https://static.ellitoral.com/img/logo-litoral.png El Litoral
El Litoral
Miércoles 30.06.2021 - Última actualización - 10:23
10:18

Música

Del carnaval a la introspección

En su nuevo álbum, “Mirar adentro”, el uruguayo Pablo Riquero abandona el espíritu colectivo de sus trabajos anteriores y su pasado murguero para proponer una labor más intimista. Solo la guitarra y la voz le alcanzan para una buscar ritmos y palabras en su interior. Todas las canciones incluidas en el álbum son de su autoría, aunque dejó lugar para citas a sus coterráneos Idea Vilariño, Alfredo Zitarrosa y Eduardo Mateo.

 

“Todo lo que uno canaliza y transmite a través de la música es lo que vive, tiene que ver con los lugares dónde está y dónde circula”, señala Pablo al tratar de explicar las motivaciones del nuevo disco. Crédito: Gentileza Rocío Coelho“Todo lo que uno canaliza y transmite a través de la música es lo que vive, tiene que ver con los lugares dónde está y dónde circula”, señala Pablo al tratar de explicar las motivaciones del nuevo disco.
Crédito: Gentileza Rocío Coelho

“Todo lo que uno canaliza y transmite a través de la música es lo que vive, tiene que ver con los lugares dónde está y dónde circula”, señala Pablo al tratar de explicar las motivaciones del nuevo disco. Crédito: Gentileza Rocío Coelho

El Litoral en Google News



Música Del carnaval a la introspección En su nuevo álbum, “Mirar adentro”, el uruguayo Pablo Riquero abandona el espíritu colectivo de sus trabajos anteriores y su pasado murguero para proponer una labor más intimista. Solo la guitarra y la voz le alcanzan para una buscar ritmos y palabras en su interior. Todas las canciones incluidas en el álbum son de su autoría, aunque dejó lugar para citas a sus coterráneos Idea Vilariño, Alfredo Zitarrosa y Eduardo Mateo.   En su nuevo álbum, “Mirar adentro”, el uruguayo Pablo Riquero abandona el espíritu colectivo de sus trabajos anteriores y su pasado murguero para proponer una labor más intimista. Solo la guitarra y la voz le alcanzan para una buscar ritmos y palabras en su interior. Todas las canciones incluidas en el álbum son de su autoría, aunque dejó lugar para citas a sus coterráneos Idea Vilariño, Alfredo Zitarrosa y Eduardo Mateo.  

 

El tercer disco de Pablo Riquero es un producto de su tiempo ya desde su propio título “Mirar adentro”. Editado en junio de 2021, adquiere profundidad si se buscan las claves en el contexto de las restricciones, las lejanías y la virtualidad. El cantautor uruguayo se distancia de sus pasados años en la murga para crear, tan solo con guitarra y voz (como aquella hermosa canción de su compatriota, Jorge Drexler) un universo sonoro “único, entrañable y auténtico”. Que está formado por una docena de canciones que incorporan las sensaciones diversas que emergieron después de su proceso de introspección, amalgamado con las múltiples influencias que marcaron su carrera. “Un poco fue por el contexto, otro poco por las ganas”, aseguró en una entrevista. 

 

 

-En el 2018 lanzaste “Se marea”, con evidente espíritu colectivo. Y en 2021, “Mirar dentro”, que claramente marca un cambio sustancial ¿Tuvo que ver con el contexto o ya estaba en vos esa premisa de ir de afuera hacia dentro?

 

-Siempre fui de componer con la guitarra, es algo muy arraigado. Entonces tengo eso de estar muy vinculado con ese instrumento. Nunca pensé mucho en las canciones para banda. Hasta que, en mi segundo disco “Se marea”, decidí hacerlo en ese formato y pensar los temas desde ahí. Lo que pasó con “Mirar dentro” fue que estaba viviendo en Buenos Aires y en abril de 2020 tuve que volver a Uruguay por la pandemia. Tenía pensado y planificado un disco con banda. Pero al no poder estar juntos se complicaba. Y también tenía bastantes ganas de armar un disco solo con guitarra. Así que decidí grabar “Mirar dentro” con guitarra y voces, yendo solo al estudio y trabajando con el técnico.

