Una mano hecha por una impresora 3D unió dos ciudades y cumplió un sueño
  Nota Completa
/