Edición del Lunes 02 de junio de 2003

Edición completa del día

Deportes: DEPO-01

Se le acaban las balas

Flavio Raina. Ni ganas de silbar. Lejos de ser despedido con cánticos agraviantes, insultos o rechiflas, Unión se fue al vestuario después del 0-3 con Arsenal en el más triste silencio de su gente.
Unión dejó pasar otra oportunidad, perdió con Arsenal y se juega todo el viernes con Talleres. El equipo de Jota Jota está cada vez más comprometido. La gente, ya cansada, fue indiferente: se retiró en silencio.


La postal más dura de este momento de Unión la pintó su propio pueblo: se fue de la cancha en silencio después del 0-3 con Arsenal en su propia casa. Esta vez, en el hincha no hubo ganas ni de putear. Apenas algún cántico hiriente contra los jugadores o la comisión. O contra las dos partes a la vez. Pero duró un ratito, nada más. Como si ahora sí la gente se diera cuenta de que los insultos o los silbidos no lograrán el objetivo pasional deseado: que los jugadores de golpe mejoren o que los actuales dirigentes se vayan.

Hubo otra foto de impotencia: fue el grupo importante de gente que se fue de la cancha más de media hora antes del final. Para ser más precisos: a los 11 minutos del segundo tiempo cuando Arsenal se puso 3-0 arriba en Santa Fe. Los de Sarandí comprobaron por qué el mote de "Cordial" de esta ciudad: llegaron con 5 gritos en 13 cotejos, nunca antes habían marcado más de un gol por partido y ayer acá hicieron tres en un solo juego.

Û


Lamentablemente, hizo todo al revés Unión dentro del mismo partido. Menos mal que el fútbol no es lógico. Porque si fuera lógico, después de la actuación de ayer en el 0-3 contra Arsenal, nadie tendría alguna esperanza para ir dentro de cuatro días a Córdoba frente a Talleres para jugar una de las últimas cartas que le quedan.

A esta altura, de nada vale revolver la herida para repasar los errores individuales de ayer. Porque, salvo el chaqueño Giménez, no se salva nadie. Pero también hubo errores colectivos.

Û 1) Si algo no hay que hacer contra Arsenal es dejarse hacer un gol de entrada. Resultado: a los 5 minutos ya perdía 1-0 por una distracción en pelota quieta.

Û 2) Si un error ofensivo no se puede cometer contra Arsenal es atacar en campo chico. Resultado: nunca pudo Unión romper por abajo la doble línea de cuatro y sus pocas ideas murieron a puro centro en las manos de Limia.

Û 3) Si un error defensivo no se puede cometer contra equipos como Arsenal es defender en campo grande. Resultado: así como marcó tres goles con espacios pudo haber hecho el doble.

Û


¿Qué inventará Jota Jota en estos cuatro días que quedan hasta el partido con Talleres? Todo es posible. Desde cambiar los jugadores y el esquema táctico. O ambas cosas a la vez.

La lectura de los números de la campaña arrojan una conclusión muy clara en términos de estrategia futbolística: Unión no sabe cómo jugar cuando carga con toda la responsabilidad en la mochila y tiene que salir a buscar los partidos. Como contrapartida, se siente cómodo cuando lo eximen de esas responsabilidades y es su rival quien tiene mayores obligaciones.

Vamos a ejemplificar con casos concretos: cuando un equipo "chico" del interior juega con uno "grande" de Buenos Aires, siempre el peso es del segundo. Por tal motivo, Unión jugó 12 puntos contra los grandes y sumó 10, producto de tres triunfos (Boca, San Lorenzo y Racing) y un solo empate (River). Ganó tres, no perdió y empató uno. Esta efectividad contra los grandes, que supera el 90 por ciento, se desdibuja cuando se analiza al equipo jugando estas "finales" por el descenso en Santa Fe y ante su gente.

Aquí, en su reducto, Unión ya jugó en la temporada seis partidos de los llamados "decisivos" (sólo falta que venga Chicago). Apenas sumó 5 puntos de 18. No pudo con Banfield y Huracán; sólo le ganó a Central y perdió con Talleres, Olimpo y Arsenal.

