https://static.ellitoral.com/img/logo-litoral.png El Litoral
El Litoral
Viernes 05.11.2021 - Última actualización - 8:05
7:50

Memorias de Santa Fe

Una de Al Capone en la Santa Fe del siglo XX: fabricaban bebidas alcohólicas y fueron detenidos

En 1934, la policía descubrió una destilería clandestina en barrio Villa María Selva. Los responsables eran dos españoles. Fue un año después del fin de la Ley Seca en Estados Unidos.

La venta de bebida ilegal, uno de los delitos más frecuentes en las primeras décadas del siglo XX Crédito: GentilezaLa venta de bebida ilegal, uno de los delitos más frecuentes en las primeras décadas del siglo XX
Crédito: Gentileza

La venta de bebida ilegal, uno de los delitos más frecuentes en las primeras décadas del siglo XX Crédito: Gentileza

El Litoral en Google News



Memorias de Santa Fe Una de Al Capone en la Santa Fe del siglo XX: fabricaban bebidas alcohólicas y fueron detenidos En 1934, la policía descubrió una destilería clandestina en barrio Villa María Selva. Los responsables eran dos españoles. Fue un año después del fin de la Ley Seca en Estados Unidos. En 1934, la policía descubrió una destilería clandestina en barrio Villa María Selva. Los responsables eran dos españoles. Fue un año después del fin de la Ley Seca en Estados Unidos.

Durante 13 años en Estados Unidos tuvo vigencia la Enmienda XVIII a la Constitución, popularmente conocida como Ley Seca (“Prohibition”, en inglés). Entre 1920 y 1933 en norteamérica estuvo “prohibida la fabricación, venta o transporte de licores embriagantes así como su importación a los mismos”, según se afirmaba en el artículo 1° de esa norma. 

 

La puesta en rigor de esa disposición acrecentó el mercado clandestino de bebidas alcohólicas, conformándose como uno de los pilares criminales de la época. El epicentro tuvo lugar en la ciudad de Chicago, con una feroz disputa por el control espurio del alcohol y Al Capone como principal figura del crimen organizado. 

 

Si bien en Argentina no tuvo una ley de esas características, las crónicas policiales de la década del ‘30 daban cuenta de la fabricación ilegal y contrabando de bebidas alcohólicas. La ciudad de Santa Fe y sus alrededores no estuvieron ajenos a este tipo de hechos delictivos, de ello dio cuenta Diario El Orden, en dos publicaciones. 

 

En barrio Villa María Selva

 

En mayo de 1934, es decir más de un año después del fin de la Ley Seca en EE.UU, en la ciudad de Santa Fe se descubrió una destilería ilegal que funcionaba en barrio Villa María Selva. “Había sido instalada el mes anterior a 200 metros de la comisaría”, advertía diario El Orden en sus páginas. En la crónica se explicaba que la policía se topó con “una gran cantidad de elementos de trabajo como así también numerosos recipientes donde se preparaban las bebidas”. 

 

Foto: Hemeroteca Digital de Santa Fe / Diario El Orden

 

“Los propietarios de la fábrica hacía apenas 45 días que se habían instalado en la finca y ya tenían preparado un gran stock -cerca de 2.500 litros- el cual iba a ser vendido en esta ciudad”, agrega la noticia citada. Pese a la exitosa redada, los comerciantes ilegales habían alcanzado a vender algunas botellas, “sobre todo de grappa”, detalló El Orden. 

 

La casa de barrio María Selva, donde dos españoles montaron una destilería clandestinaFoto: Hemeroteca Digital de Santa Fe / Diario El Orden

 

El lugar en cuestión estaba ubicado en la zona de calle San Martín y su intersección con la 24 (actualmente Pedro de Vega). La descarga de bultos “raros” y la vida misteriosa de los moradores de la vivienda, fueron las primeras sospechas de vecinos y la policía. Fue entonces que dos agentes de seguridad, siguieron de cerca lo que acontecía en el lugar hasta pudieron atrapar in fraganti a los responsables, mientras volvían con un barril vacío cargado en una carretilla. Uno de ellos fue detenido en ese momento y el otro escapó pero lo arrestaron cuando volvió al domicilio. 

 

Parte de lo incautado en la casa de los españoles, en el centro norte de la ciudad de Santa Fe. Foto: Hemeroteca Digital de Santa Fe / Diario El Orden

 

Según la crónica, se trataba de dos hombres de nacionalidad española de 36 y 24 años, respectivamente. El mayor hacía 14 años que vivía en Argentina, mientras que el menor fue sindicado como el dueño de la destilería ilegal. 

