Los aviones siniestrados no tenían el sistema de seguridad que Boeing vende como opcionales
  Nota Completa
/