https://static.ellitoral.com/img/logo-litoral.png El Litoral
El Litoral
Martes 11.01.2022 - Última actualización - 17:41
17:30

Prisión preventiva

La anciana atacada por su nieto contó que se hizo la muerta para que dejara de golpearla

El relato recabado por los investigadores fue expuesto este martes por la fiscal Celeste Minniti, quien solicitó que el joven de 25 años continuara tras las rejas.

En la casa de la mujer se encontró un manchón de sangre que se extendía por 4 metros, ya que se arrastró para pedir ayuda. Crédito: Archivo El LitoralEn la casa de la mujer se encontró un manchón de sangre que se extendía por 4 metros, ya que se arrastró para pedir ayuda.
Crédito: Archivo El Litoral

En la casa de la mujer se encontró un manchón de sangre que se extendía por 4 metros, ya que se arrastró para pedir ayuda. Crédito: Archivo El Litoral

El Litoral en Google News



Prisión preventiva La anciana atacada por su nieto contó que se hizo la muerta para que dejara de golpearla El relato recabado por los investigadores fue expuesto este martes por la fiscal Celeste Minniti, quien solicitó que el joven de 25 años continuara tras las rejas. El relato recabado por los investigadores fue expuesto este martes por la fiscal Celeste Minniti, quien solicitó que el joven de 25 años continuara tras las rejas.

La mujer de 77 años jamás imaginó que su nieto, que siempre fue "muy bueno" y la ayudaba, la atacaría por la espalda con un caño y le golpearía la cabeza hasta creer que estaba muerta. Brindó su relato mientras estaba internada y este martes una de sus hijas se presentó en tribunales para referirse a la conmoción familiar y al miedo que tiene la abuela, durante la audiencia en la que el chico quedó en prisión preventiva.
 

El juez José Luis García Troiano ordenó la cautelar de máxima para Leandro Nahuel Fernández (25) alias "Pachu", imputado por la "tentativa de homicidio calificado por el vínculo, criminis causa, y por alevosía", de su abuela paterna.


La investigación estuvo a cargo de la fiscal María Celeste Minniti, que hizo hincapié en la vulnerabilidad de la víctima, que venía de pasar meses postrada como consecuencia del Covid-19, por lo que necesitaba ser asistida por su entorno familiar. También resaltó que el ataque del joven cesó porque la anciana se hizo la muerta hasta que escuchó que él se había retirado de su casa de Misiones al 6400, barrio Yapeyú.


Si bien la defensora pública asignada al caso, Mónica Echaniz, manifestó que "no existen riesgos procesales" y ofreció una serie de medidas alternativas a la prisión preventiva, el magistrado no estuvo de acuerdo y dejó tras las rejas a Fernández.

 

La fiscal María Celeste Minniti se hizo cargo de la investigación en esta primera etapa. Será remitida a la Unidad Homicidios.Foto: Archivo El Litoral

 


Un alacrán

 


"Fue Pachu. Me pegó, me pegó fuerte con un caño", llegó a decirle la víctima a una de sus hijas antes de que la trasladaran al Hospital Iturraspe la noche del miércoles 5 de enero. Ya estabilizada, aunque aún muy conmocionada por el violento episodio que le tocó vivir, la señora relató cómo fueron los momentos previos y posteriores a la golpiza.


Comentó que su nieto siempre fue muy bueno con ella, que solía visitarla y realizar algunas tareas como cortar gajos o arreglarle el patio y ella a veces le pagaba. De hecho lo había visto el martes y le había entregado $ 1.000 para que le comprara algunas cosas en el kiosco, pero el joven no regresó. Al otro día, cuando se presentó en su casa de barrio Yapeyú, el veinteañero se excusó aduciendo que lo había parado la policía y le había retenido el dinero.


La mujer no le dio demasiada importancia a la desaparición de la plata y se dirigió al patio, sosteniéndose en su andador, para mostrarle qué trabajos necesitaba que le realizara. Cuando ingresaron nuevamente a la vivienda, él la engañó diciendo que había un alacrán en una de las habitaciones, por lo que la mujer le dio un insecticida.


