https://static.ellitoral.com/img/logo-litoral.png El Litoral
El Litoral
Lunes 26.07.2021 - Última actualización - 27.07.2021 - 9:07
15:18

Covid-19

Córdoba: la causa por falsificar certificados de Covid aguarda un peritaje clave

El pasado 12 de abril, detuvieron a las bioquímicas Silvia Paola Villalón y Paola Andrea Lucero por el supuesto otorgamiento de constancias y certificados falsos de testeos de Covid-19.

 Crédito: Gentileza
Crédito: Gentileza

Crédito: Gentileza

El Litoral en Google News



Covid-19 Córdoba: la causa por falsificar certificados de Covid aguarda un peritaje clave El pasado 12 de abril, detuvieron a las bioquímicas Silvia Paola Villalón y Paola Andrea Lucero por el supuesto otorgamiento de constancias y certificados falsos de testeos de Covid-19.   El pasado 12 de abril, detuvieron a las bioquímicas Silvia Paola Villalón y Paola Andrea Lucero por el supuesto otorgamiento de constancias y certificados falsos de testeos de Covid-19.

Una prueba caligráfica podría agravar la acusación a las bioquímicas Silvia Villalón y Paola Lucero. Se analiza si hubo asociación ilícita. Vendían “constancias” de testeo negativo de coronavirus. Se las acusa de estafas y uso de documentos públicos y privados falsos.
 

El juez de Control N° 10 Juan Fernández López otorgó la prisión domiciliaria a una de las bioquímicas imputadas por vender certificados falsos de Covid-19 negativo. Previamente, en junio pasado, el magistrado confirmó la prisión preventiva dictada a Silvia Paola Villalón y Paola Andrea Lucero.
 

Lucero es la beneficiada con el encierro domiciliario debido a que tiene dos hijas menores de cinco años y problemas de salud. Por esto, se le permitió ir a su domicilio en la ciudad de Córdoba, con la colocación de una tobillera electrónica que garantiza que no se moverá de ese lugar.
 

Con la confirmación de las prisiones preventivas, el magistrado avaló lo actuado por el fiscal de Distrito 1, Turno 5, Gustavo Dalma, quien acusa a las bioquímicas por estafas reiteradas y falsificación y uso de documento público y privado falsos, todo en concurso real.

 

La denuncia fue realizada por el director del Laboratorio Gornitz.Foto: Gentileza

 

Lo importante a esta altura de la instrucción es la pericia caligráfica que espera Dalma para determinar si la redacción de la anamnesis que falsificaron pertenece a una de las dos bioquímicas. Este documento les permitió ingresar algunos de los análisis al Laboratorio Central de la Provincia. Si así se confirma, antes de la elevación a juicio la acusación se agravaría, pudiendo llegar a la imputación de asociación ilícita.
 

El pasado 12 de abril, Dalma detuvo a las bioquímicas Silvia Paola Villalón y Paola Andrea Lucero por el supuesto otorgamiento de constancias y certificados falsos de testeos de Covid-19.
 

La denuncia por estos hechos partió de un laboratorio de Villa María, cuyo titular es Pablo Gornitz. A partir del llamado de una persona que fue atendida por estas bioquímicas, dio a conocer el caso en la Justicia y se llegó a estas detenciones.

 


 

 

Además de la detención de las dos bioquímicas, la fiscalía de Dalma ordenó la imputación de Florencia Galetto como autora del delito de falsificación de documento privado y de Javier Lujan Zapata y Rodolfo Adrián Galetto como partícipes necesarios del delito de estafa. Estas tres personas permanecen en libertad.
 


Con el laboratorio central 


Para estafar a sus clientes, las dos bioquímicas detenidas por falsificar certificados de Covid 19 habrían usado una conexión en el interior del Hospital San Roque para obtener resultados de testeos con análisis de otras personas procesados en el Laboratorio Central que depende del Ministerio de Salud de la Provincia.

 

Esto quiere decir que además de usar el membrete de un laboratorio privado de Villa María, también se valieron de los resultados emitidos por el organismo oficial.
 

Se acusa a ambas bioquímicas de ofrecer sus servicios con la entrega de tarjetas en diferentes ámbitos. El “servicio” incluía testeos de PCR para determinación de Covid-19 a quienes concurrían de buena fe a hacerse la prueba.
 

Por el momento, se estableció que las bioquímicas cobraban entre seis mil y once mil pesos por cada análisis. La “ventaja” de este “servicio” era, entre otras facilidades, evitar las largas colas que se producen en los centros de testeo.
 

El ardid estafatorio incluía insertar datos borrosos debajo del membrete del laboratorio privado. De este modo, a las personas que se hacían el análisis les resultaba imposible comunicarse con ese lugar si surgía alguna duda.
 

El Litoral en Google News


Temas:

Además tenés que leer:




#Temas de HOY: La Educación Primero  EducacionSF  Clima en Santa Fe  Elecciones 2021  Alberto Fernández  Cristina Kirchner   Colón  Unión