https://static.ellitoral.com/img/logo-litoral.png El Litoral
El Litoral
Domingo 21.11.2021 - Última actualización - 02.12.2021 - 11:03
8:44

Tribuna política

Cansancio Moral (*)

La crisis de valores en las clases dirigentes no respeta sectores ni banderías. Los diálogos mueren cuando la Nación peligra. Crédito: Ilustración Lucas Cejas -  Archivo El LitoralLa crisis de valores en las clases dirigentes no respeta sectores ni banderías. Los diálogos mueren cuando la Nación peligra.
Crédito: Ilustración Lucas Cejas - Archivo El Litoral

La crisis de valores en las clases dirigentes no respeta sectores ni banderías. Los diálogos mueren cuando la Nación peligra. Crédito: Ilustración Lucas Cejas - Archivo El Litoral

El Litoral en Google News



Tribuna política Cansancio Moral (*)

Por Enrique Escobar Cello

 

Me tomé la libertad de "copiarle" al doctor Orgaz esta expresión de "cansancio moral" porque siento que refleja el estado de ánimo de la inmensa mayoría del pueblo de la Nación, comenzando por quien suscribe. Y ese cansancio moral nos lo traen los políticos. La crisis de valores en las clases dirigentes no respetan, en el caso de la dirigencia política, sectores ni banderías.

 

Terminadas las elecciones de medio término, contabilizamos un rotundo triunfo en el orden nacional, con un importante aporte en el Senado, y una considerable y muy respetable bancada de diputados que prometen imponer sensatez a la marcha del país. Ojalá hubiera sido este el resultado en el 2015, no hubiéramos tenido segunda vuelta. Aunque bueno es tener presente que este resultado es, en gran parte, consecuencia del gobierno de 2015/19, no olviden algunos que tuvimos entonces el único presidente argentino despedido del poder en andas del pueblo que fue a despedirlo. Así y todo, quedaron asignaturas pendientes en zonas de gran concentración electoral; Rosario, en nuestra provincia, y el conurbano bonaerense. El "plan platita"…

 

Hemos tenido situaciones gratas y algunas preocupantes en la Coalición con la que nos sentimos afines. Entre las gratas, sin duda alguna está, por ejemplo, la de nuestra provincia y el sonoro arribo a la política y al Senado de la Nación de Carolina Losada con un contundente y ejemplar respaldo electoral ¡Bienvenida senadora!, muchos santafesinos han puesto sus esperanzas en usted (no voto en Santa Fe, mi distrito natural) y confío en que hará honor a esa catarata de votos. Su ingreso al recinto será una brisa de frescura y, todos esperamos, inteligencia, eficacia y patriotismo.

 

Si tuviera el privilegio de conocerla me permitiría sugerirle que ya, pero ya mismo, adelante por la prensa que lo primero que hará desde su banca será pedir se realice una auditoría, a nivel nacional, para saber de dónde salieron los recursos con los que se salió a pretender sobornar a gran parte del pueblo de la Nación, para castigar como corresponde a los responsables del "Plan platita".

 

Entre las situaciones preocupantes está ese hondo malestar latente dentro de Juntos por el Cambio por candidaturas y posiciones con vistas al '23, entre su dirigencia. Trascendió en un medio nacional que, la noche del festejo, Mauricio Macri les reclamaba severamente que cambiaran esas caras largas que transmitían a las cámaras, que era hora de festejar un triunfo electoral no de conservar recelos por algo que estaba a dos años vista. El mismo Ricardo López Murphy (extraordinario aporte de un prestigioso ciudadano que dio lustre con su integración a la lista de Juntos por el Cambio de Capital) reclamó en su excelente discurso esa noche que no era hora de pensar en 2023.

 

Tenés que leer

 

Parece que hay cuatro o cinco dirigentes que se sienten (con justicia, al parecer) presidenciables y ya comienzan a mostrar las uñas junto con sus aspiraciones y las consecuentes intriguillas que nada aportan ¡¿En serio, tantos se sienten en condiciones de ser presidentes de lo que quedará de Argentina en 2023?! ¡¿Tenemos cuatro o cinco pilotos de tormentas, repito, en serio?!

 

 

¿Saben cómo hacer para bajar la inflación y qué política económica aplicarán para que nuestra moneda deje de ser papel sucio y degradado? Digan su proyecto ahora, ya que se sienten capaces de ser, nada más ni nada menos que presidentes, digan qué y cómo hay que hacer, le adelantarán un serio aporte al pueblo que mañana (según ustedes) los llevará a la Primera Magistratura.

