https://static.ellitoral.com/img/logo-litoral.png El Litoral
El Litoral
Miércoles 01.12.2021 - Última actualización - 21:54
21:51

Concordia

Un ex Unión perdió todo en un incendio, pero la solidaridad podría volver a levantarlo

El exjugador de fútbol Alfredo Jorge Llané es dueño de un local gastronómico en la costanera de Concordia. El lunes 29 de noviembre, el lugar ardió en llamas y perdieron todo. Colegas y amigos organizan una colecta para que el lugar vuelva a funcionar.

 Crédito: Gentileza
Crédito: Gentileza

Crédito: Gentileza

El Litoral en Google News



Concordia Un ex Unión perdió todo en un incendio, pero la solidaridad podría volver a levantarlo El exjugador de fútbol Alfredo Jorge Llané es dueño de un local gastronómico en la costanera de Concordia. El lunes 29 de noviembre, el lugar ardió en llamas y perdieron todo. Colegas y amigos organizan una colecta para que el lugar vuelva a funcionar. El exjugador de fútbol Alfredo Jorge Llané es dueño de un local gastronómico en la costanera de Concordia. El lunes 29 de noviembre, el lugar ardió en llamas y perdieron todo. Colegas y amigos organizan una colecta para que el lugar vuelva a funcionar.

La semana comenzó con una mala noticia para el exfutbolista entrerriano que tuvo un paso por equipos como Unión de Santa Fe, en donde es recordado por su buen juego y por un golazo a Boca; Estudiantes de La Plata y Patronato, entre otros. Su bar, llamado Amarenas, ubicado en la costanera de la ciudad, ardió en llamas.

 

Todo fue muy rápido. Cerca de las 8 de la mañana las llamas comenzaron a aparecer dentro del lugar y un espeso humo dejaba ver, en otras zonas, que algo grave estaba pasando. A pesar del rápido accionar de los bomberos, no fue posible salvar el bar, que estaba construido, mayormente, con maderas.

 

Un local que soporta los embates de la creciente, por estar emplazado en la zona de la costanera, que se inunda periódicamente, ahora tiene un obstáculo más para sortear. Pero la solidaridad y las buenas intenciones de sus clientes, colegas y amigos haría posible una vuelta para poder aprovechar la temporada alta.

 

De la tristeza al agradecimiento

 

Jorgé Llané, conocido como “El Polaco”, fue jugador de fútbol. Nació en Lucas González, Entre Ríos, pero luego de pasar por varios eligió quedarse en Concordia, a donde llegó para jugar con Ferrocarril en la década del 90.

 

Tiene un complejo de canchas de fútbol 5 en la zona de costanera y a eso sumó, hace dos décadas, un bar estilo restaurante llamado Amarenas. En una zona estratégica, esquina de Avenida de los Pueblos Originarios y Buenos Aires, el lugar tiene su temporada alta durante el verano y así querían que sucediera en este 2021/2022, momento en el que podrían explotar al 100% su capacidad, porque la pandemia lo permitió.

 

Foto: Gentileza

 

Todo parecía ordenarse, de hecho, el domingo 28 de noviembre hubo un evento en el lugar y colmaron la capacidad. La alegría duró poco, ya que tan solo 8 horas después, Llané y sus empleados vieron cómo desapareció la estructura que los había albergado.

 

En diálogo con El Litoral, el exjugador contó: “Fue un golpe duro. Me costó asumirlo y me dolió. Nos habíamos ido hacía algunas horas y todo era alegría porque notamos que estábamos volviendo a la normalidad, pero nos llamaron el lunes temprano diciéndonos que se estaba incendiando el local y en cuestión de minutos perdimos todo, no salvé ni un vaso, nada, a pesar de la rápida llegada de los bomberos a quienes les agradezco”.

 

Cuando pasó el primer impacto, el reconocido exfutbolista comenzó a pensar de manera positiva. “No le encuentro explicación a toda la destrucción que causó este incendio, pero tengo la certeza de que volveremos a salir adelante, lo sé porque mil veces nos inundamos y en todas pudimos volver a empezar. La gente de Concordia se puso a disposición y tengo muchos amigos que me sostienen”, señaló.

 

Esa solidaridad se hizo carne. Dueños de otras empresas comenzaron con campañas solidarias. Su familia y amigos, además, pusieron a disposición dos cuentas en las que los ciudadanos están depositando dinero. Sobre ese aspecto, Llané expresó: “Estoy muy agradecido porque mucha gente se ofreció para ayudarme, se acercaron, todos estaban pendientes de lo que pasó y eso me levantó el ánimo, me dio ganas de salir de esta situación y de buscar alternativas, así que en este caso la solidaridad es fundamental”.

 

Entre las primeras hipótesis, por la magnitud del incendio, los investigadores consideraban que podría haber sido intencional, horas después lo descartaron. “No fue intencional, yo creo que una freidora que andaba mal pudo haber sido causante del incendio, pudo haber comenzado por ahí”, dijo el dueño del local.

 

“Mi bar seguirá estando, hace 23 años estoy acá y esto es algo pequeño al lado de lo que vendrá, es una nueva etapa y detrás de mí hay mucha gente por la que debo levantarme. No me planteo un tiempo específico para volver a abrir las puertas, pero la verdad es que mucha gente me está ofreciendo ayuda y con esa fuerza espero que suceda rápidamente. Podremos tener mil defectos, pero en las situaciones difíciles el concordiense siempre está”, cerró.

 

Foto: Gentileza

 

Colaboración y esperanza

 

Vecinos autoconvocados se reunieron para colaborar con el empresario y su familia. En primer lugar, algunos ayudaron a limpiar el lugar, otros hicieron llegar aportes monetarios o materiales.

 

A la vez, sus hijas comenzaron una colecta en redes sociales. Valentina dejó CBU y CVU de cuentas de un banco y MercadoPago, y otras empresas del rubro gastronómico ofrecen combos de comida en oferta durante jueves y viernes para reunir fondos.

 

Macarena Llané dialogó con El Litoral y contó: “Estamos recibiendo ayuda y colaboración de todo tipo y nos desborda tanta solidaridad. No podemos creer todo ese afecto y nos dan fuerza quienes nos apoyan y siguen apoyando tanto con ayuda económica, material, organización de eventos. Tenemos el corazón partido por el incendio, pero lleno de amor por todo lo que está sucediendo ahora”.

 

“La situación ahora es muy distinta a la del lunes, en el que teníamos un panorama triste y sin salida. Con el correr de los días la visión es otra, ya tenemos un proyecto y queremos concretarlo, no sólo por nosotros, sino por toda esta gente que está colaborando y nos da una ayuda desmedida y desinteresada. Vamos a salir adelante y ponernos de pie”, mencionó.

 

Las ganas son tantas que la familia empresaria ya se reunió con un arquitecto y albañiles para comenzar con los trabajos de construcción del nuevo proyecto. “Queremos abrir las puertas cuanto antes. Tenemos mucha esperanza de que así será”, concluyó.

 

Así, lo que a primera hora del lunes parecía una sentencia de muerte para un bar histórico, se convirtió en una oportunidad para demostrar que, aún en tiempos de crisis, la solidaridad existe y se pone en práctica.

 
El Litoral en Google News


Temas:

Además tenés que leer:




#Temas de HOY: Inseguridad en Santa Fe  Rosario  Pase sanitario  Coronavirus  Clima en Santa Fe  Colón  Unión