Edición del Sábado 11 de octubre de 2008

Edición completa del día

Edición impresa - Revista Nosotros Nosotros

Nosotros: NOS-12
Para revestir los pisos
Cerámicos, porcelanatos y venecitas. En esta nota, algunas sugerencias para recubrir los pisos de la casa o su lugar de trabajo. Cada alternativa tiene sus ventajas y desventajas, según el espacio en que se aplique y el uso. Sepa cuál se adapta a sus necesidades.

Las cerámicas y porcelanatos que se utilizan en el piso son más pesados y duraderos que las que se aplican en las paredes y otras superficies, pues deben soportar el impacto de las pisadas y el peso de los muebles.

Se colocan siempre sobre el contrapiso que debe estar firme y nivelado. Las juntas no deben ser menores a 3 mm. No necesitan ser curados ni tratados luego de su colocación. Llevan siempre un zócalo en el mismo material o preparado especialmente para combinar con esa cerámica o porcelanato.

Estas opciones tienen a favor que proveen resistencia, practicidad en el mantenimiento y estética. Son completamente impermeables. Además, existen infinidad de variantes y tipos para adecuar a diferentes ambientes, usos y estilos.

Sin embargo, pese a su gran resistencia, sufren el desgaste y pierden el color en lugares muy transitados. También se pueden marcar con golpes fuertes.

Para lograr una mejor ambientación, en habitaciones pequeñas conviene colocar las cerámicas en diagonal, preferentemente en colores claros, para generar sensación de amplitud.

Básicamente el color del piso se comporta como el color en la pared: los tonos claros retroceden y dan sensación de amplitud; los oscuros, avanzan hacia el espectador.

Venecitas

Muy popular en la década del '60 y de mucha aplicación en la actualidad, la venecita posee características excelentes para baños, cocinas y exteriores: alta resistencia a la humedad, los cambios de temperatura y los productos químicos (por ejemplo, limpiadores) y su color se mantiene inalterable con el paso del tiempo y la exposición a la luz.

Para una correcta terminación se deben llenar las juntas preferentemente con cemento puro; blanco para una junta blanca, o agregándole ferrite para una junta de color.

Decorar con venecitas aporta personalidad y diseño. Su uso para decoración posee varias aplicaciones: como revestimiento uniforme, en combinación con otros materiales o para diseño de dibujos, guardas y murales. Como efecto decorativo, se puede continuar un piso de venecitas en paredes, vanitories y bañaderas.

Su pequeño formato hace de la venecita un revestimiento ideal para cubrir superficies curvas, lo que no permiten otros materiales similares como, por ejemplo, los cerámicos o piedras. Con frecuencia se coloca en revestimientos de piletas de natación.

Al igual que otros elementos que se utilizan en pisos, tienen características a favor y en contra. A favor está la resistencia de las venecitas a los cambios de temperatura, los agentes químicos y atmosféricos, la humedad y el paso del tiempo, a la vez que ofrecen infinitas posibilidades de diseño y aplicación.

No obstante, se necesita tiempo y mano de obra especializada para su colocación.

Fuente: estiloambientacion.com.ar+ por Revista Nosotros





Compartir:
Imprimir Compartir por e-mail
  
Todo el diario

Seguinos

Necrológicas Anteriores

Recomendadas

Colón ganó en Santa Fe y cortó la racha positiva de River -  -
Algunas nubes opacan el sábado en la ciudad  -  -
Área Metropolitana
Una violenta pelea de pareja terminó con una mujer internada y un departamento quemado -  -
A punta de pistola robaron dinero en una estación de servicio de Av. Peñaloza  - La zona donde se produjo el hecho  -