Û


¿Qué mensaje le meterá Jota Jota en la cabeza a los jugadores en estas pocas horas? De afuera, pareciera ser que de los tres resultados posibles, dos le sirven a Talleres y uno a Unión, porque aún jugando de local, el equipo de Pastoriza mantendrá con el empate los dos puntos de diferencia y faltará una fecha menos por jugar. Otros, también de afuera, observan que el fixture de Talleres (local de Unión, visitante de Banfield, local de Boca, visitante de San Lorenzo y local de Lanús) asoma como más complicado que el de Unión (Talleres, Independiente, Central, Chicago y Estudiantes) y por lo tanto no ven mal el "puntito" en Córdoba.

En este abanico de verdades futboleras relativas, hay dos cuestiones totalmente absolutas:

Û 1) Decididamente, ahora el mano a mano para ver quién acompaña a Huracán a la "B" es entre Unión y Talleres de Córdoba.

Û 2) Unión no puede ni debe perder el viernes, porque un traspié prácticamente lo condenaría en casi todo (futbolístico y anímico) aunque no en lo matemático.

Û


¿Lo liberará un poco a Unión el hecho de jugar el viernes lejos de su casa y con todo el entorno en contra en el Chateau Carreras ante Talleres? Ni Cristo lo sabe. Quedan 15 puntos y son 2 los que separan a Unión de la salvación.

Quizás los marginalmente optimistas no tomen el juego del viernes como decisivo. Y quizás los extremadamente pesimistas piensen que a Unión sólo le queda una sola bala para salvarse. Los realistas, personajes tipo marcianos en el mundo del fútbol, saben que los plazos se acortan, el oxígeno se termina y las balas se acaban.

En la misma cancha en la cual hace 8 años -y ante el mismo rival- empezó a pegar su vuelta a la Primera División, Unión irá el viernes a buscar casi una hazaña. Que si es por como jugó ayer, tendría que ser un milagro. Pero que si es por el nivel de Talleres, no sería tan milagroso.

En realidad, después de Huracán, tanto Unión como Talleres escriben en el mundo del descenso "la historia del muerto y el degollado". Donde uno no se puede asustar del otro.

Unión 0 Arsenal 3


Cancha: Unión.

Árbitro: Gustavo Bassi.

Recaudación: 17.298 pesos.

Unión: Manduca; Wernly, Ortiz, Valli y Olivera; Adrián González, Priotti, Giménez y Ríos; Islas y Leguizamón. AS: Trípodi. Estuvo en el banco: Renzo Vera. Director técnico: Juan José López.

Arsenal: Limia; Espínola, Carlos Ruiz, Manrique y Cogliandro; Alvarez, Esmerado, Andrizzi y Javier Morales; Silvio González y Adrián Romero. AS: Coldeira. Estuvo en el banco: Patricio González. Director técnico: Jorge Burruchaga.

Goles: en el primer tiempo, a los 5 minutos Esmerado (A) y a los 44 minutos Darío Espínola (A); en el segundo tiempo, a los 11 min. Adrián Romero (A).

Cambios: en el segundo tiempo, antes de empezar, Perezlindo por Wernly (U), a los 11 min. Torres por Ríos (U), a los 23 min. Grondona por Javier Morales (A) y Navas por Giménez (U), a los 34 min. Cantero por Romero (A) y a los 41 min. Gareca por Silvio González (A).

Amonestado en Unión: Jorge Priotti.

íQué viernes!


El partido Talleres-Unión se jugará en el Estadio Olímpico de Córdoba. Como la policía cordobesa se acuartela 48 horas por las elecciones del domingo, juegan el viernes por la noche. El horario sería entre las 20 y las 20.30. Dicen que el árbitro sería Héctor Baldassi.

Darío Pignata





Compartir:
Imprimir Compartir por e-mail
  
Todo el diario

TODOS LOS DÍAS.
• El Litoral
• Deportes
• Espectáculos
MIÉRCOLES
Motores y tendencias
SÁBADOS
CampoLitoral
Nosotros
DOMINGOS
Clasificados
Necrológicas Anteriores
Lo más visto
Ahora En Portada