 

Parte de lo incautado en la casa de los españoles, en el centro norte de la ciudad de Santa Fe. Foto: Hemeroteca Digital de Santa Fe / Diario El Orden

 

Tras la detención, la policía recorrió el lugar y descubrió cómo funcionaba la fábrica clandestina. En una pieza pernoctaban los españoles y era usada también como depósito; en la cocina se llevaba adelante la producción en un gran recipiente de cobre que contaba con hornallas y chimenea. “Dicho elemento está unido por un caño que se comunica con un alambique, con una espira y que sirve para destilación de la bebida”, describió el citado artículo. 

 

Uno de los españoles al momento de ser detenido por la policía local.Foto: Hemeroteca Digital de Santa Fe / Diario El Orden

 

En el allanamiento descrito, se encontraron también 11 bordalesas con un total de 270 kilos de pasas de uva, que serían usadas para la preparación de grappa. Además, se incautó dos barriles cerrados con esa bebida, una damajuana de 40 litros con anís y otros elementos como mangueras, botellas, filtros. Por último, en el patio de la casa los investigadores encontraron un pozo cubierto con ramas donde decantaban los desperdicios. Según la sospecha de la policía, los españoles tenían casi listos cerca de 3.000 litros de grappa que de no ser por la redada estarían pronto a la venta. 

 

Un año antes en Santo Tomé

 

En septiembre de 1933, otro artículo de diario El Orden daba cuenta de actividad ilegal ligada a la fabricación y venta de bebidas. En este caso, el hecho ocurrió en Santo Tomé, en una finca ubicada a unos tres kilómetros del centro de esa localidad, cerca de la estación de tren “Central Argentino”  (posteriormente llamado FF.CC Mitre).

 

“Realizado el allanamiento y revisada la casa se secuestró lo siguiente: 6 bordalesas de vino grandes, dos con maíz en fermentación, una con pasa de uva y una que hacía las veces de refrigerador; un alambique con capacidad de 130 litros”, describió el citado períodico el 8 de septiembre de 1933. Además, incautaron 16 litros de alcohol de 86 grados. 

 

En Santo Tomé, también se fabricaba ilegalmente bebidas alcohólicas. Foto: Hemeroteca Digital de Santa Fe / Diario El Orden

 

Por último, el informe remarcaba que la casa en cuestión estaba sub alquilada y serían hombres de nacionalidad rusa los responsables de la destilería clandestina, quienes “trabajaban” de noche. Sin embargo, no habían dado con su paradero. 

 

Al Capone, la Ley Seca y Los Intocables

 

El crimen organizado de Estados Unidos en la década del ‘20 y la de ‘30 encontró en la figura de Al Capone a uno de los principales responsables.  Juego clandestino, burdeles y la venta de alcohol ilegal eran los principales generadores de dinero sucio de aquellos tiempos. 

 

Eliot Ness, el agente federal de EE.UU que pasó a la fama por su lucha contra los criminales para cumplir la Ley Seca.Foto: Gentileza

 

La ciudad de Chicago se vio inmersa en un espiral de violencia entre las bandas que pretendían controlar las diversas actividades ilegales y fue Al Capone quien impuso condiciones a base de tiros y sangre. 

 

Alphonse Gabriel Capone, más conocido como Al Capone. Criminal norteamericano de los años ´20 y ´30Foto: Gentileza

 

Parte de todo ese entramado de violencia y clandestinidad se vio reflejado en una de las mejores películas del siglo XX: “Los Intocables”. Basada en las memorias escritas por Eliot Ness, el film se estrenó en 1987 y estuvo protagonizado por Kevin Costner, Sean Connery y Robert De Niro, entre otros. 

 

 

Los Simpsons y el barón de la cerveza

 

La serie animada por excelencia de los últimos 20 años, Los Simpsons, no perdieron la oportunidad de parodiar en su ciclo todo lo referido a la Ley Seca y Eliot Ness. Con el nombre de “Homero contra la prohibición” (en inglés Homer vs. The Eighteenth Amendment), el episodio 171 (temporada 8) muestra las andanzas del padre de la familia para servir de alcohol a Springfield ante una vetusta ley que impedía la venta de bebidas luego de una caótica fiesta de San Patricio. El capítulo, emitido en Estados Unidos en marzo de 1997, presenta a Rex Banner (traducido en Latinoamérica como Elio Pez) un agente federal que combatirá la venta de bebidas ilegales. Con los años, se convirtió en un clásico de Los Simpsons y uno de los preferidos por los fanáticos.

 

Autor:

El Litoral en Google News


Temas:

Además tenés que leer:




#Temas de HOY: Inseguridad en Santa Fe  Rosario  Pase sanitario  Coronavirus  Clima en Santa Fe  Colón  Unión