https://static.ellitoral.com/img/logo-litoral.png El Litoral
El Litoral
Sábado 11.09.2021 - Última actualización - 16:29
15:19

El vice de la AAT de visita en Santa Fe

Tomás Lynch: "El tenis es 51 por ciento cabeza y 49 por ciento juego"

Fue jugador de Copa Davis en los tiempos de Vilas, tiene 74 años y dice que el mejor jugador que vio en su vida fue Illie Nastase. Hablo de todo, incluso de aquéllas peleas de Vilas con Clerc y de Del Potro con Nalbandián que impideron ganar antes la Copa Davis.

Tomás Lynch y una pasión que no se extingue por el tenis. A los 74 años, siendo uno de los máximos dirigentes del tenis argentino, este hombre que llegó a la cúspide en nuestro país a principios de los ´70, recorre el país dando clínicas gratuitas. Crédito: Guillermo Di SalvatoreTomás Lynch y una pasión que no se extingue por el tenis. A los 74 años, siendo uno de los máximos dirigentes del tenis argentino, este hombre que llegó a la cúspide en nuestro país a principios de los ´70, recorre el país dando clínicas gratuitas.
Crédito: Guillermo Di Salvatore

Tomás Lynch y una pasión que no se extingue por el tenis. A los 74 años, siendo uno de los máximos dirigentes del tenis argentino, este hombre que llegó a la cúspide en nuestro país a principios de los ´70, recorre el país dando clínicas gratuitas. Crédito: Guillermo Di Salvatore

El Litoral en Google News



El vice de la AAT de visita en Santa Fe Tomás Lynch: "El tenis es 51 por ciento cabeza y 49 por ciento juego" Fue jugador de Copa Davis en los tiempos de Vilas, tiene 74 años y dice que el mejor jugador que vio en su vida fue Illie Nastase. Hablo de todo, incluso de aquéllas peleas de Vilas con Clerc y de Del Potro con Nalbandián que impideron ganar antes la Copa Davis. Fue jugador de Copa Davis en los tiempos de Vilas, tiene 74 años y dice que el mejor jugador que vio en su vida fue Illie Nastase. Hablo de todo, incluso de aquéllas peleas de Vilas con Clerc y de Del Potro con Nalbandián que impideron ganar antes la Copa Davis.

"Tengo que dar una clínica en Pergamino y dije: ¿Cómo no voy a pasar por Santa Fe para visitar a mis amigos Rafael González Bosch y Daniel Beguelín?. Santa Fe es una de las provincias que visité desde joven. Los Gayalí también fueron íntimos amigos míos y competí muchísimo acá", dice Tomás Lynch mientras suelta una de las miles de carcajadas salpicadas de anécdotas. El hombre es vicepresidente de la Asociación Argentina de Tenis, recorre el país dando clínicas gratuitas. Todo esto lo hace a los 74 años y se nota que es un apasionado. Fue número 2 argentino en 1970, detrás de Julián Ganzábal. Al año siguiente jugó la Davis para Argentina. Y se enorgullece al decir que con Vilas jugó 5 partidos y ganó 3. "Después, él 'picó' y ya no hubo forma de alcanzarlo para ninguno de nosotros", señala este hombre que respira tenis hasta por los poros.

 

-¿Cómo era jugar Copa Davis con Guillermo Vilas?

 

-Muy distinto a estos tiempos... Mirá, el saque, por ejemplo, no era tan importante en polvo de ladrillo, las raquetas eran de madera, el golpe no era fuerte... Guillermo no era un gran sacador, yo tampoco. Entonces, los partidos eran largos, jugar cuatro o cinco horas era algo normal... Los sets terminaban 22 a 20, una locura... Hoy, con el tie break, ya eso no pasa.

 

-¿Fue Vilas el mejor tenista argentino de todos los tiempos?

 

-Sí, claro. Fue extraordinario... Creó una forma de jugar con efectos que no existía. Nos abrió las puertas a todos. Cuando él le ganó a Nastase en el 74, en Australia, arrancó el profesionalismo. Y allí apareció el dinero fuerte en el tenis.

 

-¿Tiene razón la gente cuando decía que el tenis era un club elitista y que se popularizó por Vilas?

 

-En ese momento había dos clubes grandes como el Buenos Aires Lawn Tenis y el Argentino. Yo venía del Discóbolo, que era un club chiquito, cinco canchas... Y me encontré con esos clubes que tenían 27... Era el deporte blanco y las marcas no hacían negocio. Estaba Pravia y alguna otra más. Con Vilas fue un boom impresionante. Remeras, raquetas, zapatillas, vinchas... Se popularizó todo.

 

-¿Cómo era jugar un partido de Copa Davis en el Buenos Aires Lawn Tenis?

