Santa Fe | Sábado 25 de octubre de 2014 | 11:28 hs
Nublado ParcialT: 27° ST: 28° H: 60% - Clima extendido

Deportes
Edición del Viernes 07 de agosto de 2009

Deportes / El día que Alain Delon vino a Santa Fe a ver a su amigo

Carlos Monzón cumpliría hoy 67 años de vida...

El día que Alain Delon vino

a Santa Fe a ver a su amigo

“Cuando te vi, fue una de las mayores alegrías de mi vida”, le dijo “Escopeta”.

Tomás Rodríguez

(Especial para El Litoral)

Los aplausos, los gritos de exclamación, vítores y los receptores de radio, daban cuenta de la presencia del protagonista de “La Piscina”, “Borsalino (junto a Jean Paul Belmondo)” y el “Asesinato de Trosky”. En ese momento, se aflojaron las piernas del “Macho” o el “Hombre de Hierro”, como se lo conocía durante su notable campaña en los cuadriláteros europeos y del mundo. Carlos Monzón, el más grande campeón mundial de los medianos, recibió en la cárcel de Las Flores, con notable alegría, una amplia sonrisa en sus labios y con un abrazo interminable, a su amigo Alain Delon.

Cuando el rodado oficial que trasladaba a Delon y que avanzaba por la Av. Blas Parera, al doblar hacia la izquierda y avanzar por la calle principal hacia la cárcel, varias decenas de miles de personas que estaban apostadas en el lugar desde hora temprana, con banderas argentinas y de entidades deportivas, fotografías del más grande deportista de Santa Fe de todos los tiempos, pañuelos, pancartas y otros elementos, llenaron de asombro al cineasta.

El visitante comprendió realmente la admiración, el amor, la grandeza, la popularidad y la pasión del pueblo por Carlos Monzón, los cánticos de hombres y mujeres de los barrios más humildes y vulnerables del noroeste de la capital santafesina, lo llenaban de orgullo, satisfacción, y brindaban también de esta forma el reconocimiento y agradecimiento a su amistad.

Cuando el vehículo pasó el pórtico de la Unidad Penitenciaria Nº 2 de Las Flores y se detuvo frente a la entrada principal, un nutrido grupo de mujeres que prestan servicios en dicho organismo se abalanzaron sobre la figura del intérprete de “El Silencio de un Hombre” y director de “Por la piel de un policía” y “Diamantes para un ladrón”. El director Alberto Núñez, con uniforme y el personal superior del establecimiento lo acompañaron al cineasta hasta la celda donde estaba el “Hombre de Hierro”, en medio de cerrados aplausos y ovación de los internos.

“17 años sin Carlos”

Monzón y Delon no se veían desde el día en que Carlos se retiró de los cuadriláteros. Delon fue el organizador, hace 35 años, de su combate con el cubano-mexicano José Angel “Mantequilla” Nápoles. No los unió solamente el éxito, sino también la adversidad, defendiendo el cineasta francés siempre su relación con el inolvidable poseedor del título de los medianos entre 1970-1977.

Aquella tarde en la cárcel, le confesó Monzón a su amigó francés que “estoy en la parte final del combate más largo y difícil de mi vida. Dentro del ring he sostenido peleas muy complicadas frente a rivales de notable jerarquía, porque en mi época de pugilista tuve la suerte de recorrer el mundo, especialmente en Europa (Roma, Montecarlo, París, Copenhague), teniendo como contrincantes a los mejores púgiles escalafonados en el concierto mundial”.

Entonces, el ex campeón mundial de boxeo le explicó a Delón que los momentos más dramáticos de su existencia, fueron cuando fue castigado por la Justicia bonaerense, consignando que “las celdas son deprimentes; las rejas te producen un gran dolor y tristeza y te dan ganas de quitarse la vida. Creo que me condenaron porque soy Carlos Monzón, para ejemplificar que nadie tiene privilegios”.

Al propio tiempo, reconoció Monzón que “estoy demasiado ansioso porque dentro de pocos días voy a salir en libertad bajo un régimen especial para los detenidos de buena conducta, visitaré en el cementerio municipal la tumba de mi padre, debido a que no le pude dar el último adiós cuando falleció porque estaba preso y estaré junto a mis hijos y a Agustín Uleriche, en el Quincho de Chiquito, en Guadalupe, un gran amigo, un hombre solidario, quien me trajo la comida todos los días desde mi traslado a Santa Fe”.

