Edicin del Domingo 23 de agosto de 2009

Edicin completa del da

El cuadro de Alí se pareció a uno de Dalí - Deportes | Fixture | Resultados Deportes

El equipo dio más de lo que muchos esperaban y, junto a un cambiante rival, armaron un lindo partido en La Tacita de Plata

El cuadro de Alí se pareció a uno de Dalí

Enrique Cruz (h)

(Enviado Especial a Jujuy)

Se podrá pensar que es el primer partido, que el campeonato es largo y resulta prematuro sacar conclusiones definitivas, que enfrente hubo un rival muy cambiante y que no es saludable alentar expectativas desmesuradas con tan poco tiempo de juego oficial. Todo esto es cierto. Tan cierto como que Unión mostró en la festiva San Salvador de Jujuy (por el nuevo aniversario del éxodo jujeño que se cumple justamente hoy) una cara muy distinta a ésas de intrascendencia que identificaron a la última campaña y que la transformaron en un verdadero fracaso. Más todavía: se debería hurgar mucho en los archivos para encontrar un rendimiento futbolístico que se asemeje al de ayer en aquel equipo de Trullet y de Gugnali que estuvo muy cerca del ascenso a Primera División. Porque, en realidad, el Unión que se vio ayer en Jujuy, sobre todo en el primer tiempo, pareció un equipo de primera: toque, buen manejo del balón, precisión en los pases, pocos pelotazos, subidas por sorpresa de Derlis Cardozo por izquierda y apariciones inesperadas de los dos volantes laterales por sectores por los que nadie los esperaba.

La prueba más clara se dio en el primer gol de Unión, que nació en un toque preciso de Saucedo para Cólzera en el sector central del terreno y una habilitación magistral de éste para Weiner, quien a la carrera definió con notable categoría ante la salida de De Giorgi. Luego, el tiro libre chanfleado de Saucedo permitió que Unión se fuese al descanso ganando 2 a 0 y motivando muestras sobradas de conformismo en todos y de sorpresa en muchos. Es que hacía mucho tiempo -demasiado quizás- que a Unión no se lo veía jugar tan bien al fútbol.

Después, pasó todo lo que puede ocurrir en un partido, nada que se aleje de la lógica. Apenas pasado el minuto del segundo tiempo, Gimnasia se puso 1-2 y se animó. El empate llegó y la incertidumbre del resultado final se incrementó. Pero cuando parecía que la estantería se le caía a Alí, resurgieron las ganas de ganar con las que salió a jugar el partido y pudo concretar la victoria con un penal que marró Cólzera, quien pateó fuerte y al travesaño, pero que Pedrito Suárez, quien ya había tenido antes una chance de cabeza, se encargó de sellar en la agonía del partido. Fue 3-2 y un festejo merecido de ese puñado de voluntades que se encargó de sorprender a más de uno con una actuación que estuvo por encima de lo que se puede esperar de un primer partido.

Meter como quiere Pumpido y jugar como quiere Alí

Sé que ambos entenderán lo que se quiere encerrar en este concepto, pero si algo se dijo hasta el cansancio en este tiempo fue que la intención del cuerpo técnico era cambiar cierta apatía que se notaba en el equipo en los últimos tiempos, para transformarla en fortaleza y entrega, condimentos indispensables para generar esa tan mentada actitud de la que tanto se habla en fútbol.

Había que meter mucho para que el cambio se note lo máximo posible, pero para ganar todos saben que hay que jugar. Y de eso se trató lo que Unión hizo en el primer tiempo y que le salió bastante bien; por momentos muy bien.

