Edición del Jueves 30 de abril de 2009

Edición completa del día

El Argentinosaurus revive en Alemania - Información General Información General

Una muestra sin precedentes

El Argentinosaurus revive en Alemania

Los restos fósiles del mayor herbívoro que existió en la prehistoria es exhibido actualmente en la exposición paleontológica que se realiza en Rosenheim, en el sur germano. Medía hasta 40 metros de largo y su peso rondaba las 80 toneladas. Es patrimonio del Museo de Ciencias Naturales de La Plata.

Patricia Baelo

Agencia EFE

Durante décadas, los dinosaurios han cautivado con su misterio a paleontólogos y cineastas. En estos días, el mayor herbívoro que ha existido, el Argentinosaurus, ha resucitado en el centro de exposiciones Lokschuppen, en Rosenheim (sur de Alemania), convertido en el protagonista de una muestra inédita.

“Dinosaurios - Gigantes de Argentina” surge para enseñar el proceso evolutivo de estas fascinantes criaturas hasta su extinción, en el período cretácico, explicó a EFE el doctor Edgardo Romero, director del Museo de Ciencias Naturales de Argentina.

“El objetivo es presentar al mundo las investigaciones que se han hecho en Argentina en el campo de la paleontología, especialmente en los últimos años, al tiempo que rendir un homenaje a Karl Hermann Konrad Burmeister, un alemán que investigó con fósiles argentinos en el siglo XIX”, subrayó.

Así, coincidiendo con el bicentenario del nacimiento de Charles Darwin -padre de la teoría evolutiva-, el Argentinosaurus huenculensis, el mayor espécimen de dinosaurio descubierto hasta el momento, con 40 metros de largo y cerca de 80 toneladas de peso, comparte escenario con cuatro especies nunca antes expuestas.

Se trata del Eoraptor, considerado el más primitivo, con 235 millones de años, el recién descubierto Austroraptor cabazai, el Panphagia protos y el Leonerasaurus.

Cuatro especies que forman parte de una amplia exposición compuesta por 16 esqueletos de dinosaurios completos, siete reconstrucciones a tamaño natural y 13 fósiles originales, entre los que se hallan huesos, restos de piel, huellas e incluso un huevo y un embrión de dinosaurio.

La parte más pedagógica de la muestra viene determinada por numerosas instantáneas e imágenes de los paisajes donde tuvieron lugar los descubrimientos.

Argentina ha sido, desde siempre, un escenario de gran interés para los paleontólogos de todo el mundo, en tanto que lugar donde se han descubierto las especies de mayor tamaño e interés.

De hecho, se han hallado restos óseos en casi todo el territorio nacional, aunque la mayoría se han encontrado en la Patagonia y a lo largo de la cordillera de los Andes, sobre todo en las provincias de San Juan y La Rioja.

Entre los dinosaurios, se encuentra también retratado en la exposición el Gigantosaurus carolinii, que medía cerca de 12 metros de largo y pesaba unas 6 toneladas, lo que le convierte en el mayor carnívoro conocido, “algo mayor que un Tiranosaurio”, apuntó Romero.

A su juicio, “es un gran orgullo” poder exportar y exponer todos estos materiales, por fin, “tras muchos años de investigaciones”.

“Estoy muy contento de poder mostrar todos estos materiales, aunque también he de confesar que siento una cierta envidia porque algunos de los que están ahora en Alemania están mejor preparados que los que nos quedan en Argentina”, declaró.

Por su parte, el centro de exposiciones de Lokschuppen afronta con gran entusiasmo el reto de reunir en una sola exhibición los últimos hallazgos paleontológicos, e incluso ha tenido que construir una sala especial en la plaza Laziseplatz para albergar al enorme Argentinosaurus, debido a sus dimensiones. “Esperamos recibir unos 200.000 visitantes”, añadió una portavoz del Lokschuppen.

Es un proyecto del gobierno argentino, en colaboración con una decena de museos, entre ellos el de Ciencias Naturales Bernardino Rivadavia de Buenos Aires, el Expona de Bolzano (norte de Italia) y Cubo (Venecia), con el apoyo del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Conicet) de Argentina.

La muestra se abrió hoy al público y podrá visitarse hasta el 25 de octubre, fecha en que dejará Rosenheim, para recorrer otras ciudades europeas hasta finales de 2010, cuando volverá a Argentina.

///

ADEMÁS

Su descubrimiento

Los restos de Argentinosaurus fueron descubiertos en la formación río Limay, en la provincia de Neuquén, en 1989, por una comisión paleontológica integrada por el museo Carmen Funes, el Museo de Cipolletti, la Universidad Nacional del Comahue y el equipo de excavación de YPF de Plaza Huincul.

Su nombre genérico, Argentinosaurus, proviene de Argentina el país donde fue hallado y el sufíjo saurus del griego que significa lagarto. El epíteto específico, Huinculensis, hace referencia a la localidad de Plaza Huincul, cerca de donde fuera encontrado. Los restos del Argentinosaurus fueron encontrados luego de la denuncia de Sr. Guillermo Heredia, puestero de Las Overas, una estancia de Plaza Huincul. En ese momento, el personal del Museo de Carmen Funes extrajo una tibia que fue depositada en el cuarto de exposición del mismo. Un tiempo más adelante, en el verano de 1989, una comisión del Museo Argentino de Ciencias Naturales de Buenos Aires realizó la extracción del material fósil, como parte del trabajo en el terreno de un proyecto de la investigación financiado por la National Geographic Society.

Estos materiales fueron comunicados en las VI Jornadas Argentinas de Paleontología de Vertebrados, y están depositadas dentro de la Colección de Paleontología de Vertebrados en el Museo Municipal de Carmen Funes de Plaza Huincul, provincia de Neuquén, con las siglas PVPH-1.

El Argentinosaurus revive en Alemania

El Argentinosaurus huinculense es exhibido en el centro de exposiciones de Rosenheim (Alemania). La muestra se titula “Dinosaurios-Gigantes de la Argentina”.

Foto: Agencia EFE

///

ADEMÁS

Sobrevivientes

La extinción en masa de hace 65 millones de años no acabó con todos los dinosaurios y algunos lograron sobrevivir medio millón de años más, según un geocronólogo estadounidense.

James Fassett halló en las areniscas de Ojo Álamo, en la cuenca de San Juan, en Estados Unidos, fósiles posteriores a la extinción en masa, que indican que los dinosaurios vivieron en esa zona remota de Nuevo México y Colorado hasta medio millón de años más.

El científico dijo a EFE que ignora por qué finalmente desaparecieron estos saurios, aunque al ser los descendientes de unos pocos supervivientes posiblemente su diversidad genética era escasa, lo que los hizo más susceptibles a la enfermedad.

La investigación, publicada en la revista “Paleontología Electrónica”, se centró en análisis químicos detallados de los huesos y la edad de las rocas donde fueron descubiertos los fósiles.



Compartir:
Imprimir Compartir por e-mail
  
Todo el diario

Seguinos

Necrológicas Anteriores

Más Noticias de Información General

Recomendadas

Es ley el Presupuesto provincial 2019 -  -
Política
Alerta por tormentas fuertes o severas -  -
Área Metropolitana
Diego Dabove es el nuevo entrenador de Argentinos Juniors -  -
Térmicas de casi 50° en la ciudad  -  -