El insigne visitante mirando a los ojos a Monzón, le explicó en un francés un poco españolizado: “Mira Carlos, pienso personalmente que 17 años es demasiado tiempo para estar tan lejos de un hermano...”, concepto que llegó muy profundo al corazón del indomable campeón de boxeo, al que se le deslizaron algunas lágrimas de sus ojos.

Momentos después, Monzón le pidió a su amigo francés que lo acompañara hasta el patio del penal donde se sentaron solos en sillas de madera, siendo invitados por Ceferino Morales (campeón argentino amateur), sparring del inolvidable monarca, a degustar un exquisito café y a recordar tiempos viejos.

Sus amigos franceses

“Escopeta” Monzón reconoció que sus únicos amigos en el país galo fueron Delon y Jean Claude Bouttier, señalando que su única ambición durante todos los años que pasó en prisión, era volver a Francia para reencontrarse con ambos. “Le entregué a Carlos todos mis datos para que cuando saliera en libertad se pusiera en contacto conmigo”, refrendó el cineasta.

“En cuanto recobre mi libertad en mayo o junio tengo previsto viajar a Francia, porque ese país me gusta y te juro Alain que en la Argentina no puedo seguir viviendo”, expresó Monzón como pidiendo auxilio o ayuda.

Delon reveló a la revista argentina “Caras”, en 1993, que tuvo a su cargo la cobertura periodística exclusiva del acontecimiento que “hace 20 años invité a Carlos visitar Francia para exponer por octava vez el campeonato mundial de boxeo con Jean Claude Bouttier. Ese acontecimiento me dio la posibilidad de poder conocer mejor al monarca y sobre todo, al hombre, a ese personaje fuera de lo común”.

Un día en la cárcel

Cuando Monzón invitó al prestigioso cineasta y promotor francés a recorrer el resto de su morada en la UP Nº 2 de Santa Fe, le contó cómo transcurría un día en su residencia carcelaria: “Por la mañana me entreno un poco; después almuerzo con mis compañeros, la comida la preparamos nosotros, dormimos una breve siesta y a las tres (15 horas) jugamos al fútbol. Alrededor de las seis merendamos y luego de la cena miramos la televisión; antes de acostarme, todas las noches, leo la Biblia y con ella me despierto cada mañana”.

El día que Alain Delon vino a Santa Fe a ver a su amigo

Carlos Monzón junto al querido “Chiquito” Uleriche y Alain Delon, en pleno patio de la cárcel de Las Flores. Momento inolvidable.

Foto: Archivo El Litoral

4.jpg

El galán francés en el momento de ingresar a Casa de Gobierno. Causó conmoción.

Foto: archivo el litoral

Alain Delon, en el momento de bajarse del avión en el aeropuerto de Sauce Viejo y camina por la pista hacia el hall principal.

Foto: Archivo El Litoral

 

El día que Alain Delon vino a Santa Fe a ver a su amigo

Alain Delon ingresa al penal acompañado por el jefe del mismo.

Foto: Archivo El Litoral

 

El insigne visitante mirando a los ojos a Monzón, le explicó en un francés un poco españolizado: “Mira Carlos, pienso personalmente que 17 años es demasiado tiempo para estar tan lejos de un hermano...”, concepto que llegó muy profundo al corazón del indomable campeón de boxeo, al que se le deslizaron algunas lágrimas de sus ojos.

Momentos después, Monzón le pidió a su amigo francés que lo acompañara hasta el patio del penal donde se sentaron solos en sillas de madera, siendo invitados por Ceferino Morales (campeón argentino amateur), sparring del inolvidable monarca, a degustar un exquisito café y a recordar tiempos viejos.

Sus amigos franceses

“Escopeta” Monzón reconoció que sus únicos amigos en el país galo fueron Delon y Jean Claude Bouttier, señalando que su única ambición durante todos los años que pasó en prisión, era volver a Francia para reencontrarse con ambos. “Le entregué a Carlos todos mis datos para que cuando saliera en libertad se pusiera en contacto conmigo”, refrendó el cineasta.

“En cuanto recobre mi libertad en mayo o junio tengo previsto viajar a Francia, porque ese país me gusta y te juro Alain que en la Argentina no puedo seguir viviendo”, expresó Monzón como pidiendo auxilio o ayuda.

Delon reveló a la revista argentina “Caras”, en 1993, que tuvo a su cargo la cobertura periodística exclusiva del acontecimiento que “hace 20 años invité a Carlos visitar Francia para exponer por octava vez el campeonato mundial de boxeo con Jean Claude Bouttier. Ese acontecimiento me dio la posibilidad de poder conocer mejor al monarca y sobre todo, al hombre, a ese personaje fuera de lo común”.

