https://static.ellitoral.com/img/logo-litoral.png El Litoral
El Litoral
Jueves 07.10.2021
17:12

Crítica

Un sujeto poético elusivo

 Crédito: Captura digital
Crédito: Captura digital

Crédito: Captura digital

El Litoral en Google News



Crítica Un sujeto poético elusivo

Por Augusto Munaro

 

Revientacaballos, primer poemario de Eleonora González Capria, logra instaurar una mirada condensada que se ramifica en versos sustancialmente visuales, donde el concepto paradójico casi siempre impera. "Me dijo andá a la sombra, / dormí tranquila, / pero dejó dos ojos / que me picaban sobre la piel / hasta en los sueños. / Sobre las zarzas y los espinos, / por las orugas y las arañas." ("El zorro"). Cada poema construye una atmósfera de imágenes sugestivas, que van así poblando micromundos donde las sensaciones tienden a la entropía. De la mezcla surgen emociones muy precisas. Tan espesamente narrativas, en algunos casos, que por paradoja, de hecho, se tornan líricas. Series de imágenes que se confluyen en tensión, hacia la trama abierta. La fluidez del verso, a veces algo encrispada, otorga a cada pieza, un tono de sonoridad mesurada. Hay un dominio técnico, a favor del ritmo irregular. Así el lector llega a felices combinaciones de sentido, modos inesperados del deslumbramiento. "Cruzamos el océano esa tarde / en el vientre plateado de los peces" ("La gran ola"). El espíritu dislocado del libro se ofrece, acaso, como un plan trazado por una autora que tiende a pensar en "escenas". Animales, mares, sensaciones pertenecientes a la infancia, y los afectos de personajes tocados por la gracia del poema. Un sujeto poético elusivo.

 

En Revientacaballos todo es premeditado, nada guarda aquí un sentido directo, es decir, de dirección única. La técnica tiene algo de faulkneriano: es un constante dar vueltas alrededor de algo que no se puede dilucidar con facilidad. Invita a la reflexión permanente. ¿Estilo o impericia? ¿Expresividad o limitación? González Capria explora la aventura del nombrar a través de los interrogantes que depara lo real. "Salí siempre a las horas avisadas / de luz pálida y sombra larga / sola en silencio de abeja y arándano / lleno el bolsillo con las entrañas frescas de los peces". ("Canada"). Imágenes que aseguran su funcionamiento a partir del asombro, en la permanencia del asombro.

 

González Capria (Bs. As., 1983) es traductora literaria y docente de traducción. Tradujo, entre otros, a Lydia Davis, Gianni Rodari y Frank O'Hara, y fue becaria residente de centros internacionales de traducción literaria en Canadá, Gran Bretaña y Suiza. Además, forma parte del consejo editorial de Hablar de Poesía, revista dedicada a la difusión y crítica. Revientacaballos lleva una contratapa firmada por María Negroni.

Edición Impresa

El texto original de este artículo fue publicado en nuestra edición impresa.
Ediciones Anteriores | Edición Impresa

El Litoral en Google News


Temas:



#Temas de HOY: Inseguridad en Santa Fe  Rosario  Río Paraná  Colón  Unión  Clima en Santa Fe