La balsa, protagonista de la gran final - Mauricio Garín