Edición del Lunes 30 de setiembre de 2002

Edición completa del día

Edición impresa - Deportes | Fixture | Resultados Deportes

Deportes: DEPO-11 El sueño cumplido de Martínez
Largó 21º, ganó ante su gente y ahora es puntero del campeonato del TC 2000. El entrerriano logró su triunfo Nº 21 dentro de la categoría. Por la forma en que se mojaron, la gente mereció este espectáculo, que resultó brillante.


Paraná (Enviado especial).- Lo primero que todo pibe sueña cuando recién se calza un casco, es ganar una carrera. Luego si se puede, que la victoria llegue ante su gente, y lo sublime, vencer en los últimos metros. Todo eso y mucho más le sucedió ayer al "Gurí" Martínez, quien se impuso en la décima fecha del Turismo Competición 2000, corrida en el autódromo del Club de Volantes Entrerrianos.

Ni siquiera la lluvia -que se hizo presente en casi toda la jornada deportiva- pudo contener la alegría loca de los espectadores, que se agolparon en el podio para corear su nombre. Es que tanto Martínez como el resto de la categoría, brindaron un carrerón. Quizás fue una de las más emotivas y electrizantes que este enviado haya presenciado.

La competencia tuvo pasajes de alto contenido emotivo, que no hizo más que enrojecer las gargantas de los relatores radiales y hasta el de la televisión.

Faltando unos 300 metros para el banderazo, el "Gurí" y su Toyota -había largado 21º-, se le vino encima al jovencito Mariano Bainotti (hasta allí líder), quien venía punteando una prueba de TC 2000 por primera vez, lo superó y se quedó no sólo con el triunfo, sino que de acuerdo a cómo se desarrollaron los acontecimientos, ahora está en la cima del campeonato.

El cordobés Bainotti (Mitsubishi Lancer) arribó segundo, obteniendo su primer podio dentro de la categoría. En tanto que Walter Hernández con el Ford Focus, completó el trío de vanguardia.

Incidencias


La mañana arrancó mal en lo climático. Por momentos, el agua caía torrencialmente; incluso, las autoridades debieron dar 10 minutos de ensayo para que los pilotos se adaptaran a una pista extremadamente difícil, que en algunos sectores tenía charcos y la visibilidad era prácticamente nula.

Posteriormente, vinieron las series, las cuales fueron para Ford. La primera para el Escort Zetec de Nelson García y la segunda para el Focus del campeón, Ponce de León.

Los densos nubarrones presagiaban más precipitaciones. Por ello, los 28 participantes largaron con neumáticos ancorizados.

Picó en punta Ponce de León y se retrasó García; después Fontana, Silva, el propio García, Ortelli y el resto.

En la segunda vuelta, se vino el primer auto de seguridad (por despiste de Leonel Larrauri); pero ya habían visitado el pasto Furlán, "Cocho" López y Beitía, entre otros.

En el reinicio, Ponce seguía adelante; Fontana pegado, pero se les venía Ortelli.

El viejo tema de los neumáticos...


Entre el giro 4 y 8, hubo sobrepasos, trompos e idas de pista al por mayor. Ponce de León era acosado por Fontana, pero comenzaba a hacerse la huella, producto de que no llovía. Uno de los primeros en "jugarse" por gomas lisas (o slick) fue Furlán; lo imitaron Tuero y el propio Ponce, quien perdió las primeras colocaciones en manos de Ortelli. En tanto, los que utilizaban las de lluvia, buscaban los charcos para que el caucho no tomara tanta temperatura.

Otra vez apareció el pace car porque a Larrauri se le rompió la caja de velocidades y su Honda quedó en posición peligrosa. En ese instante, con la carrera neutralizada, varios decidieron entrar a boxes para cambiar por neumáticos slick. Esa fue la clave para que el Gurí ganara la "corsa".

Ortelli, García y Fineschi fueron penalizados con un "pase y siga", por no respetar la velocidad máxima en la calle de boxes, y Bugliotti tomó la delantera, pero a los pocos metros siguió de largo, hecho que aprovechó Juan Manuel López, que se mantenía entre el pelotón de arriba.

Su padre, el interminable "Cocho" abandonó por despiste y volvió caminando a los boxes mirando hacia arriba, pidiendo que lloviera nuevamente porque su hijo estaba con gomas ancorizadas. Pero también Bainotti se codeaba con la punta; Bugliotti empujaba con el Honda (hasta que se rompió el motor) y Hernández lo superaba a Silva.

El giro 18 trajo la novedad del abandono de Guillermo Ortelli (y van...) por problemas en la transmisión de su Civic. Fontana, hasta allí puntero del campeonato, primero se retrasaba y luego dejaba definitivamente la prueba.

