https://static.ellitoral.com/img/logo-litoral.png El Litoral
El Litoral
Viernes 19.11.2021 - Última actualización - 7:24
7:14

Desde el 1 de noviembre

Edenor y Edesur deberán precisar en las facturas el subsidio que paga el Estado

Lo hizo a través de una resolución publicada en el Boletín Oficial. En las boletas deberá consignarse lo que paga efectivamente el cliente y la asistencia del Estado a través del subsidio.

 Crédito: Gentileza
Crédito: Gentileza

Crédito: Gentileza

El Litoral en Google News



Desde el 1 de noviembre Edenor y Edesur deberán precisar en las facturas el subsidio que paga el Estado Lo hizo a través de una resolución publicada en el Boletín Oficial. En las boletas deberá consignarse lo que paga efectivamente el cliente y la asistencia del Estado a través del subsidio. Lo hizo a través de una resolución publicada en el Boletín Oficial. En las boletas deberá consignarse lo que paga efectivamente el cliente y la asistencia del Estado a través del subsidio.

A través del Ente Regulador de la Electricidad (Enre), el Gobierno solicitó a las distribuidoras de energía Edenor y Edesur que detallen en las facturas de consumo mensual de cada usuario "el monto del subsidio correspondiente".

 

Según la Resolución 487/2021, publicada este viernes en el Boletín Oficial, el organismo regulador instruyó a las compañías de energía que teniendo en cuenta los cargos fijos de energía, potencia adquirida por categoría y “de acuerdo al consumo mensual de cada persona usuaria” deberán determinar “a partir del 1 de noviembre de 2021 el monto del subsidio correspondiente, el que deberá ser identificado de manera destacada como ‘Subsidio Estado Nacional’ en la sección de la factura que contiene la información a la persona usuaria”.

 

En las boletas deberá consignarse lo que paga efectivamente el cliente y la asistencia del Estado a través del subsidio. El Poder Ejecutivo quiere que los hogares sepan con claridad de cuánta es la asistencia estatal.

 

La resolución del Enre que ordenó esta disposición lo establece para los consumos correspondientes al 1 de noviembre de este año hasta el 30 de abril de 2022. Se trata de la "temporada alta" del consumo eléctrico, por el calor del verano.

 

 

Las distribuidoras deberán informar este número desde diciembre. El Enre, cuya interventora es Soledad Manín, también dispuso que las distribuidoras no podrán aumentar lo que le cobran a sus clientes por la electricidad.

 

 

El costo de generación eléctrica, que sube, será absorbido por Cammesa, la mayorista del sistema eléctrico.

 

La decisión de explicitar los subsidios parece ser otro paso hacia la segmentación de las subvenciones. Los sectores más acomodados dejarían de recibirlas durante el año que viene, según varias fuentes del sector. En el Gobierno hay quienes todavía dudan reducir los subsidios.

 

El Enre también decidió que las empresas deben reempadronar a 1,5 millón de clientes. Se trata de hogares cuya titularidad resulta "dudosa", porque la boleta está a nombre de fallecidos o personas que presentan inconsistencias con el documento.

 

 

Las dos medidas (puntualizar el subsidio e identificar claramente sus receptores) indican que el Gobierno tiene preocupación por los subsidios energéticos, que están en niveles récord.

 

La instrucción a las empresas es -para que a partir del 1 de noviembre- determinen " el monto del subsidio correspondiente de acuerdo al consumo mensual de cada persona usuaria", dice la resolución.

 

Por ejemplo, en una boleta de consumo medio que llega hoy por $ 500 aproximadamente hay un subsidio de $ 1.500 mensuales. La nueva factura debería indicar algo como "usted pagará $ 500, la subvención es $ 1.500 mensuales". "De no tener este subsidio, el cliente pagaría $ 2.000", según creen los especialistas.

 

 

Deberá figurar la tarifa sin subsidio y la tarifa con subsidio. Se estima que, en Buenos Aires, lo que pagan los clientes refleja un 25% de los costos. El resto de la boleta está subsidiado y el Gobierno quiere que se sepa.

 

La regulación del Enre comprende solo a las distribuidoras de Buenos Aires, que son las que tiene bajo su órbita. Las del interior -que este año aplicaron aumentos- dependen de sus gobiernos provinciales. Las bonaerenses también están bajo el escrutinio de la provincia de Buenos Aires, que venía moviéndose en sintonía con el Enre.

 

La mayorista Cammesa cobra el mismo precio por la generación eléctrica en todo el país. Esto significa que las distribuidoras provinciales que aumentaron están percibiendo mayores ingresos por el valor agregado de distribución (VAD), que es su parte del negocio. Hace poco, hubo una polémica entre la provincia de Córdoba y el Enre sobre este tema.

 

El Litoral en Google News


Temas:

Además tenés que leer:




#Temas de HOY: Inseguridad en Santa Fe  Rosario  Río Paraná  Colón  Unión  Clima en Santa Fe  Coronavirus