Edición del Miércoles 25 de marzo de 2009

Edición completa del día

Grávida, la defensa de la vida desde su misma concepción - Escenarios & Sociedad Escenarios & Sociedad

25 DE MARZO

Grávida, la defensa de la vida

desde su misma concepción

En el Día del Niño por Nacer, una mirada a una de las instituciones que trabajan para preservar la vida humana.

GRACIELA DANERI

cultura@ellitoral.com

Grávida cumple este año su quinto aniversario (hoy, Día del Niño por Nacer), y realizó un concurso de afiches al que se invitó a participar a todos los colegios de la Arquidiócesis, con un jurado integrado por miembros de la Junta de Educación Católica, la Universidad Católica, de Grávida y de la Pastoral Familiar.

Se eligió un trabajo por nivel, y el premio era promocionar el afiche para recordar este día y los cinco años de la entidad. Resultó ganador el 2º grado C de la escuela Santa Rosa de Lima, con la guía de su docente de plástica María Isabel Mussio y la maestra del grado María Belén Cortina.

Ambas realizaron un trabajo previo para que todo lo realizado quedara plasmado en el afiche y la UCSF fue la que colaboró imprimiendo los mismos y efectivizando su diagramación.

Una cuestión moral y ética

El Día del Niño por Nacer está establecido por decreto del PEN, aunque para los católicos es el de la Anunciación. “Lo que sostenemos expresan las docentes citadas y el matrimonio coordinador de la asociación, Liliana y Emilio Perizzotti- es que la defensa de la vida no es privativa de los católicos, pues agnósticos, ateos, gente de otras confesiones, también la respetan desde su concepción, ya que trasciende el plano de la fe: es una cuestión moral y ética para todos. Por eso colaboran con nosotros muchas personas no creyentes. Si no defendemos el derecho a nacer, que es el derecho a la vida, ¿qué otro derecho tiene sentido?”, preguntan. Y agregan: “Para qué hablamos del derecho a la educación, a la salud, a la vivienda si después no damos el derecho a nacer. Que no nos pase lo que a países europeos, donde se cierran jardines, escuelas primarias, etc, porque la población está envejeciendo velozmente y sólo quedan los inmigrantes, no tomemos ese camino”.

Ante un embarazo no esperado por lo general se desata una crisis y la primera opción que se presenta es abortar, y sobre esto hay muchos que, de buena fe, creen que es la única posibilidad.

—¿Qué hacen ustedes?

— Acudimos a esa madre en crisis para contenerla, ayudarla. Siempre decimos, ella no tiene la obligación de quererlo, pero sí de tenerlo; ya encontraremos personas que le darán el amor y el acompañamiento.

—Pero para ello se necesita una ágil ley de adopción sin tantas trabas burocráticas, con lo que se frustrarían además el tráfico de bebés y los delitos conexos.

—Faltan políticas de Estado para esto, tanto como para el seguimiento, contención y ayuda de la embarazada. No es que nosotros obligamos a nadie, sino que tratamos de hacerle ver que hay otras cosas para hacer.

Pretendemos que la madre en conflicto hable con nosotros, con un servicio que funciona con voluntarios las 24 horas y que respeta la privacidad de la persona que llama y la de la que informa sobre un embarazo no esperado de otra persona, sea ésta familiar o amiga, o sea la que nos da el dato, que muchas veces es una compañera o compañero de la escuela. Lo único que necesitamos es el nombre de la chica y un teléfono y allí empezamos a trabajar. También hablamos con la madre de ella para despertar conciencia si es necesario.

Casos emblemáticos

La gente de Grávida relata casos que resultan muy tocantes, como el de una menor embarazada, de padre drogadicto, internado en un centro de rehabilitación y que ni sabía que sería padre. A ella la habían desalojado porque no podía pagar el alquiler, estaba sin trabajo. “La chica nos decía: “No tengo dónde vivir ni qué comer, cómo voy a traer un hijo al mundo’. Grávida le dio acompañamiento, le consiguió trabajo, casa, la llevamos al médico que colabora con nosotros (el Dr. Kerz y antes el ya fallecido y recordado Dr. Moleón Casañas), le brindamos estudios de laboratorio y ecografía gratuitos. La providencia y el tiempo, con nuestra ayuda, le dieron a esa chica la posibilidad de recomponer su pareja y vínculos afectivos, él se recuperó de su adicción, se casaron, trabajan los dos, y tuvieron su hijo.