Para ello, fue clave el funcionamiento del mediocampo y la manera en que se buscaron Cólzera y Weiner, dos puntas que formaron inesperadamente la dupla ofensiva ante la ausencia de Guerra. Con un abanderado (Saucedo), convertido en la figura del partido: criterioso, solvente, bien ubicado para quitar y para recibir, más la suficiente claridad para la distribución de la pelota, tanto en la corta como en la larga. A él se sumó la prolijidad de Alexis Fernández (ocupó la titularidad que debía ser de Calgaro si no fuese porque no llegó su transfer), más el aporte futbolístico de Jorge Torres y de Matías Donnet, más trascendente lo del primero, porque supo formar un tándem por izquierda con la subida de un interesante Derlis Cardozo, que las hizo casi todas bien en ese primer tiempo.

Fue bueno lo de Unión y por momentos hasta muy bueno. Mucho toque, nada de andar tirando pelotazos sin ton ni son ni sacándose la pelota de encima, muy bien Saucedo y muy bien Cólzera también, encarando en el mano a mano a los defensores jujeños, sobre todo a Barreña, a quien tuvo a maltraer. Así, Unión se fue al descanso ganando y sorprendiendo con el 2-0 parcial.

Dudas, altibajos y un final a toda orquesta

Acertó Arzubialde en el arranque del complemento. Tanto acertó el técnico de Gimnasia, que hizo los cambios lógicos (sacó un defensor y un volante mixto para colocar un delantero y un volante ofensivo) pero generó un doble propósito: ser más ofensivo con su equipo y limitar al rival. ¿Por qué?, porque al meter tres puntas, tapó la subida de Cardozo y lo obligó a quedarse replegado; y lo propio ocurrió con Matías Donnet, que pasó de jugar en el campo rival a hacerlo en el propio por las permanentes subidas de Castillo por su sector. Pero no sólo eso, sino que anuló la incidencia que había tenido Saucedo en el primer tiempo. Y al apagarse Saucedo, más las limitaciones de Matías para subir por su lateral, Unión pasó a depender casi exclusivamente del “Coqui” Torres en el armado del juego y de los dos delanteros, ya no tan abastecidos como en la parte inicial.

Nadie discute que cuando Arraya metió el segundo gol cabeceando tras la espalda de Vera (el más flojo para defender), muchos pensaron que a esta historia ya se le conocía el final y que Unión tiraba por la borda el muy buen pasaje inicial. Sin embargo, el equipo retempló su espíritu en la parte final. Inclusive, lo hizo sin que el “Turco” moviese tanto el banco, pues los cambios llegaron en las postrimerías del partido. Avisó con el penal que estrelló Cólzera en el travesaño y sacudió a los jujeños, cuando todos se empezaban a conformar con la división de puntos, en el segundo minuto de descuento, con el gol de Pedrito Suárez que desató la euforia tatengue.

Partidazo y tres puntos a la bolsa. Es lindo empezar ganando y jugando como lo hizo Unión. Inclusive, resultó positivo, dentro de la merma en el rendimiento del segundo tiempo, saber que la inyección anímica del cuerpo técnico sirve para entender que hay que salir a ganar en todas partes y que jamás un equipo debe darse por vencido, ni siquiera en los peores momentos.

Otro Unión, el de tiempos no muy lejanos, seguramente hubiese perdido el partido. Y es muy posible que tampoco hubiese mostrado la imagen que dejó en un primer tiempo que debe ser tomado como parámetro de búsqueda para estacionarse en un nivel de rendimiento que le alcanzaría, si lo logra, para ser lo que muchos hinchas esperan: un equipo protagonista.

El temple y la capacidad de dar batalla y de entender que cada pelota debe disputarse como si fuese la última no implica, necesariamente, que se resigne a jugar al fútbol. Esto último, lo más elemental y primario que tiene este juego, aunque a veces cueste tanto lograrlo, es lo que Unión mostró en un primer tiempo donde, más que un equipo de la B, se pareció, por volumen de juego, a uno de Primera.

Unión jugó un gran primer tiempo y resurgió de las cenizas cuando el partido se le había puesto complicado: marró un penal pero ganó en la agonía del encuentro.