Un día en la cárcel

Cuando Monzón invitó al prestigioso cineasta y promotor francés a recorrer el resto de su morada en la UP Nº 2 de Santa Fe, le contó cómo transcurría un día en su residencia carcelaria: “Por la mañana me entreno un poco; después almuerzo con mis compañeros, la comida la preparamos nosotros, dormimos una breve siesta y a las tres (15 horas) jugamos al fútbol. Alrededor de las seis merendamos y luego de la cena miramos la televisión; antes de acostarme, todas las noches, leo la Biblia y con ella me despierto cada mañana”.

Literalmente acosado por las mujeres

La mayor sorpresa del famoso cineasta natural de Sceaux Hautes de Seine, nacido el 8 de noviembre de 1935, fue cuando arribó a la Casa Gris, debido a que en el vestíbulo le dieron una calurosa e inédita bienvenida más de un millar de mujeres (de varias generaciones), de distintos organismos provinciales, legislativos, judiciales, municipales, estudiantes y de la actividad privada; siendo apretujado, manoseado, recibió entonces un especial afecto -además de besos, caricias, ternura- y el amor de las santafesinas expresado de distintas maneras.

En la oportunidad, quedó demostrado el beneplácito que causó en la comunidad femenina la presencia del ilustre visitante, quien por medio de la pantalla grande alcanzó un notable prestigio, fama y popularidad, luciendo todavía con casi seis décadas de existencia, un gran aspecto físico y atractivo masculino, debiendo el entonces gobernador, Carlos Alberto Reutemann, ofrecerle auxilio y rescatarlo de esa difícil situación. Alain Delon, con 59 años, en el despacho oficial apareció con su elegancia habitual, luciendo pantalón negro, camisa celeste, al tono con sus ojos, blaizer azul y zapatos de gamuza color marrón oscuro.

El francés en el despacho oficial, al recuperar la tranquilidad expresó: “Gobernador Reutemann, vengo a presentarle mis saludos, expresar mi felicitación por su nueva función y solicitarle autorización para poder visitar a mi amigo Carlos Monzón, en la Unidad Penitenciaria Nº 2 de Santa Fe, donde voy a ir a saludarlo después de 17 años, y pedirle que cuando recupere su libertad lo espero en Francia, donde pienso recorrer junto a él varios países de Europa”.

Antes de despedirse, Alain Delon además de expresar la admiración por su amigo e indiscutido monarca de los medianos, precisó que “como Monzón, nunca me olvidé de mis propias raíces, porque yo también fui muy pobre. Carlos me confesó alguna vez que de la miseria llegó a la opulencia”, asegurando finalmente que “sobre el ring fue un gran campeón y fuera de él un buen compañero y amigo”, concluyó.

El día que Alain Delon vino a Santa Fe a ver a su amigo
 


Otras noticias de esta sección
Alí sigue en la puesta a punto del equipo: recibe a Be
Será mañana, desde las 15, en el 15 de Abril. Sin novedades por el defensor.
El Colón que se viene con cinco caras nuevas para esta
Llegaron Juan Manuel Lucero, Federico Nieto, Maxi Caire, De Miranda y Ricky Gómez. El Turco priorizó mantener la base y se ilusiona con los pibes de las inferiores.
Último amistoso en La Reserva Cardales
El plantel profesional del Club Atlético Colón que ayer jugó y perdió 3-0 con Arsenal de Sarandí, estará disputando mañana el último de los amistosos en Buenos Aires, cuando mida fuerzas desde las 10 en el-...
Porto, absuelto
El comité de control y disciplina de Uefa se declaró “no autorizado” para decidir sobre la admisión o exclusión del Porto en la Champions League, por lo que los portugueses serán uno de los 32 equipos-...
El fútbol no comienza y muchos se alteran
Las partes no se ponen de acuerdo y por eso se dilatan los tiempos ante el regreso de los torneos locales. El martes venidero parece ser el día D para la resolución, aunque más no sea de manera parcial.
Continúa la segunda fecha del Clausura
Colón de San Justo y Argentino de San Carlos protagonizan el duelo más importante de la fecha. Anoche, Unión y Sanjustino empataron en el adelanto. En el ascenso también se jugará la segunda fecha.
Ranking de noticias
tapa
Edición impresa
Viernes 07 de agosto de 2009

Ver edición completa
Todo el diario

TODOS LOS DÍAS.
• El Litoral
• Deportes
• Espectáculos
MIÉRCOLES
Motores y tendencias
SÁBADOS
CampoLitoral
Nosotros
DOMINGOS
Clasificados
Seguinos
SEGUINOS EN TWITTER