Fernández comenzó a rociar todo con el aerosol, hasta que su abuela le terminó pidiendo que parara y se dirigió a guardar el envase. Fue entonces que la anciana sintió un ruido muy fuerte, que primero creyó que era un foco que acababa de reventarse, por lo que le dijo "cuidado" a su nieto antes de darse cuenta de lo que en realidad había pasado: el estruendo correspondía al golpe que él le había dado en la zona posterior de la cabeza, con el caño oxidado de una pileta de lona.


"¿Abuela?"


La tomó del hombro y le propinó al menos cuatro fierrazos más en el cráneo. La abuela recordó que durante la agresión ella le suplicaba que dejara de pegarle, pero él no se detenía. Cuando intentó gritar en busca de socorro, su nieto le tapó la boca. Fue entonces que la giró, y ahí ella logró cubrirse un poco con las manos mientras él continuaba con su accionar, hasta que cayó al piso. Siquiera eso lo detuvo.


En un intento desesperado, ella cerró los ojos y se quedó quieta, casi sin respirar. El chico paró, le tocó el cuello y después le puso los dedos frente a la nariz, para chequear si respiraba. Le habló, "¿abuela?", y ante la falta de respuesta se dirigió a la habitación. Aun fingiendo estar muerta, la mujer escuchaba cómo el joven revisaba los cajones y rompía la puerta de su ropero.


Acto seguido lo sintió pasar por encima de ella e ir al lavadero, donde abrió una canilla (supone que se limpió las manchas de sangre) y después comenzó a manipular una garrafa. Recién cuando los ruidos cesaron la anciana se relajó, abrió los ojos y se arrastró hasta la puerta de entrada a su casa, dejando un manchón de sangre de aproximadamente 4 metros en el suelo.


A través de la reja logró llamar la atención de un vecino que estaba en la vereda, quien ante semejante situación salió en busca del patrullero que acababa de ver pasar por allí.

 

El arma homicida apareció escondida en la vivienda. Se tarta de un caño oxidado perteneciente a una pileta de lona.Foto: Archivo El Litoral

 


Para robarle

 


Desde un primer momento la mujer señaló quién había sido su agresor, algo confirmado por el vecino que vio cuándo Leandro Fernández ingresaba a la casa de la víctima. Según mencionaron los familiares, desaparecieron dos monederos de la casa de la abuela, se enteraron que "Pachu" había comenzado a consumir pastillas y varios vecinos dijeron haber visto al joven la noche del hecho cuando salía de la vivienda con una garrafa a cuestas.


Hasta el momento, todo en la investigación indica que para el ataque "no había ninguna motivación más que sustraerle las pertenencias" a la víctima. Así lo señaló la fiscal Minniti, e informó que la abuela debió recibir varias suturas en el cuero cabelludo, ya que tenía seis cortes: cinco en la zona posterior y el restante en la delantera. Además, presentaba hematomas y lesiones en sus manos.


Con la anciana ya internada, una de sus hijas quedó al cuidado de su vivienda. Al día siguiente del ataque, la mujer encontró en la zona del lavadero, escondida entre un colchón y la pared, el arma homicida. Las pericias constataron la presencia de sangre humana en la superficie del caño, se aguarda el ADN.


A la hora de dictar la prisión preventiva, el juez García Troiano tuvo en cuenta la existencia de un "caudal probatorio de cargo bastante fuerte" y consideró que "el dolo homicida se ve representado en la actitud que tiene el imputado, de ponerle los dedos en la nariz para ver si estaba respirando" y luego proceder a revisar la vivienda. Acreditó la calificación y las tres agravantes, además de la presencia del riesgo de entorpecimiento probatorio.

Edición Impresa

El texto original de este artículo fue publicado en nuestra edición impresa.
Ediciones Anteriores | Edición Impresa

Autor:

El Litoral en Google News


Temas:

Además tenés que leer:



Dejanos tu Comentario
Los comentarios realizados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Evitar comentarios ofensivos o que no respondan al tema abordado en la información.
Cargando...


#Temas de HOY: Inseguridad en Santa Fe  Rosario  Pase sanitario  Coronavirus  Clima en Santa Fe  Colón  Unión