https://static.ellitoral.com/img/logo-litoral.png El Litoral
El Litoral
Domingo 27.06.2021 - Última actualización - 24.09.2021 - 19:31
18:50

Columna de Neurociencias (por Dr. Hugo Valderrama)

Insomnio pandemia, la "resaca de no dormir bien": medidas a aplicar

 Crédito: Gentileza
Crédito: Gentileza

Crédito: Gentileza

El Litoral en Google News



Columna de Neurociencias (por Dr. Hugo Valderrama) Insomnio pandemia, la "resaca de no dormir bien": medidas a aplicar

Los porcentajes de población que padece trastornos del sueño se dispararon con la pandemia. La sumatoria de amenazas socioeconómicas, que provocan estrés casi permanente, junto a la pérdida de hábitos saludables para un buen descanso son las causas principales.

 

Torpe, irritable por todo, dificultad para recordar y razonar.... podrían ser síntomas de alguien que no durmió, como de alguien que ingirió alcohol. Estudios que compararon la deprivación de sueño, versus ingesta de alcohol, mostraron varias similitudes en las alteraciones mentales, motoras y de la conducta.

 

Unas de las redes más afectadas en ambos casos son las del lóbulo frontal del cerebro, detrás de nuestra frente. En ellas se destacan las neuronas que ponen freno a conductas impulsivas. La falta de descanso viene acompañada de mal humor.

 

Al sumarse la disminución de la comprensión, cualquier diálogo puede ser interpretado erróneamente como negativo. Los que toman conciencia de esa incapacidad transitoria piden “no me hables” luego de un mal descanso. Optan por no tener diálogo, al ser los culpables de discusiones absurdas.

 

La consolidación de la memoria se produce mientras dormimos. Por ello la dificultad de recordar hechos recientes ante la falta de un sueño reparador. Los reflejos también se ven disminuidos. Luego de 17 horas de vigilia, el rendimiento merma el equivalente a tasas de alcoholemia, incompatibles con la conducción.

 

Todas estas disfunciones afectan directamente la calidad de vida en general, incluyendo una gran desventaja en la actividad laboral.

 

Como si fuesen pocos puntos negativos, los trastornos crónicos del sueño, provocan la desregulación del sistema inmune. Nos enfermamos más cuando dormimos mal. Además de ser riesgos predisponentes para: enfermedades metabólicas como la diabetes, distintos tipos de cáncer, infartos cardíacos y accidentes cerebro vasculares.

 

La cantidad ideal de horas de sueño, varía de acuerdo a la edad de la persona y su actividad. En promedio, en la niñez entre 9-10 horas diarias, adolescencia 8-9 horas, en la adultez entre 7-8 horas y la persona mayor 6-7 horas.

 

La “higiene del sueño”, se refiere a un conjunto de medidas y conductas, necesarias para que el cerebro logre descansar lo necesario. Algunas de ellas:

 

 

Debemos prestar atención a estas conductas a modo de objetivos. El ejercicio de las mismas a mediano plazo (generalmente no menos de 6 meses) las transformará en hábitos automáticos.

 

Cuando estas medidas no son suficientes, o se encuentra impedido, es necesario realizar la consulta médica correspondiente, frente a la permanencia del trastorno del sueño.

 

El médico especialista deberá evaluar y explicar las posibilidades de tratamiento. Desde el no farmacológico que aún no esté realizando (terapia psicológica, meditación, etc), a sumar un tratamiento farmacológico evolutivo, de ser necesario.

Autor:

El Litoral en Google News


Temas:



El debate sobre la eutanasia vuelve al Congreso en 2022 - El proyecto plantea una regulación que respete "la autonomía y voluntad de poner fin a la vida de quien está en una situación de padecimiento grave, crónico e imposibilitante o de enfermedad grave e incurable, padeciendo un sufrimiento insoportable".
Por Emerio Agretti

Proyectos del radicalismo El debate sobre la eutanasia vuelve al Congreso en 2022

#Temas de HOY: Inseguridad en Santa Fe  Rosario  Río Paraná  Colón  Unión  Clima en Santa Fe  Coronavirus