“A otra mamá, que la echaron de la casa, la alojamos en una habitación que nos prestaron para que ella viviera allí con su hijito, pero mientras tanto hicimos reflexionar a los padres, que ahora están chochos con su nieto”.

Y así siguen las anécdotas, cada una con su carga de problemas muy especiales, personales o familiares, sentimientos contradictorios, a veces ignorados, pero en general cuando la mujer se siente contenida y acompañada, opta por la vida.

—¿Cómo llevan adelante toda esta tarea?

—Gracias a la colaboración de los colegios, parroquias, movimientos arquidiocesanos y de personas que se acercan y nos dicen: “Che, si necesitás algo avisanos”. Pero insistimos, nuestro trabajo se hace con el mayor de los respetos y privacidad, no imponemos nada.

Es que los miembros de Grávida conocen por experiencia directa con esta realidad los problemas sicológicos que acarrean durante toda su vida las mamás que abortaron.

Grávida, la defensa de la vida desde su misma concepción

“Para qué hablamos del derecho a la educación, a la salud, a la vivienda, si después no damos el derecho a nacer”.

Foto: ARCHIVO EL LITORAL

///

ADEMÁS

Adhesiones

En el décimo aniversario de la celebración del Día del Niño por Nacer, la Federación de ex alumnos de colegios católicos, la Asociación civil Eva (Evangelium Vitae de Argentina) y la Asociación Jérome Léjeune de Argentina consignaron que “este día incumbe a todos, porque ha sido instituido para recordar y afirmar el derecho a la vida de los más pequeños e indefensos”.

Las entidades sostuvieron que “defender el derecho a la vida del niño por nacer es el primero de los derechos humanos, cuya negación lleva a la caída de todos los otros.

“Cabe recordar que el Derecho argentino protege la vida del niño por nacer desde el momento mismo de la concepción, ya que desde ese instante es un nuevo ser, con patrimonio genético propio”. Agregaron, por último, que “una sociedad en la que el derecho a la vida no esté legalmente protegido y tutelado es una sociedad intrínsecamente amenazada”.

La iniciativa instituida por el gobierno argentino el 7 de diciembre de 1998, proclamando el 25 de Marzo como Día del Niño por nacer, produjo su primera celebración en dicha fecha en 1999. El acto se realizó en el Teatro Coliseo, de Buenos Aires, y congregó a representantes de la Iglesia Católica e invitados especiales como Monseñor Francisco Gil Hellin, secretario del Pontificio Consejo para la Familia; el cardenal Bernard Law, arzobispo de Boston, y monseñor Renato Martino, observador permanente de la Santa Sede ante Naciones Unidas. También estuvieron presentes representantes de las iglesias ortodoxas y cristianas, así como líderes judíos y musulmanes.

En esa oportunidad se leyó una carta del Papa Juan Pablo II donde hacía votos “para que la celebración del Día del Niño por Nacer favorezca una opción positiva a favor de la vida y del desarrollo de una cultura orientada en ese sentido, que asegure la promoción de la dignidad humana en todas las situaciones”.



Compartir:
Imprimir Compartir por e-mail
  
Todo el diario

Seguinos

Necrológicas Anteriores

Más Noticias de Escenarios & Sociedad

Recomendadas

Una triste situación que se repite con cada lluvia  -  -
Regionales
Una vejez placentera: el sexo y el amor después de los 60 - Oportunidades. De acuerdo a la nueva concepción de la ancianidad, los adultos mayores tienen tantas posibilidades de realizar cosas y de disfrutar momentos como en otras etapas de sus vidas. Es cuestión de aceptar el desafío y animarse a lograrlo.  -
Área Metropolitana
Video: el momento en el que hallaron al ARA San Juan -  -