El cuadro de Alí se pareció a uno de Dalí

Toda la presión de Unión para rodear al jugador rival que lleva la pelota: Walter Yacob, Pedro Suárez (autor del gol del triunfo) y Alexis Fernández ahogan a Maximiliano Rodríguez, del equipo jujeño.

Foto: Gentileza diario Pregón de Jujuy

¿Qué pasó el día anterior?

El plantel de Unión concentró en un hermoso hotel ubicado sobre uno de los cerros de esta bella ciudad, enmarcado en un escenario natural muy lindo. El arribo se produjo el viernes en horas de la mañana y, por la tarde, el plantel se entrenó muy cerca del hotel, realizando algunos ejercicios de velocidad y fútbol-tenis.

Quienes tuvieron más movimiento fueron los integrantes del cuerpo técnico, que cayeron incuestionablemente ante un rival integrado por algunos dirigentes, cuerpo médico y choferes del micro.

Por un lado, Pumpido, Alí, el “Corcho” Lerman y los profe, no pudieron con un rival en el que estuvieron Lamas, el “Pato” Más, el doctor Battaglia y Sergio Magnín, entre otros. El resultado final fue 4-2 y se prometen revancha para antes del partido con Tiro Federal (de cábala, por supuesto), aunque nadie puede prometer que el resultado se repita.

Por la noche, arribaron desde Buenos Aires y por vía aérea los máximos directivos tatengues: Luis Spahn y Jorge Molina. Ellos, más Lamas, Más y Pumpido, estuvieron observando el encuentro en el palco visitante del 23 de Agosto.

2.jpg

Una de las alegrías de la noche jujeña. Los jugadores de Unión se abrazan para festejar uno de los tantos en el norte del país. El partido fue intenso y con un trámite muy cambiante.

Foto: Gentileza diario Pregón de Jujuy

/// SÍNTESIS

Gimnasia (J) 2

Unión 3

Gimnasia de Jujuy: De Giorgi; Ruiz, Pomba, Zelaya y Barreña; Maximiliano Rodríguez, Iuvalé, F. Torres y Luna; Arraya y Caggiano. A.S.: Bernacchia. Estuvieron en el banco: Ramasco, Barrionuevo y Ortega. D.T.. Héctor Arzubialde.

Unión: Caprio; Vera, Suárez, Yacob y Cardozo; Donnet, Alexis Fernández, Saucedo y Jorge Torres; Cólzera y Weiner. A.S.: Luján. Estuvieron en el banco: Barisone, Montero y Richard. D.T.: Fernando Husef Alí.

Goles: en el primer tiempo, a los 31 min Weiner (U) y a los 43 min Saucedo (U). En el segundo tiempo, al minuto, Castillo (G), a los 20 min Arraya (G) y a los 46 min Suárez (U).

Cambios: en el segundo tiempo, al comenzar, Fernández Francou (G) por Torres y Castillo (G) por Ruiz, a los 40 min Miranda (G) por Arraya, a los 42 min Acosta (U) por Donnet y Arrúa (U) por Cólzera y a los 48 min Mauro Maidana (U) por Weiner.

Incidencia: en el segundo tiempo, a los 28 min Cólzera (U) estrelló un tiro penal en el travesaño.

Amonestados: en Unión, Jorge Torres.

Cancha: estadio 23 de Agosto de San Salvador de Jujuy.

Árbitro: Ariel González.

10

Goles

Fueron los que marcó, hasta el momento, Germán Weiner con la camiseta de Unión. Todos fueron obtenidos de jugada, es decir que no hubo de tiros libre ni remates desde el punto del penal.

/// EL DATO

¿Quién pateaba?

El jugador designado para ejecutar los penales es el capitán de Unión, Matías Donnet. Ocurre que la jugada fue protagonizada por él mismo, quien remató en primera instancia, la pelota se estrelló en el palo y luego fue capitalizada por el propio jugador, a quien le cometieron una fuerte infracción que González pitó con la pena máxima. Como Matías no estaba en condiciones de pegarle a la pelota, lo hizo Cólzera y estrelló el remate en el travesaño.

