https://static.ellitoral.com/img/logo-litoral.png El Litoral
El Litoral
Domingo 20.06.2021 - Última actualización - 15:09
15:05

Ha entrado algo de aire con el triunfo ante Uruguay

Un poco de oxígeno para la esperanza

Aún así, al mejor jugador del mundo, paradójicamente, se lo abandona en la soledad del laberinto. Nadie se le junta, se le acerca con convicción, con verdadera convicción, para crear una sociedad que genere daño al rival.

Lionel Messi se lleva la pelota ante la marca uruguaya. El Lionel Messi se lleva la pelota ante la marca uruguaya. El "10" está "enchufado" en esta Copa, jugó un gran partido ante los uruguayos, fue figura y autor de un golazo de tiro libre ante los chilenos y antes de empezar el torneo dijo que "estamos preparados para dar el golpe".
Crédito: Reuters

Lionel Messi se lleva la pelota ante la marca uruguaya. El "10" está "enchufado" en esta Copa, jugó un gran partido ante los uruguayos, fue figura y autor de un golazo de tiro libre ante los chilenos y antes de empezar el torneo dijo que "estamos preparados para dar el golpe". Crédito: Reuters

El Litoral en Google News



Ha entrado algo de aire con el triunfo ante Uruguay Un poco de oxígeno para la esperanza Aún así, al mejor jugador del mundo, paradójicamente, se lo abandona en la soledad del laberinto. Nadie se le junta, se le acerca con convicción, con verdadera convicción, para crear una sociedad que genere daño al rival. Aún así, al mejor jugador del mundo, paradójicamente, se lo abandona en la soledad del laberinto. Nadie se le junta, se le acerca con convicción, con verdadera convicción, para crear una sociedad que genere daño al rival.

José Luis Lanao (*)

 

Ha entrado algo de aire en la selección. Un poco de oxígeno para la esperanza. Para seguir creyendo. Veníamos de un tiempo quieto, vacío, concreto. Un fútbol viscoso, impenetrable. Sin saber si consumíamos o éramos consumidos. Paquetes de tópicos mentales, simples, poco articulados, emocionales, donde se cruzan realidades y se confunden los tiempos, conservando un mundo imaginario propio. Una falsa dimensión donde la capacidad individual se imponía sobre lo colectivo. Lo "mío" sobre lo "tuyo", en un vaivén permanente de irregularidades sin procesar. Uno se define por lo que afirma, no por lo que niega. Argentina se ancló en el aquí y ahora, escapando del ayer y del mañana, y fue en busca del "hoy". De un presente que le ofrecía una nueva oportunidad. Y la aprovechó. No del todo. Continúan amaneciendo sus habituales dolores de parto. Los de siempre. Ese empecinamiento bipolar de "entregar" el partido cuando mantiene la ventaja. Algo "cronificado" en la esencia de su espíritu futbolístico. Pero frente a Uruguay mostró otra imagen. Menos desdibujada. Sostenida en la enorme figura de Messi, en su capacidad para echarse el equipo a la espalda. Desde lo individual para marcar la diferencia creativa en las opciones ofensivas, y en el aporte colectivo como intento permanente de intentar juntarse, hacerse visible para el contacto, para la mezcla. ¿Para cuándo un socio de envergadura que lo acompañe? Que lo acompañe de verdad. Que se le pegue en la nuca, que lo tenga al pie, para asociarse, para crear, para divertirse. Al mejor jugador del mundo, paradójicamente, se lo abandona en la soledad del laberinto. Nadie se le junta, se le acerca con convicción, con verdadera convicción, para crear una sociedad que genere daño, problemas, dolor de cabeza al adversario.

 

Los primeros 25 minutos, Argentina le giró el rostro hacia la súplica a Uruguay. El temprano gol de Guido Rodríguez le ayudó a contener la ansiedad. Un sosiego que fue perdiendo en el transcurso de los minutos. Un comportamiento psicológico que se viene repitiendo y no desaparece. Favorecido por un equipo charrúa ausente, sin personalidad, con enormes carencias ofensivas. Para preguntarse cómo un conjunto con tantas y grandes individualidades presenta, año a año, una imagen tan preocupante.

 

 

 

Los cambios realizados por Scaloni -Molina y Acuña por Montiel y Tagliafico- no resolvieron la falta de profundidad. Aún así, Acuña, más metido en el partido, redondeó una actuación aceptable. Grata imagen de Guido Rodríguez, para seguir creyendo, y un cuarteto desdibujado: Lo Celso, Martínez, González y Palacios, como perfil de la cara amarga.

 

Argentina le pegó un mordisco de esperanza a la Copa América. Hinchó los pulmones de aire fresco y se fue entre penumbras con un resultado importante, trabajado. Con la alegría contenida, y con los miedos escénicos cicatrizando.

 

Sabemos que el fútbol que no podemos vivir, podemos soñarlo. Soñar es otra manera de vivir, más libre, más bella, más auténtica. Soñemos.

 

(*) Periodista y ex jugador de Vélez, Unión, clubes de España, y campeón Mundial Tokio 1979. Ex columnista del grupo multimedia español Vocento y Cadena radial COPE. (Gentileza de El Destape)

 

"San Messi", el Salvador

Ricardo Porta

En los últimos cuatro partidos de la Selección, vimos siempre lo mismo: Se mueve al ritmo de Messi. Cuando juega bien es porque lo está haciendo el 10. Cuando éste no aparece, se producen los preocupantes "baches" del equipo.
En una nota minutos antes del partido, al integrante del cuerpo técnico de Sabella, Claudio Gugnali me dijo: "Fui testigo de cómo en sus charlas tácticas, 'Pachorra' insistía en buscar el equilibrio, entre los fenómenos de arriba -Messi, Higuaín, Di María- mediocampo y defensa". Y tiene razón el ex DT de Unión. Al equipo le falta eso: identidad.
Así, es "Messidependiente". Si el mejor jugador del mundo estornuda, el resto del equipo ya tiene fiebre.
Algo para no perder de vista: así y todo, Argentina puede estar en la final. Seguramente, allí enfrentará al imparable Brasil...y "finales son finales"... Pero hasta aquí, no noto una maduración como consecuencia del trabajo.
Es preocupante porque no es el equipo de Maradona '86. Si bien Diego era el que hacía la diferencia, el resto aparecía cuando él se tomaba el recreo. Para mí, no alcanza con ésas ráfagas del mejor del mundo.
Hacía 7 meses que éste equipo no se juntaba para jugar. Pero teniendo en cuenta la jerarquía individual, ya van 4 partidos y sus entrenamientos y es muy evidente que hay un déficit y el DT no le encuentra la vuelta para solucionarlo.
 
El Litoral en Google News


Temas:

Además tenés que leer:




Más de 100.000 jóvenes se anotaron para terminar la secundaria - Santa Fe está entre las jurisdicciones de mayor participación, con 4900 registrados.  -
Educación
Duplican las compensaciones al transporte urbano e interurbano de pasajeros en la provincia -  -
Política
En Santa Fe, la semana próxima arrancaría la vacunación a menores por grupos priorizados - La reunión del Cofesa este martes, con los ministros de salud de todo el país. Estuvo Sonia Martorano. -
Área Metropolitana
La provincia de Santa Fe informó 65 fallecidos y 1.574 nuevos casos de Covid -  -
Covid: Argentina reportó 249 decesos y 16.757 nuevos contagios -  -
#Temas de HOY: Rosario  Entre Ríos  Clima en Santa Fe  Santa Fe 360  Colón  Unión  Juegos Olímpicos Tokio 2020  Elecciones 2021