 

Foto: Gentileza Rocío Coelho

 

Hurgar

 

 

-¿Todo eso que comentabas se tradujo en las temáticas que indagaste para las letras de las canciones?

 

-Si, claro. En este disco hay una canción que es de 2005, que compuse cuando tenía 20 años y se llama “Lo más bonito de crecer”. Otras son de 2018 y 2019. Y hay cinco que fueron creadas en medio de la pandemia. Incluso, pocos meses antes de que salga el disco. Porque también la pandemia me llevó a una búsqueda más introspectiva, más profunda, de análisis, de hurgar y abrir la posibilidad de pensar sobre temas personales. El disco tiene esa búsqueda y logra no ser oscuro, tiene cierta luminosidad a pesar de que está hecho solo con guitarra. La búsqueda, ya lo dice el título, va por ese lado.

 

Esencia

 

-¿Hay, en las temáticas, alguna cuestión globalizadora o se abordan diversas cuestiones?

 

-La unidad temática, el espíritu o la esencia del disco es básicamente la misma. Hablar de temas existenciales, de cosas personales y de los vínculos. Trata muchos temas que tienen que ver con eso. Después, cada canción puede abordarlos de distintas maneras. Puedo estar hablando de un suceso personal, de algún vínculo con alguien, cantarle a lo perdido, al amor, o a temas más sociales. Pero creo que todo, en el fondo, habla de lo mismo. 

 

Foto: Gentileza Rocío Coelho

 

Citas

 

 

-Más allá de que la totalidad de las canciones son tuyas, hay una serie de citas a Idea Vilariño, Alfredo Zitarrosa, Eduardo Mateo ¿Por qué las incluiste?

 

-Primero porque son autores que admiro mucho. En el caso de Idea Vilariño, no tengo tan recorrida su obra, pero sí he leído cosas que me han gustado mucho. Se me ocurrió, entonces, recitar una poesía de Vilariño en el primer tema, porque me pareció que tenía que ver con la temática. El texto se llama “Desnudez total” y habla de lo que uno es, de sus defectos y de sus virtudes. A Zitarrosa lo vengo escuchando muchísimo. Y, en cuanto a Mateo, me pasó que el arpegio de la canción en la cual lo cito, sugiere su música. Son cosas a las cuales siempre ando atento porque me gustan mucho. Cuando estoy componiendo y veo que puedo generar una cita de algún autor, me parece que nutre.

 

La murga de ayer

 

-¿Cómo sentís que influye tu pasado de murguista desde muy joven además, en tus composiciones?

 

-El haber transitado tantos años por el carnaval, haber dirigido, haber sido arreglador, incide siempre, en todos los discos. Siempre a uno se lo puede asociar con eso. Pero, en realidad, no he transitado mucho la canción murguera. Si es cierto que hay guiños, arreglos, formas de cantar o rítmicas que vienen de ese ambiente. En este último disco quizás no hay tanto como en los anteriores, pero si hay un laburo en las voces y en los arreglos que dan idea de ese pasaje por el carnaval. Cuando compongo y grabo siempre se escapa algo de pensar la canción desde ese lugar. 

 

Foto: Gentileza Rocío Coelho

 

Paisajes

 

-Hay muchos entornos que podríamos asociar a tu biografía, tu infancia en Montevideo, el ir y venir permanente a Buenos Aires, tus tiempos en el porteño barrio de Boedo. ¿Cómo influyen todos ellos en tu música en general?

 

-Aparecen siempre. Todo lo que uno canaliza y transmite a través de la música es lo que vive, tiene que ver con los lugares dónde está y dónde circula. Las experiencias vividas se meten en las canciones. Entonces, todos los paisajes que uno ha compartido están. Son recuerdos que uno transforma en canción. 





 

Autor:

El Litoral en Google News


Temas:

Además tenés que leer:




#Temas de HOY: Inseguridad en Santa Fe  Rosario  Río Paraná  Colón  Unión  Clima en Santa Fe