1.48 metros, la altura más baja del río de los últimos 40 años - Mauricio Garín / Pablo Aguirre