https://static.ellitoral.com/img/logo-litoral.png El Litoral
El Litoral
Viernes 08.10.2021 - Última actualización - 16:59
16:52

Entrevista

Rolvider Santacroce: "Nos propusimos tener una ciudad con impronta propia y sobre todo desarrollarla"

El intendente de Funes, Rolvider Santacroce, charló mano a mano con El Litoral y explicó el porqué del gran cambio que está teniendo la ciudad. Entre otras cosas, dijo que quiere “ser parte de un capítulo de la historia alegre de la ciudad”.
 

 Crédito: Captura de pantalla
Crédito: Captura de pantalla

Crédito: Captura de pantalla

El Litoral en Google News



Entrevista Rolvider Santacroce: "Nos propusimos tener una ciudad con impronta propia y sobre todo desarrollarla" El intendente de Funes, Rolvider Santacroce, charló mano a mano con El Litoral y explicó el porqué del gran cambio que está teniendo la ciudad. Entre otras cosas, dijo que quiere “ser parte de un capítulo de la historia alegre de la ciudad”.   El intendente de Funes, Rolvider Santacroce, charló mano a mano con El Litoral y explicó el porqué del gran cambio que está teniendo la ciudad. Entre otras cosas, dijo que quiere “ser parte de un capítulo de la historia alegre de la ciudad”.  

Por Rodrigo Sánchez


Para entender el presente hay que hacer una breve reseña del pasado. La ciudad de Funes era aquella que tenía una vida de un pueblo tradicional de lunes a viernes y se activaba los fines de semana, cuando aquellos rosarinos iban a descansar un par de días del ruido de la gran urbe. Como consecuencia de esto, los aportes gubernamentales no eran tan importantes como para realizar el gran cambio. Pero el tiempo pasó, inmobiliarias importantes lotearon en sectores que antes sólo conocían el cereal y con los créditos de la Nación la gente empezó a comprar para proyectar su futuro. Familias jóvenes, en su mayoría, aprovecharon para construir en definitiva su casa e instalarse como unos funenses más. Producto de lo mencionado, Funes pegó un salto habitacional muy grande en poco tiempo. “El pueblo” quedó chico y la infraestructura atrasada.



Pasaron casi tres gestiones locales que no supieron aprovechar la oportunidad y con malos manejos le terminaron causando un daño a la ciudad. Pero ahora parece que todo empieza a cambiar. Desde la asunción de Rolvider Santacroce, más conocido como el “Roly”, la infraestructura se va pareciendo más a la gran ciudad que la de aquel pueblo conservador. El intendente, charló mano a mano con El Litorall y manifestó cómo encontró todo en los primeros días: “El obrador municipal era un cementerio de fierros y no le podíamos dar servicio a la gente porque no teníamos ningún tipo de herramientas y que iba más allá del endeudamiento que era conocido. Sé de gente que ya no querían vivir más en nuestra ciudad porque era similar a un basural a cielo abierto. Pero eso es porque se hicieron muy mal las cosas durante veinte años, no fue sólo un periodo. Más allá del desmanejo económico y financiero que se hizo, también hubo una práctica que perjudicó mucho la ciudad. Hubo muchos jóvenes entre los 18 y los 25 años que no tenían posibilidades de trabajo porque no había fuentes que la generen ya que empresas importantes de Rosario tenían a Funes como una ciudad dormitorio. Yo primero fui seis años concejal así que sabía que los balances en la tesorería no eran de los mejores. Nos propusimos tener una ciudad con impronta propia y sobre todo desarrollarla. En el medio nos agarró una pandemia, pero así y todo teníamos que demostrarles a los habitantes que no éramos más de lo mismo. Pusimos en marcha un plan de infraestructura para que los empresarios importantes vengan a invertir a la ciudad y de esa manera poder generar fuentes de trabajo y lógicamente generar recursos económicos para el municipio”. “Omar Peroti fue un sostén importantísimo ya que en la historia de la ciudad jamás hubo un gobernador que haya invertido tanto dinero como él hizo para poder hacer obras de infraestructuras millonarias como la de pavimento, cloacas y agua potable. Inclusive esas que a muchos barrios nuevos les habían cobrado, pero jamás fueron efectuadas, siendo así una estafa para las personas”, agregó.

 

“Si bien hay que decir que tanto Juvenal Rimini, como Mónica Tomei y Diego Barreto fueron gobiernos que han dejado mucho que desear ya que solamente tenés que recorrer la ciudad para darte cuenta. De todas maneras, yo trato de no hablar demasiado del pasado porque la gente no quiere, sino que pretenden ver el presente y hoy en día los ciudadanos tienen esperanza, que en los tiempos que corren no es poca cosa”.

 

Ya con 220 nuevas cuadras pavimentadas y con un proyecto que pretende sumar otras 700, con la colocación de 1.000 luminarias led, con plazas totalmente renovadas, con obras de cloacas y agua potable en marcha, Funes tiene otra cara. Por ese motivo, le consultamos a Santacroce cómo hizo para obtener recursos económicos y así lograr el cambio, “tenemos un plan de plusvalía donde todos aquellos que vienen a invertir a Funes tienen que pagarle a la Municipalidad, que es una sociedad de Estado. Las dos obras grandes son aportes del gobierno provincial, las cuales son el tendido de cloacas y la pavimentación en aquellas arterias primarias de casi todos los barrios porque no teníamos. El dinero con que hoy cuenta la Municipalidad para estas obras y otras paralelas es gracias al aporte mencionado y a la plusvalía de los inversores. Gracias a eso hemos comprado camiones, regadores, motoniveladoras, hemos hecho los motores nuevos a casi todas las palas, las retroexcavadoras, hemos cambiado las cubiertas y todas esas grandes herramientas de trabajo que dejamos en óptimas condiciones. Además, estamos presentado un proyecto en Assa para la planta de ósmosis inversa y en el cual ya hay un avance importante. De hecho están haciendo el estudio hídrico. Esto para que tengan agua potable para los barrios Funes City, Funes Norte más catorce manzanas que quedaron hace cincuenta años. Y por último, ya compramos 16 mil metros de fibra óptica y calculamos que en los primeros días de noviembre vamos a tener en los cinco ingresos más importantes de la ciudad lectoras de patente y facial para de esta manera tener bien monitoreado quién ingresa y quién egresa de Funes. Pasamos de tener nueve cámaras a 120 en la actualidad y estamos comprando 100 cámaras más”.

 

Para cerrar, desde El Litoral le preguntamos al intendente cómo veía a la ciudad en quince o veinte años y dijo: “Es la ciudad del futuro. Nosotros estamos haciendo los cimientos de una gran localidad y estoy convencido que las personas que vengan detrás de mí van a tener la vara muy alta para que realmente sigan un proyecto que es ni más ni menos que el desarrollo de la ciudad y poder ser parte de un capítulo de la historia alegre de Funes”.

 

Según cuentan en la Municipalidad, todo pasa por Santacroce. Nada puede hacerse sin su aprobación, ya que entiende que es la mejor manera de administrar los recursos. Da toda la sensación de que “el Roly” no pretende ser un intendente más. De momento todo camina sobre ruedas, sólo el futuro dirá si es así. La transparencia, la seriedad, el trabajo y el cumplir con la palabra, por sobre todas las cosas, marcarán su estadía.

El Litoral en Google News


Además tenés que leer:




Un año sin ferias
Por Mario Cáffaro

Definirá el Senado Un año sin ferias 'saladitas'

#Temas de HOY: Inseguridad en Santa Fe  Rosario  Río Paraná  Colón  Unión  Clima en Santa Fe