https://static.ellitoral.com/img/logo-litoral.png El Litoral
El Litoral
Jueves 07.10.2021 - Última actualización - 09.10.2021 - 15:04
19:56

Preso pero activo

Un fiscal de Rosario propuso "no investigar más a Guille Cantero: hay que sacarle el teléfono"

Pablo Socca imputó este miércoles a 16 personas ligadas a la banda “Los Monos” por homicidios, balaceras, usurpaciones y narcomenudeo.

Medidas de seguridad dispuestas durante el último juicio a Medidas de seguridad dispuestas durante el último juicio a "Guille" Cantero.
Crédito: Marcelo Manera

Medidas de seguridad dispuestas durante el último juicio a "Guille" Cantero. Crédito: Marcelo Manera

El Litoral en Google News



Preso pero activo Un fiscal de Rosario propuso "no investigar más a Guille Cantero: hay que sacarle el teléfono" Pablo Socca imputó este miércoles a 16 personas ligadas a la banda “Los Monos” por homicidios, balaceras, usurpaciones y narcomenudeo. Pablo Socca imputó este miércoles a 16 personas ligadas a la banda “Los Monos” por homicidios, balaceras, usurpaciones y narcomenudeo.

El fiscal de Rosario que imputó a 16 personas ligadas a la banda “Los Monos” por homicidios, balaceras, usurpaciones y narcomenudeo, sugirió hoy "no investigar más" al condenado líder de la narcobanda Ariel "Guille" Cantero, pero reclamó que "hay que sacarle el teléfono" de la celda en la que se encuentra encerrado en la cárcel de Marcos Paz.

 

El fiscal Pablo Socca, que en una audiencia realizada ayer imputó por diversos delitos a 16 jóvenes que operaban en un barrio de Rosario en nombre de Cantero, recordó que 12 de ellos ya estaban presos previamente por similares infracciones.

 

“Estoy harto de investigar y al poco tiempo darme cuenta que los delincuentes ya están presos. De esas 16 personas, 12 ya estaban presas por homicidios, balaceras o portación de armas”, se quejó hoy Socca.

 

 

 

 

 

 

 

La organización que investigó en conjunto con fiscales federales de esta ciudad tiene como líder a Pablo Nicolás Camino, quien cumple una condena en la Unidad Penitenciaria 11 de Piñero por el homicidio -también en la cárcel- de Ariel “Tubi” Segovia, asesinado en 2018 en el penal santafesino de Coronda donde estaba alojado por su presunta participación en cuatro crímenes.

 

De acuerdo a la investigación, este grupo liderado por Camino que fue desbaratado el fin de semana pasado a lo largo de 84 allanamientos realizados por fuerzas federales y provinciales, responde a la jefatura de Ariel “Guille” Cantero, quien da las órdenes desde el penal federal de Marcos Paz, donde cumple siete condenas.

 

El fiscal Socca dijo hoy que a Cantero “las condenas no lo debilitan, al contrario lo empoderan y le permiten seguir haciendo lo que hace”.

 

La semana pasada el jefe de “Los Monos” fue condenado a 22 años de prisión por siete balaceras a domicilios de jueces y edificios judiciales, ordenados también desde la cárcel.

 

“En mi rol de fiscal me pregunto para qué sirven estas investigaciones”, dijo Socca hoy en declaraciones a Radio Dos de Rosario.

 

Agregó que “no hay que investigar más a ‘Guille’ Cantero, tiene condenas por 84 años, ¿qué estamos haciendo, gastando plata en policías, fiscales, jueces y operativos, para qué?”

 

Y planteó que “lo único que hay que hacer es impedir que tenga acceso a un teléfono”.

 

 

 

 

 

 

“¿Para qué quiero meter presa gente que ya está presa, no entiendo lo que estoy haciendo?”, dijo el representante del Ministerio Público de la Acusación (MPA) santafesino, para agregar que “al final estas investigaciones sirven para exponer la falencia del Estado, que son las cárceles”.

 

En la misma línea, Socca recordó que en la audiencia de ayer dijo "que esto es una empresa criminal y la sede principal de la empresa está en la cárcel, y otras sedes están afuera con la gente que le queda”.

 

Las 16 personas imputadas ayer por tiroteos, usurpaciones, narcomenudeo y amenazas son jóvenes de entre 20 y 30 años que, de acuerdo a la investigación, responden a las órdenes de Cantero y de otro preso por homicidio, Leandro “Pollo” Vinardi.

 

Según la investigación, controlan diferentes puntos de venta de estupefacientes en el barrio Godoy, ubicado al oeste de Rosario, y en las localidades santafesinas de Villa Gobernador Gálvez y San Lorenzo.

 

Aunque también se dedican a extorsiones y cobrar “seguridad” a otros vendedores de drogas, agregaron las fuentes.

 

Edición Impresa

El texto original de este artículo fue publicado en nuestra edición impresa.
Ediciones Anteriores | Edición Impresa

El Litoral en Google News


Temas:

Además tenés que leer:




#Temas de HOY: EducacionSF  Inseguridad en Santa Fe  Rosario  Río Paraná  Colón  Unión  Clima en Santa Fe  Ariel Ramírez