del ascenso Kudelka, un DT que se ofreció, armó un equipo nuevo y festejó "¿Cómo puede ser que tiren tantos nombres y no nos llamen a nosotros?", le dijo Kudelka a un dirigente de Unión, hoy vicepresidente. El comienzo no fue bueno, hubo algunas tempestades y hasta dudas cuando se perdieron cuatro partidos seguidos, pero el premio al final llegó. "¿Cómo puede ser que tiren tantos nombres y no nos llamen a nosotros?", le dijo Kudelka a un dirigente de Unión, hoy vicepresidente. El comienzo no fue bueno, hubo algunas tempestades y hasta dudas cuando se perdieron cuatro partidos seguidos, pero el premio al final llegó.

"Ibamos por la ruta entre Resistencia y Reconquista, y nombraban varios candidatos para dirigir a Unión y nos empezamos a dar manija. '¿Cómo puede ser que no nos llamen a nosotros, con la cantidad de nombres que tiran, si algo hicimos por el club?'. A la noche me llamó Fabián Brasca, un amigo de la comisión directiva, y le dije: '¿Cómo puede ser que ustedes ni siquiera nos tengan en cuenta, con la cantidad de técnicos que pasaron sin poder ascenderlo? Tengo la firme convicción de que si creen en nosotros, lo vamos a ascender'. A los dos días me hicieron una nota en El Litoral y en radio Sol y expresé lo mismo. Y el 25 de mayo de 2010, lo recuerdo bien porque estábamos festejando el cumpleaños de mi vieja en Freyre, me llamó Fabián. 'A las 7 de la tarde te espera mañana la Comisión Directiva para ver si vas a ser el técnico de Unión', me dijo. Fui a la reunión y repetí el discurso: 'Muchachos, ustedes me conocen. Si confían en mí, contrátenme que los voy a ascender. Y si no confían, no hay problemas, busquen a otro'. Al día siguiente me contrataron. Lo ascendimos en 2011 y en la temporada siguiente no tuvimos problemas en mantener la categoría".

 

Había pasado el primer año de gobierno de Luis Spahn. En ese momento, en el 2009, los que le pusieron el pecho a la difícil situación fueron Nery Pumpido (manager) y Fernando Alí (DT). El club estaba realmente muy mal, se hizo lo que se pudo, pero el proceso se cortó. Darío Kudelka era un hombre de la casa también. Cuando se fue Griguol, asumió la conducción interina y se "comió" 3 en la Bombonera. En ese momento, era el coordinador de inferiores en Unión. En la cancha estaba el Chulo Rivoira, que iba a ser el entrenador. Cuando los dirigentes se metieron en el vestuario, el Mago Capria habló en representación del plantel y pidieron por la continuidad de Kudelka. Unión se salvó del descenso, armó el equipo para la temporada siguiente y no tuvo buenos resultados. Se fue del club y arrancó de vuelta. Bajó a dirigir hasta la tercera categoría en varios equipos. Precisamente, lo ascendió a Boca Unidos de Corrientes a la B Nacional. Y desde allí venía cuando lo llamó a Brasca, hoy vice del club, a quién conocía de los tiempos que lo había dirigido en La Salle.

 

La historia no arrancó bien. Al triunfo en la presentación, ante Deportivo Merlo, le siguieron tres derrotas consecutivas. Se había armado un equipo nuevo, con la llegada de muchos refuerzos. En total, terminaron siendo más de 15. En esa primera parte de las 38 fechas, el equipo ganaba o perdía. Casi no tenía empates. Y además, con otra particularidad: le costaba menos ganar de visitante que hacerlo como local, tanto que en el balance final tuvo más triunfos afuera que en el 15 de Abril. Y si bien la cantidad de jugadores que llegó fue mucha, el equipo se terminó de acomodar cuando Kudelka encontró un esquema que le dio excelentes resultados: 4-4-1-1 para defender, 4-2-3-1 para atacar. Rosales como enganche y conductor; el Flaco Quiroga (goleador del equipo) actuando como referencia arriba, a veces aguantando la pelota para esperar la llegada de los volantes cuando la pelota salía despedida desde el fondo; dos volantes laterales con mucha llegada y desborde (Montero y Velázquez), para Pablo Pérez y Vidal para repartirse en la tarea de contención, con buen aporte futbolístico en el caso del jugador que llegó de Newell's y que tuvo una muy buena temporada en Unión.