 

-Las 15 mil o más personas que puedan entrar en un estadio, no afectan. El tenista está solo en la cancha y si uno está concentrado, no hay nada que pueda molestarlo. A veces se quejan cuando alguien se levanta en la tribuna o hace un ruido y para mí, esas son excusas. Si estás concentrado, nada te distrae.

 

-¿Por qué se dice que el tenista tiene que estar fuerte en lo mental?

 

-En tenis, el 51 por ciento, como mínimo, es la cabeza y el 49 por ciento como máximo es el juego... Mirá, te propongo un juego: hagamos de cuenta que lo pongo a Federer y al número 100 del mundo, ambos disfrazados de Power Ranger, a pelotear en el mejor estadio y repleto de público. Mientras están peloteando, les digo que apuesten quién gana... La mitad va a decir que gana uno y la otra mitad que gana el otro... Eso mientras estén peloteando, porque cuando empieza el partido, Federer va a ganar 6-0, 6-0, 6-0. ¿Por qué?, por la cabeza, no por el golpe... Los ponés a pelotear y no hay diferencias... Empieza el partido y se nota todo.

 

-¿Y cómo se entrena la parte mental?

 

-Nosotros no teníamos sicólogos, coaching, entrenadores ni nada. Yo les aconsejo a los chicos que aprendan ajedrez, ¿sabés por qué?, porque en el ajedrez, vos movés una pieza y ya sabés cuál vas a mover después y cuál va a ser la tercera... En el tenis es lo mismo. Una vez que golpeo, no tengo que esperar lo que haga el contrario sino que tengo que anticiparme. Federer la tiene a esa anticipación.

 

-¿Federer fue en estos tiempos lo que era Borg en los suyos?

 

-¡Puede ser!... Los partidos de Borg con Guillermo Vilas eran epopeyas... Borg era más frio, como Lendl o Federer... La cabeza es todo, no sólo para el tenis... Hay que hacer mucho coaching con el chico, ponerle objetivos e ir cumpliéndolos... No pretender que sea todo lo que puede ser de entrada... De a poquito, objetivos cortos y alcanzables.

 

-¿Fue injusto el tenis con Vilas al no ser el número 1?

 

-Fue el 1 moral... La puntuación de ese entonces, en el 77, no era como hoy... Puppo hizo un estudio durante años para demostrarlo y eso está en juicio... Pasaron muchos años, no es fácil.

 

-¿Cómo vivió aquélla enemistad entre Vilas y Clerc?

 

-Fui jugador a la par de Guillermo, en cambio Batata tiene diez años menos que yo, lo tuve como alumno... Era un chico divertido, jovial pero con problemas interiores como todos... El tenis es un deporte egocéntrico y aparecen cosas en los momentos difíciles. Vivimos esa situación con lástima... Esa final de la Davis en Estados Unidos en el 81 podríamos haberla ganado.

 

-¿Era posible que no se hablaran en un dobles?, porque en esa final estuvieron a punto de ganarle a la mejor pareja del mundo de ese momento...

 

El que habla es Rafael González Bosch. Quienes lo vieron jugar, dicen que en los tiempos de juveniles llegó a ser casi tan bueno como Guillermo Vilas. Guillermo Salatino, uno de los prestigiosos periodistas deportivos especializados en tenis, mantuvo hace unos días una larga entrevista con él en ocasión del cumpleaños de Vilas.Foto: Guillermo Di Salvatore

 

 

 

-Incidió en el resultado... Perdieron ahí nomás... ¡Y sin hablarse!... El problema era cuando la pelota iba al medio, era de los dos y ninguno de los dos iba... El dobles es eso, complementación, por eso se buscan los doblistas, no tienen que ser los mejores jugadores de singles... Es una especialización. Justamente vengo dando clínica y explicando cómo se juega el dobles... Inciden muchos aspectos... Fue una pena eso que ocurrió entre ellos.

 

-¿Cuál fue el mejor jugador que vio en su vida?

 

-¡Nastase!... Era un dotado... Yo recién aparecía y uno cuando recién sale, saca ídolos al instante... Tenía una ductilidad y un manejo increíble...

 

-¿Siente todavía el fuego interno?

 

-A mi no me gusta que digan: 'che, ¡qué bien que jugaba Tomás!'... Me gusta que digan: '¡che, qué bien que juega Tomás!'... Yo juego todos los días al tenis, entreno para ello, tengo 74 años y no me para ni la lluvia, ni el viento ni nada... El mejor sicólogo que tengo es ir a pegarle a la pelota... ¡Y es el más barato de todos! (risas).

 

-¿Le ofrecieron alguna vez ser capitán de Copa Davis?

