OPINIÓN

Por Mercedes Viola

Que anochezca sin mí

Llévense rápido lo que queda del día. Llévense esa hora gris, los cielos rojos, las golondrinas. No quiero ver ni oír los pájaros que vuelven a sus nidos. Esa hora de la tarde en que todo se adormece, decía más o menos el Martín Fierro, y en que los bebés empiezan a llorar, y las madres sienten caer como un manto de lana mojada el cansancio del día.

Ilustración de Tatiana Brodatch

Martes 16.6.2020
-
Última actualización - 19:22

Suscribite a nuestro newsletter


SUSCRIBIRME

Acepto recibir las noticias de El Litoral en mi correo.