Edición del Lunes 01 de abril de 2002

Edición completa del día

Edición impresa - Regionales Regionales

Regionales: REGI-02

"La vamos a pelear"


Nacido a expensas del ferrocarril, Empalme San Carlos surgió al poco tiempo de ser habilitada la estación de trenes correspondiente al ex General Belgrano, sobre la línea de Santa Fe a Rafaela y San Cristóbal, librada al servicio público el 1° de abril de 1886. De esa línea se desprendía en Empalme San Carlos el ramal a Gálvez y uno de auxilio, dirigido a Santo Tomé.

Este pueblo, que cuenta con un área distrital de 104 kilómetros, tuvo su Comuna recién en junio de 1938. Se ubica en Las Colonias, sobre la ruta provincial N° 5, a 16 kilómetros de la capital provincial y a 20 de la cabecera departamental, Esperanza.

Su gente vive de lo que produce la tierra, predominantemente soja, y de los tambos, abundantes en la región. Según el último censo, son 411 los habitantes de este pueblo que cuenta con un casco urbano de algo más de 100 viviendas en 86 manzanas.

Empalme San Carlos no tiene Samco pero cuenta con un destacamento policial, la sede comunal, un salón recreativo y escuela; un club de fútbol y un templo católico. Además, según comentó a El Litoral el secretario comunal, Herminio Depaolo, está en marcha un proyecto para la construcción del cementerio del pueblo.

Aunque la mayoría de la gente trabaja en Empalme, sobre todo en el campo y en las instituciones estatales, hay quienes deben viajar todos los días a Esperanza o Santo Tomé para sus labores diarias. Las dificultades económicas que padece el campo generó emigración y explica por qué la población disminuyó en los últimos años. "Nosotros llegamos a tener padrones con 790 votantes y hoy no llegan a 300", graficó Depaolo.

Un pueblo autogestionario


Ante la posibilidad de perder el rango de Comuna, el presidente del Ejecutivo, Luis Degiorgio, señaló que, de ocurrir esto, "me pondría en contra, porque acá estamos luchando para subsistir. En las ciudades se nos da poca importancia, por lo que nos vemos obligados a defendernos con uñas y dientes para que nos dejen trabajar".

Degiorgio es un productor tambero de la zona que se postuló para un cargo que, pensó, duraría dos años. Ya lleva diez al frente de la comuna.

Él, como la mayoría de los presidentes comunales consultados por este diario, está convencido de que el principal problema que le acarrearía la pérdida de la Comuna sería el del mantenimiento de los caminos rurales. En Empalme San Carlos existen 120 kilómetros de estas vías de comunicación y su cuidado está a cargo casi totalmente de la comuna.

"La vamos a pelear -dijo Depaolo-, porque vivimos con nuestros propios recursos, porque el productor necesita de la Comuna y porque es una fuente de trabajo. Acá todo se hace con la tasa comunal, porque sólo recibimos $ 2.200 de coparticipación. Mientras tanto, producimos muchísimo: en 15.000 hectáreas de tierra se están haciendo 60.000 litros de leche por día, además de las 2.800 hectáreas sembradas con soja. Y a esta producción hay que ayudarla de cerca".

"Aunque no estamos muy enterados de lo que se viene amasando, no nos conviene quedarnos tranquilos. Es como que se quieren meter en la casa de uno para después no volver a abrirle la puerta", graficó.





Compartir:
Imprimir Compartir por e-mail
  
Todo el diario

Seguinos

Necrológicas Anteriores

Recomendadas

Pilares de la Setúbal: recomiendan restaurarlos y construir un puente -  -
Área Metropolitana
La Corte Suprema falló en contra del Anses -  -
Política
Empresario de la noche detenido   por chocar a una ciclista y huir - El hecho se produjo en la zona del Faro en la Costanera santafesina.  -