 

-En el momento nuestro, estaba Furlong, que estuvo en 19 o 20 series. Hoy es distinto, cada jugador tiene su coach y por más que el capitán esté al lado de él, quién le dice las indicaciones es el coach que está detrás... Por eso, el capitán pierde ya el sentido que tenía en nuestra época.

 

 

-¿Por qué no ganamos aquélla final con España en Mar del Plata?

 

-Uff... En el 2008 nos invitaron a todos los jugadores de Copa Davis en vida para que fuéramos a la tribuna y sacarnos la foto con la copa... Sentíamos que ganábamos fácil porque Nadal no jugaba... Del Potro venía del Master y Nalbandián era un monstruo... Se cometieron errores gravísimos y fue una gran decepción... Y después, cuando menos lo pensábamos, se dio lo opuesto y se consiguió lo más preciado.

 

-¿Le cuesta hablar de eso?

 

-¿De aquélla final?

 

-Claro...

 

-... Los ídolos tienen su parte buenísima y también su egocentrismo que los lleva a peleas... Nalbandián y Del Potro no se hablaban y ahí se produjo la gran debacle... Mirá, las cosas quedan en casa, en el vestuario... Pero se comprobó a posteriori todo lo que pasó.

 

-Hablando de Del Potro, ¿podrá volver a un primer plano?

 

-El insiste, pero va a ser difícil... Los jugadores altos, como Juan Martín, tienen ventaja con su saque pero tienen problemas de movilidad... ¡Ojalá pueda volver!... No es difícil llegar lo que cuesta es mantenerse. Le pasó a Del Potro, a Coria... Federer, Nadal y Djokovic se mantienen por la mentalidad que tienen... Del Potro tiene esa fuerza mental y lo demostró en partidos increíbles que ganó...

 

-Y Gabriela Sabatini, ¿por qué no fue número 1?

 

- Gabriela fue una excepcional jugadora, ganó el US Open, no tenía buen saque, pero subía y tenía buena volea... Navratilova la alababa mucho... Dejó muy joven de jugar, mucho tuvo que ver la incidencia mental.

 

-¿Se puede generar un número uno en la Argentina?

 

-Llegar como lo hicieron Vilas o Clerc es muy difícil... Uno no quiere persuadirlos, espantarlos, pero llegan muy pocos... El camino es muy difícil... Mirá, mi hijo juega muy bien al tenis, pero jamás le inculqué a ellos que jueguen tenis, el camino es complicado... Cuando me pedían consejos, les decía que jugaran para divertirse y no para sacrificios.

 

-¿Cuál es el desafío de la Asociación Argentina de Tenis?

 

-¡Cumplir otros 100 años!... Nosotros queremos promover, difundir y desarrollar el tenis... En este último rubro vemos la parte física. Yo era muy chiquito cuando arranqué, después llegué a 1,76, pero ese es un detalle que habría que trabajar... Lo que pasa es que financieramente no es importante lo que recibimos y nunca llegamos a tener un Centro de Alto Rendimiento. Es una falencia que con la pandemia se agravó. Por eso vamos a cada provincia y tratamos, de manera presencial, de cubrir esa falencia... Es difícil.

 

-La última. El jugador de tenis gana dinero y gana fama. ¿Es feliz?

 

-¡Qué pregunta!... Agassi dijo que odiaba al tenis y que el padre hizo que juegue y juegue... Pero él odiaba al tenis... Lo primero es decidir qué es felicidad, yo iría por ese lado. La felicidad empieza con fe... No fe de religión, sino fe en lograr los objetivos... En los éxitos, tenés miles de amigos y cuando caés todo se diluye y allí vienen los golpes duros... Si uno no tiene fe y se cree más de lo que uno puede ser, se hace muy difícil la vida…

Edición Impresa

El texto original de este artículo fue publicado en nuestra edición impresa.
Ediciones Anteriores | Edición Impresa

Autor:

Enrique Cruz
El Litoral en Google News


Temas:

Además tenés que leer:




Confirmado: son "positivos" de la cepa Delta los 3 casos en el country El Paso -  -
Área Metropolitana
El escrutinio definitivo confirma el triunfo de Losada - Scarpin en Juntos por el Cambio - Losada y Barletta, ganadores de la interna de Juntos por el Cambio, estarán el martes en CABA. -
Política
La provincia de Santa Fe confirmó 14 muertes y 89 nuevos casos de Covid-19 -  -
Coronavirus: Argentina reportó 158 fallecidos y 2.308 nuevos contagios -  -
#Temas de HOY: La Educación Primero  EducacionSF  Clima en Santa Fe  Elecciones 2021  Alberto Fernández  Cristina Kirchner