5.jpg

Seguridad en el arco. Aunque sufrió dos goles -en los que no tuvo incidencia-, Nicolás Caprio debutó en la valla rojiblanca y mostró solidez cada vez que debió intervenir, principalmente en los centros.

Foto: Gentileza diario Pregón de Jujuy

4.jpg

Explotó el banco. La tensión acumulada después de tantos vaivenes en el partido se soltó con el tercer gol, a través de Suárez y en tiempo de descuento. Unión se trajo tres puntos muy importantes.

Foto: Gentileza diario Pregón de Jujuy

3.jpg

Derlis Cardozo persigue a un jugador rival. El marcador lateral izquierdo fue una de las figuras del equipo del Turco Alí, con una gran labor en el primer tiempo.

Foto: Gentileza diario Pregón de Jujuy

bajolalupa

CAPRIO (6).- En los goles no tuvo responsabilidad. La suerte le jugó a favor con dos tiros en el palo en el primer tiempo. Resolvió bastante bien algunos centros y remates en los que debió intervenir. Por ser el debut, bien.

VERA (4).- Lo desbordaron con llamativa facilidad, sobre todo en el segundo tiempo. Tampoco resolvió bien en pelotazos cruzados.

SUÁREZ (6).- Fue de menor a mayor. Empezó mal pero se acostumbró a los pelotazos que buscaban a los puntas de Gimnasia. Terminó dándole el triunfo a Unión.

YACOB (6).- Sobria tarea, haciendo la simple sin lucimientos ni puntos oscuros.

CARDOZO (7).- Uno de los mejores de Unión, sobre todo en el primer tiempo. Le colocaron un wing por su costado en el segundo, pero marcó bien. Tiene buen manejo.

MATÍAS DONNET (6).- No tuvo la importancia de otros volantes, caso Saucedo o el mismo Torres, pero hizo un aceptable partido y pisó reiteradamente el área rival. Le hicieron el penal que marró Cólzera.

SAUCEDO (7).- La figura de Unión. Se comió la cancha en el primer tiempo, bajó su nivel en el segundo y el equipo lo sintió.

ALEXIS FERNÁNDEZ (6).- Correcto y sobrio, le hizo el “aguante” a Saucedo y se manejó con criterio.

JORGE TORRES (6).- Buen partido en líneas generales. Fue interesante el tándem que armaron con Cardozo en el primer tiempo.

CÓLZERA (6).- Si metía el penal, estaba para mayor puntaje. Le dio un pase exquisito a Weiner en el gol y tuvo a maltraer en el mano a mano a la defensa rival.

WEINER (7).- Otro de los puntos altos en el rendimiento de Unión. Hizo el gol, no se fue del partido y luchó hasta el último minuto que estuvo en cancha.

ACOSTA.- Entró faltando poco para el final a darle una mano a Saucedo y Alexis Fernández en la contención.

ARRÚA.- El “Turco” lo puso en el final, para que corra y así aprovechar su velocidad en algún contragolpe.

MAIDANA.- Otro debutante. Iba a ingresar antes, porque Cardozo se sintió en su pierna izquierda, pero el paraguayo volvió a la cancha y el pibe lo hizo en el final, para meterse como un central más y aprovechar su buena estatura.



Compartir:
Imprimir Compartir por e-mail
  
Todo el diario

Seguinos

Necrolgicas Anteriores

Ms Noticias de Deportes

Recomendadas

Pronostican cuatro das consecutivos de lluvias en Santa Fe -  -
rea Metropolitana
Mientras descansaban en una  quinta, les desvalijan su casa  - Personal policial trabaj en el lugar y escuch el reclamo de los vecinos. -
Sucesos
Comesaa en la "pole" y  Dabove todava suena - Julio Avelino Comesaa, el da que pis el csped del Brigadier Lpez dirigiendo a Junior de Barranquilla, en su saludo con Eduardo Domnguez. -