 

 

Desde ya que la base de ese plantel fue la que luego se mantuvo en Primera, con algunos importantes retoques como fue la llegada de un arquero de excepción en Unión como Enrique Bologna. En esa primera temporada en la A, Unión llegó a los 50 puntos con un equipo que se adaptó a los rigores de la Primera División, fortalecido por un funcionamiento colectivo que en muchas ocasiones desplazó al lucimiento individual. Lamentablemente, Unión, como pasó en otras ocasiones, desarmó lo bueno que se había construido para volver a la A y para mantenerse, los jugadores se fueron, el técnico (Kudelka) duró cinco partidos y se inició una temporada que irremediablemente terminó con la vuelta al ascenso.

 

De aquélla campaña quedan hitos inolvidables, algunos muy buenos y otros no tanto, que hasta sembraron dudas en la parte final. Faltando doce fechas para el final, Unión ganó en Paraná y el retorno del plantel fue apoteótico. La gente esperó al micro con los jugadores a la salida del Túnel y la llegada al 15 de Abril demandó horas de viaje. Al partido siguiente fue derrota en Santa Fe con Gimnasia de Jujuy, victoria en Mar del Plata ante Aldosivi y una seguidilla de cuatro derrotas que inundaron de pánico la definición. Luego hubo una pequeña recuperación y la derrota ante Atlético de Rafaela (que fue el campeón, con apagón de luz en el momento final de los festejos rafaelinos) en el 15 de Abril, restando dos fechas para el final. Allí, el triunfo ante la CAI en Comodoro Rivadavia (gol olímpico de Soto Torres aprovechando el fuerte viento y otro de la Chancha Zárate a diez del final) lo puso al borde del ascenso, pero hubo que esperar ese encuentro del 18 de junio de 2011 ante Ferro, para festejar ante su gente en una tarde-noche llena de emociones en la avenida, que se prolongó durante varias horas con los jugadores paseando por la ciudad.

 

La seguridad de Limia, Avendaño y el Coto Correa en el fondo (ya aparecía Diego Barisone en ese plantel), la seriedad de Zurbriggen para ganarse un lugar en el equipo, la fortaleza del Gringo Maidana y del Changuito Cárdenas por el otro costado, más los nombrados Montero, Pablo Pérez, Vidal, Velázquez, Rosales y Quiroga, un "once" que terminó recitándose de memoria, como ocurre justamente con los grandes equipos, más un cuerpo técnico integrado por Darío Kudelka, la "Pepa" Armando, el profesor Mauro Cerutti y Gustavo Nepote, buena gente, responsables, capaces, trabajadores y exitosos.

 

La imagen de todos ellos llorando cuando se jugaban los minutos finales de ese partido con Ferro, la gente exultante, la invasión de cancha, la algarabía en el vestuario y el rostro juvenil de Diego Barisone, el jugador-hincha que había jugado cinco partidos en ese torneo y que festejaba el primero de sus ascensos, algo que repitió -ya con más protagonismo- en el 2014, antes de que la muerte le corte la vida y lo convierta en una leyenda.

Edición Impresa

El texto original de este artículo fue publicado en nuestra edición impresa.
Ediciones Anteriores | Edición Impresa

Autor:

Enrique Cruz
El Litoral en Google News


Temas:

Además tenés que leer:




Expertos argentinos detallaron la efectividad de la combinación de vacunas contra el coronavirus - Vacunación en CABA (archivo) -
Salud
De Santa Fe al mundo, vía La Plata -  -
Política
Analizan si los efluentes que tiñeron de rojo el agua provinieron de una empresa avícola - Los estudios de laboratorio, para analizar la carga orgánica en el agua; el pH; la demanda química y bioquímica, arrojarían resultados en unos 7 días. -
Los institutos terciarios santafesinos vuelven el lunes a clases presenciales - Instituto Superior 12 - Gastón Gori (ciudad de Santa Fe)  -
#Temas de HOY: La Educación Primero  Clima en Santa Fe  Elecciones 2021  Juegos Olímpicos Tokio 2020