https://static.ellitoral.com/img/logo-litoral.png El Litoral
El Litoral
Domingo 21.11.2021 - Última actualización - 8:41
8:39

Tenía 80 años

Falleció en España el filósofo Antonio Escohotado

El ensayista ha fallecido este domingo en la Policlínica Nuestra Señora del Rosario de Ibiza rodeado de su familia

Antonio Escohotado falleció este domingo en Ibiza a sus 80 años Crédito: Antonio HerediaAntonio Escohotado falleció este domingo en Ibiza a sus 80 años
Crédito: Antonio Heredia

Antonio Escohotado falleció este domingo en Ibiza a sus 80 años Crédito: Antonio Heredia

El Litoral en Google News



Tenía 80 años Falleció en España el filósofo Antonio Escohotado El ensayista ha fallecido este domingo en la Policlínica Nuestra Señora del Rosario de Ibiza rodeado de su familia El ensayista ha fallecido este domingo en la Policlínica Nuestra Señora del Rosario de Ibiza rodeado de su familia

El filósofo Antonio Escohotado ha fallecido este domingo a los 80 años en Ibiza, lugar donde se mudó en la década de los 70 y al que volvió en junio de 2020 cuando ya se encontraba enfermo. Tras varios meses conviviendo con la enfermedad, esta mañana entorno a las 7.30 horas ha fallecido en la Policlínica Nuestra Señora del Rosario de la isla balear rodeado de su familia que había llegado a visitarle en los últimos días.

 

El ensayista y profesor universitario acumula una larga obra de pensamiento centrado en la libertad como antídoto para frenar la servidumbre a la que el ser humano se ve sometido en la sociedad. Especialmente relevante es su Historia general de las drogas, tres volúmenes editados en 1989 por Alianza, que suponen un alegato en contra de la prohibición de estas sustancias. Una temática que aparecerá de forma continuada durante el resto de su carrera ensayística en títulos como El libro de los venenos o Las drogas: de ayer a mañana.

 

El estudio, considerado una referencia en este campo, es un análisis detallado de más de 1.500 páginas y 300 imágenes de todas las drogas descubiertas, tanto legales como ilegales. Eso lo convierte en un libro excelso por su precisión y su profundidad en términos históricos, culturales, mitológicos, antropológicos, sociológicos, políticos, químicos y médicos. Un alegato para justificar el derecho al consumo de estupefacientes desde una posición libertaria.

 

Sin embargo, la amplia obra del autor también recoge otro título fundamental como la trilogía Los enemigos del comercio, donde ahonda en la actual sociedad capitalista en la que vivimos a través del germen del comercio. A partir de ahí se centra en describir los altibajos que ha ido sufriendo de los griegos y los romanos hasta la actualidad.

 

En la vida de este personaje excesivo, fumador empedernido, fundador de la discoteca Amnesia en Ibiza y defensor a ultranza de la libertad como la única vía para desarrollar una vida plena, la sexualidad también está presente. Especialmente en Rameras y esposas: cuatro mitos sobre el sexo y el deber, donde Escohotado recoge cuatro leyendas mitológicas, que en realidad serían ocho, con las figuras de Ishtar, Hera, Deyanira y María que son también los de Gilgamesh, Zeus, Hércules y José.

 

En ella, el pensador reflexiona sobre el destino que fija el término de varón o hembra ya a partir del nacimiento y transita por una guerra de género entre sus ochos personajes.

 

Desde su retorno a la isla, el filósofo y ensayista se refugió en una cabaña de Ibiza donde vivía frente a su ordenador, tras dejar a su familia en Galapagar para pasar sus últimos meses de vida. "Si la vida se despide, yo me despido antes, ¿tú pataleas ante lo inevitable? Yo no", aseguraba en una de las conversaciones mantenidas a los largo de nueve meses que conforman el libro Los penúltimos días de Escohotado (La Esfera de los Libros).

 

El madrileño fue el primer repudiado por políticamente incorrecto cuando aún no existía lo políticamente incorrecto, escritor, filósofo, abogado, economista, astrofísico, traductor de Newton y Hobbes, líder espiritual de Calamaro, enemigo de Maradona, comunista, voluntario del Vietcong, directivo del Instituto de Crédito Oficial, presidiario y cobaya de estupefacientes. Una vida al límite siempre sujetada por la libertad y la crítica como bandera.

 

Especialmente mordaz en el caso político con la izquierda. "Estoy avergonzado como hombre del PCE, como hombre de izquierdas, de los que ahora digamos, apoyan a Maduro, pero están mezclados también con el islam y con estimular a los niños neuróticos el odio a sus padres y en las mujeres neuróticas el odio a los hombres. Nunca pensé que pudieran a recurrir a cosas tan pequeñas, tan rastreras. Nunca lo pensé. Siempre pensé que izquierdas era benevolencia, amor al hombre. Esto no es amor", afirmaba en sus últimos meses de vida.

 

No menos crítico era el fundador de lo políticamente correcto antes de que el término se usara con las generaciones más jóvenes: "Muchos encuentran dificultad en amar algo. Por una parte no les apetece salir del nido, que es el impulso de todos los pájaros, aventurarse, buscarse la vida. Porque para aventurarse y ganarse la vida hay que hacerse útil, y eso todavía les interesa menos, porque no han aprendido a no perder el tiempo".

 

 

 

Y, aún menos con los medios de comunicación: "Son una mezcla de catastrofismo, pensando que al público lo que le gusta es estar alarmado, y de sectarismo, de yo estoy con estos y tú con los otros". Así sentenciaba este hombres que en la década de los 70 dejó su puesto de funcionario para irse a Ibiza a traducir a Patti Smith y los 11 volúmenes del anónimo My secret life, desnudo en la playa con un magnetofón, mientras practicaba la revolución sexual.

El Litoral en Google News


Temas:

Además tenés que leer:




Unión fue un equipo fantasma -
Por Enrique Cruz

Perdió 2 a 0 en Santiago Unión fue un equipo fantasma

Goleó en un exigente partido de "preparación" -
Por Alberto Sánchez

Colón Goleó en un exigente partido de "preparación"

#Temas de HOY: Inseguridad en Santa Fe  Rosario  Río Paraná  Colón  Unión  Clima en Santa Fe  Coronavirus