https://static.ellitoral.com/img/logo-litoral.png El Litoral
El Litoral
Lunes 11.10.2021 - Última actualización - 13.10.2021 - 15:27
8:08

Sobre crímenes y misterios

Así trabaja la "CSI santafesina"

Se trata de la Dirección de Criminalística y Forense de la Agencia de Investigación Criminal (AIC). Su trabajo es fundamental en el destino de toda investigación.

 Crédito: El Litoral
Crédito: El Litoral

Crédito: El Litoral

El Litoral en Google News



Sobre crímenes y misterios Así trabaja la "CSI santafesina" Se trata de la Dirección de Criminalística y Forense de la Agencia de Investigación Criminal (AIC). Su trabajo es fundamental en el destino de toda investigación. Se trata de la Dirección de Criminalística y Forense de la Agencia de Investigación Criminal (AIC). Su trabajo es fundamental en el destino de toda investigación.

La analogía del título no es caprichosa. Al igual que en la exitosa serie televisiva, la Dirección de Criminalística y Forense de la AIC juega un papel crucial en el destino de todas las investigaciones que se hacen en la provincia de Santa Fe.

 

Sus trabajos son siempre trascendentes. Permiten saber -por ejemplo- si una muerte fue accidental, si fue un suicidio, un deceso natural o si se trató de un crimen. Si un documento es legal o una estafa. Si una mujer sufrió abuso o violación, por citar solo algunas de las múltiples variantes que existen en el mundo del delito.

 

 

Jamás confunden su rol. Saben que son auxiliares de la justicia y una de las partes que conforman un todo dentro de un proceso judicial. Es por eso que sus conclusiones se convierten, en la mayoría de los casos, en una herramienta primordial utilizada por los fiscales para formular su acusación y por los jueces para dictar sentencia.

 

Su base de operaciones está en la ciudad de Recreo, en un sector de las instalaciones donde otrora funcionó el liceo militar Gral. Manuel Belgrano. Allí está lo que ellos denominan el “laboratorio”. El lugar donde de manera silenciosa, casi imperceptible, un grupo de hombres y mujeres realizan pruebas, cotejos, análisis, etc tratando de descubrir “la prueba” o el dato clave que dilucide un hecho policial. 


 

 

-¿Es correcto pensar que en este lugar se hace algo similar a lo que se ve en la ficción CSI ?

 

 

-Sí, es correcto pensar eso. Aquí funciona lo que también llamamos Policía Científica. Estamos a cargo de todos los peritajes científicos y técnicos.Tenemos bastante tecnología a disposición para eso”, dijo a modo de presentación Marcelo Zoratti, director general de la Agencia de Investigación Criminal (AIC). 

 

 

 

“Todo lo que se levanta en el lugar del hecho -tarea que hacen los peritos-, se preserva el lugar, se fijan los indicios, se los recolecta y luego son trasladados a este edificio donde se hacen las ampliaciones más específicas que la justicia necesita para llegar a una verdad absoluta.

 

El peritaje si bien no es vinculante, es decir, el juez no puede basar toda su sentencia en ese trámite. Pero ante un resultado científico es muy difícil que la justicia se aparte de ese dictámen. 

 

 

Por ejemplo una huella dactilar que identifica a X persona, un proyectil extraído de la escena y cotejado con un arma que dice fue disparado por ese arma, es una prueba científica irrefutable”, remarcó Zoratti.

 

 


 

Peritaje mata declaración

 

“Las declaraciones, como dice la bibliografía, es la prueba más endeble. Porque el testigo opina en base a lo que ve, a lo que percibe, a su educación y a veces puede ser inducido. En cambio el peritaje va a decir realmente cómo fue un hecho. 

 

Por ejemplo, en un disparo se va a saber con qué arma se hizo, cuál fue su trayectoria, la distancia donde estaba el tirador, etc. Eso son datos objetivos, científicos, que se pueden volver a ver, reconstruir y van a dar el mismo resultado.

 

 

 

 

Equipo interdisciplinario

 

Muchos de los casos que son investigados deben ser abordados por el Equipo Interdisciplinario de la AIC. (Jefa subinspector Carla Pinto; psicólogas Reynoso Alejandra y Fernanda Gorengein.

 

Esta sección está formada por ocho profesionales: dos psiquiatras; una trabajadora social y cinco psicólogos. 

 

“Nuestro trabajo consiste en hacer guardias, las 24 horas, los 365 días del año. No solamente guardias médicas sino psicológicas y atender todo lo que sucede ese día. Además hacer otro tipo de peritajes complejos o psicosociales”, nos explican la jefa del E.I., subinspector Carla Pinto junto a las psicólogas Alejandra Reynoso y Fernanda Gorengein.

 

Una pericia compleja puede ser una autopsia picológica, un informe interdisciplinario en caso de femicidio; un psico-social en caso de abuso sexual agravado por el vínculo, intrafamiliar. Eso demanda mucho tiempo, mínimo 6 meses.

 

Autopsia psicológica: es una investigación retrospectiva indirecta que se utiliza cuando la causa de la muerte no se puede establecer de manera certera. Teniendo en cuenta que la causa de muerte puede ser natural, accidental, homicidio o suicidio. Cuando la etiología no se conoce lo que se hace es reconstruir la vida del que falleció. Conocer su personalidad, como el desempeño con sus vínculos, etc. con especial atención el tiempo inmediato anterior a su deceso. Ahí podemos conocer su modo de pensar y se busca aproximarse a una causa probable o descartar otras en caso de muerte dudosa.

 

Perspectiva de género: es una herramienta conceptual que utilizamos para comprender las diferencias o desigualdades que hay entre varones y mujeres. Como esto produce violencia de todo tipo en los vínculos de pareja hasta llegar incluso a la muerte.

 

Estas teorías de género nos permiten comprender estas causas de muerte de manera más integral que si no las tuviésemos en cuenta habría elementos que pasaríamos por alto.

 

 

Daño psíquico: es una pericia psicológica que realizamos a víctimas adultas que denuncian violencia de género o haber sido abusadas de niñas. El objetivo es realizar un proceso psicodiagnóstico donde podamos identificar indicadores psicológicos que son atribuibles a haber transitado una vivencia disruptiva o una vivencia traumática y luego identificar si esos indicadores psicológicos son compatibles con las secuelas habituales en las víctimas de ese tipo de delitos.

 

Lo específico del daño psíquico es que se comprueba la existencia de una psicopatología causada por la violencia traumática y los efectos que eso generó tanto a nivel personal, laboral, familiar, etc.

 

 

 

 

Equipo

 

 

Edición Impresa

El texto original de este artículo fue publicado en nuestra edición impresa.
Ediciones Anteriores | Edición Impresa

El Litoral en Google News


Temas:

Además tenés que leer:




#Temas de HOY: Inseguridad en Santa Fe  Rosario  Río Paraná  Colón  Unión  Clima en Santa Fe  Coronavirus