"Cochito" iba sólido en el frente. Pero en la vuelta 24, su motor quedó rojo como el Alfa Romeo que conduce, y cantó el no va más. Nuevo golpe de escena: Bainotti puntero, y detrás Hernández, Martínez que viajaba como tren sin frenos; Furlán, Yannantuoni, Silva y el "Flaco" Traverso.

Pero faltaba lo mejor: las cerca de 5.000 personas y todo el ambiente siguió de pie los dos últimos giros. Martínez lo superó a Hernández y cuando todos pensaban que no le alcanzaría para ganarle la carrera a Bainotti, faltando unos 300 metros para la meta, primero lo midió, luego lo igualó con su Toyota y después lo remató, sacando a relucir toda la experiencia que tiene Martínez.

Cuántas veces se habrá ilusionado y hasta jugado en su Nogoyá natal, para triunfar así de esa forma. Y ayer el "Gurí" logró ganar la carrera de sus sueños.

"La clave fue parar a cambiar las gomas"


Ni bien llegó al podio de los vencedores con su hija en brazos, Omar Martínez, generalmente poco demostrativo, derramó alguna lágrima ante la algarabía de su público. Todos coreaban el característico "olé, olé, olé... Gurí, Gurí" o el "dale campeón". Rodeado de todo el afecto, se trasladó hasta la sala de prensa donde afirmó: "A lo mejor todavía no me dí cuenta de la carrera que gané. Fue muy atípica. Después de las series pensábamos llegar entre los diez de la final y hubiera estado bien, por cómo se dio la serie", apuntó.

"Evidentemente que las condiciones de pista se presentaban para esto; largamos la final en el puesto 21. Venía por varias vueltas detrás de Fineschi y estuve a punto de parar en boxes porque el desempañador del parabrisas no andaba (al igual que en la batería) y no veía nada. Cuando entró el auto de seguridad, creo que ahí estuvo la clave de este triunfo", destacó.

"Me avisan desde el equipo que entre a boxes a poner neumáticos slick y medio que dudé un poquito. Lo que me terminó de convencer (de parar) fue que en esas condiciones no podía continuar porque no se veía", contó.

"Ingresé a boxes, limpiaron el parabrisas del lado de adentro, colocaron las gomas lisas y cuando quise salir a pista, el embrague no andaba. Me empujaron, pude salir y creo que la clave fue mantenernos en pista las cuatro o cinco vueltas siguientes para que la goma tomara temperatura y el auto venía muy bien. Esto se lo quiero dedicar a todo el equipo Toyota y a la gente que a pesar de la lluvia estuvo presente", finalizó.

Alvarez y Rossi en las Fórmulas


Las condiciones de pista no eran aconsejables para efectuar las carreras de las Fórmulas Renault y Súper en el circuito Ciudad de Paraná de 4.215 metros. Pero los compromisos pudieron más, y ambas cumplieron con sus fechas (una manera de decir, porque se transitó más con el auto de seguridad que a ritmo de carrera propiamente dicho). Juan Cruz Alvarez fue el ganador de la Renault -que terminó con 13 de las 15 vueltas estipuladas, porque se cumplió el tiempo límite de competencia.

La Súper Renault tuvo a Matías Rossi (Tom's) como vencedor, después de que la competencia finalizara con bandera roja, porque el circuito ya estaba intransitable para este tipo de autos, y ya se había cumplido el 75 % del recorrido, por lo que se otorgó el total de puntos en disputa.

Maximiliano Merlino y el misionero Carlos Okulovich fueron los acompañantes del podio de la categoría menor de los monopostos. El líder del campeonato, Rafael Morgestern, abandonó a raíz de que se le rompió un neumático. En tanto, el santafesino Franco Novillo, luego de un despiste y posterior remontada, arribó undécimo. El otro piloto de nuestra provincia (de Pilar), Mauricio Bordino, concluyó 25º.

En el certamen, Morgestern tiene 53 puntos; 2º Merlino, 49; 3º Okulovich, con 35 unidades.

En la Súper, José Savino y Franco Coscia (ambos con Ralt) escoltaron al triunfador Rossi.

El paranaense Matías Russo resultó cuarto, y detrás culminaron el chileno Infante y el entrerriano Andrés Hoffman. En el torneo, Rossi es primero con 130 puntos; 2º Cohen, y Flamarique 81 unidades.

Daniel Monticelli





Compartir:
Imprimir Compartir por e-mail
  
Todo el diario

Seguinos

Necrológicas Anteriores

Recomendadas

El SMN advierte: en 24 hs podría llover el promedio mensual para diciembre -  -
Área Metropolitana
Video: quemaron una camioneta en barrio Candioti -  -
Sucesos
Presupuesto local: reunión para poder "afinar" criterios -  -