https://static.ellitoral.com/img/logo-litoral.png El Litoral
El Litoral
Domingo 24.10.2021 - Última actualización - 11:43
11:39

Impacto ambiental

Mar del Plata: denuncian que los balnearios privados se roban la arena de la playa pública

Organizaciones comunitarias de la zona sur aseguran que es algo que se repite todos los años y piden que el municipio controle.

 Crédito: Captura de pantalla
Crédito: Captura de pantalla

Crédito: Captura de pantalla

El Litoral en Google News



Impacto ambiental Mar del Plata: denuncian que los balnearios privados se roban la arena de la playa pública Organizaciones comunitarias de la zona sur aseguran que es algo que se repite todos los años y piden que el municipio controle. Organizaciones comunitarias de la zona sur aseguran que es algo que se repite todos los años y piden que el municipio controle.

Es una práctica que se volvió costumbre en Mar del Plata. Lo confirman las diferentes organizaciones de vecinos de la zona que año tras año insisten con que se le ponga un freno a la situación. La escena se repitió ayer a la mañana: una excavadora a metros del mar, recoge arena para luego trasladarla varios metros hasta el lugar donde se monta el balneario privado.

 

En esta oportunidad sucedió en el balneario Bocas del Toro pero es una práctica que se naturalizó principalmente en las playas de la zona sur. Los vecinos del lugar, nucleados en diferentes organizaciones, hicieron la denuncia rápidamente y lograron que se interrumpa la actividad pero insisten en “la falta de control oficial por parte del municipio”. “Además de extraer arena de la playa pública para llevarla al sector privado, es un deterioro del recurso turístico”, remarcó la integrante del Colectivo Faro de la Memoria, Karina Huarte.

 

En algunos casos, el movimiento de arena se realiza con autorización del municipio, como ha sucedido en Playa Grande. Sin embargo, en el sector del sur, al no haber Unidades Turísticas Fiscales, el espacio está concesionado a privados. “Es una práctica que está naturalizada en Mar del Plata desde hace varios años. En esta época empiezan a verse maniobras para llevar arena hacia el sector de las carpas lo que permite que se levante el nivel y funcione como una protección”, sostuvo Huarte.

 

Las organizaciones Colectivo Faro de la Memoria, Asamblea Verde Mundo y Asamblea Vecinos por espacios públicos de Acantilados son las organizaciones que denuncian estas prácticas e intentan controlar dentro de sus posibilidades. “Somos los cuidadores del lugar. No hay guardaparques y los propios vecinos hacemos lo posible para controlar. Tenemos una red y el que está más cerca, llega”, señalaron.

 

Tras el llamado de los vecinos, personal de Policía Ecológica se presentó en el lugar y se detuvo el movimiento de arena mientras que el Ministerio de Energía intervendrá en el caso.

 

Los vecinos del lugar señalaron que la primera denuncia se realizó en 2016 en el balneario Horizontes del Sol y a partir de ese momento, la situación se repitió en diferentes lugares. El año pasado, el Colectivo Faro de la Memoria denunció el movimiento de arena realizado con máquinas retroexcavadoras, durante los meses de mayo y junio de 2020 en el sector de Playa Alfar, por considerar que “alteran profundamente la composición del ambiente”.

 

La denuncia se formalizó a través de una nota presentada ante el Organismo Provincial para el Desarrollo Sostenible (OPDS), el Honorable Concejo Deliberante de General Pueyrredon y la Subsecretaría de Turismo de la Provincia de Buenos Aires.

 

“Altera el equilibrio”

El licenciado en Geología y doctor en Ciencias Naturales Investigador superior del Conicet, Federico Isla, se refirió al impacto ambiental que genera el movimiento de arena y explicó que al final del invierno, la playa adquiere dos superficies horizontales. La más alta (donde ubican las carpas) se denomina berma de tormentas y la más baja, berma de mareas. “Hay una acumulación que se da cuando se recuperan las playas en primavera. Cuando los concesionarios ven esa acumulación de arena, se apuran a tomarla y llevarla para el sector de la arena seca y es una práctica que hace que se altere el equilibrio natural de la playa”, explicó.

 

El científico agregó que como consecuencia de ese movimiento, cuando llega un oleaje mayor “directamente erosiona la playa alta, sin el berma de mareas que la protege de modo que es muy común que las tormentas creen escarpas sobre bermas modificadas por la acción de las topadoras”.

El Litoral en Google News


Temas:

Además tenés que leer:




#Temas de HOY: Inseguridad en Santa Fe  Rosario  Río Paraná  Colón  Unión  Clima en Santa Fe  Coronavirus