 

El señor Milei, tuvo una respuesta para esto, dijo que hay que ajustar, sí, pero ajustar a la clase política y sus innumerables prebendas, para comenzar a conseguir los primeros recursos de emergencia ¿Ustedes están de acuerdo con esa respuesta? ¿Se atreverían a llevarlo a cabo? Proclámenlo si están de acuerdo. En política, para llegar a ciertos niveles de conducción, es muy importante la inteligencia y la cultura adquirida, pero nos son menos importantes los atributos que hay que tener para decir lo que haya que decir y hacer lo que sea necesario hacer, no importan los riesgos o consecuencias.

 

¿Tienen respuesta de cómo alcanzar una democracia real, que brinde a la ciudadanía seguridad, techo, trabajo genuino con salarios equivalentes, salud y educación, y a la República salud para sus instituciones? ¿Saben qué política adoptarán en materia energética; de atracción de inversores; de la explotación de algunas de nuestras riquezas estratégicas, como el litio, por ejemplo? ¿Qué política adoptarán para proteger al Sur Argentino, habitado por apenas el diez por ciento de nuestra población y depositario de inconmensurables riquezas? ¿Instalarán bases militares que proteja nuestros territorios soberanos o seguirá ese casi millón de kilómetros cuadrados indefenso mientras sus habitantes son amenazados, agredidos y expoliados por una banda de subversivos violentos que destruye y ocupa propiedad privada, a la vez que reclama delirantes derechos "ancestrales" que nunca han tenido, toda vez que sus ancestros no habitaron estas tierras? ¿Qué piensan hacer, ser enérgicos en la defensa de nuestra soberanía o dialoguistas? Los diálogos mueren cuando la Nación peligra, señoras y señores precandidatos, por eso les hablaba de "atributos". Administrar la Nación Argentina no es administrar una ciudad, ni siquiera una gran provincia. Son dos millones de kilómetros cuadrados llenos de complejidades y contradicciones.

 

Es menester conocer muy bien la Nación y su problemática para "tirarse a esta pileta" sin riesgos de profundizar nuestros problemas, en vez de resolverlos.

 

 

Por favor, señoras y señores precandidatos, comiencen a proclamar, aunque sean unas pocas respuestas a estas igualmente pocas preguntas, de las docenas de interrogantes urgentes y muy graves que deberán ser resueltos de forma dramática y enérgica, con la suficiente convicción de que, de no hacerlo, volveríamos a poner en peligro la República. Estoy absolutamente seguro que Ricardo López Murphy, que les aconsejó prudencia y manejo de los tiempos, respondería a estas y muchas otras preguntas sin hesitar. Pero no apura los tiempos, es la serenidad y seguridad del que sabe.

 

 

La inflación y la inseguridad son problemas muy serios de la sociedad, pero lejos están de ser los únicos. Y no pueden usarse permanentemente como caballitos de batalla para seguir manteniendo inconsistentes discusiones. Digan qué y cómo harán, señoras y señores y no se nieguen a ayudar a gobernar con sus propuestas ¡Propongan! Si en serio es que tienen algo consistente que proponer, de lo contrario... consérvense en el rincón adonde se dio su existencia.

 

Tantos precandidatos (muchos con cabezas elocuentemente huecas) me hacen pensar, a mí que me gusta el tango, en "Corrientes y Esmeralda" una pieza, cuyos versos pertenecen a Celedonio Flores y su música a Francisco Pracánico. Creo que estos nostálgicos del Sillón de Rivadavia, viven lo que me permito definir como el síndrome de "Corrientes y Esmeralda": "cualquier cacatúa sueña con la pinta de Carlos Gardel…".

 

(*) Alegato de la renuncia del doctor Alfredo Orgaz al cargo de Ministro de la Corte Suprema, aceptada el 2/03/1960.

 

En política, para llegar a ciertos niveles de conducción, es muy importante la inteligencia y la cultura adquirida, pero nos son menos importantes los atributos que hay que tener para decir lo que haya que decir y hacer lo que sea necesario hacer. Es menester conocer muy bien la Nación y su problemática para "tirarse a esta pileta" sin riesgos de profundizar nuestros problemas, en vez de resolverlos.

Edición Impresa

El texto original de este artículo fue publicado en nuestra edición impresa.
Ediciones Anteriores | Edición Impresa

El Litoral en Google News


Temas:

Además tenés que leer:




#Temas de HOY: Inseguridad en Santa Fe  Rosario  Río Paraná  Colón  Unión  Clima en Santa Fe  Coronavirus