Santa Fe | Viernes 22 de agosto de 2014 | 16:37 hs
DespejadoT: 29° ST: 29° H: 44% - Clima extendido

Área Metropolitana
Edición del Sábado 12 de diciembre de 2009

Área Metropolitana / Los temidos alacranes

Una constante del verano

Los temidos alacranes

El reciente fallecimiento en el hospital de Reconquista de una nena de seis años, oriunda de Vera, por la picadura de un alacrán, y el aumento de la demanda de suero antiescorpiónico desde distintos centros asistenciales de la provincia, revelan claramente que este peligroso arácnido está otra vez entre nosotros. Su llegada coincide con el aumento de la temperatura y de la humedad. Para prevenirse o, en su defecto, saber cómo actuar en una emergencia, es necesario informarse bien. Aportar esa información es el propósito de esta nota.

 
Los temidos alacranes

Características generales

Los ALACRANES o ESCORPIONES son artropodos pertenecientes a la clase de los arácnidos, que también comprende a las arañas, los ácaros y las garrapatas, entre otros.

El escorpión no agrede a excepción de que se lo moleste, pero se torna más peligroso en época estival, cuando las reacciones bioquímicas inducidas por su veneno se agravan por las altas temperaturas.

El género TITYUS es el más numeroso del orden escorpiones y cuenta con unas 90 especies, que desde América Central llegan a nuestro país.

A nivel mundial existen unas 1.500 especies conocidas y cientos que aún no han sido identificadas. Todos los escorpiones son venenosos, pero sólo 25 especies del mundo han sido identificadas como letales para el hombre. En Argentina, de todas las especies, el Tityus trivittatus puede ocasionar accidentes graves con su picadura. La peligrosidad del veneno se asocia con la especie, la edad y estado nutritivo del escorpión, la época del año y la cantidad de veneno inoculada.

Tienen una vida relativamente prolongada, ya que algunas especies pueden llegar a vivir hasta 25 años. Tardan aproximadamente un par de años para llegar a la madurez.

Especies

habitat.pdf

En los hogares

Es un animal de hábitos nocturnos, permaneciendo ocultos durante el día en el suelo o entre las cortezas de los árboles, es frecuente encontrarlos en lugares habitados por el hombre en sitios con maderas caídas, escombros, tejas, ladrillos, (ámbito peridomiciliario), pero además los encontramos dentro de las casas en grietas de paredes, pisos, zócalos, huecos de revestimiento de maderas, en desagües que conectan con cloacas, habitaciones y depósitos sin aireación, detrás de cuadros, bajo los muebles o entre la ropas y los zapatos.

Se adaptan a la vida dentro o fuera de los hogares, incluso en departamentos de pisos altos, lo que evidencia su hábito domiciliario.

Tamaño

Sus antepasados prehistóricos alcanzaron hasta 3 metros de longitud. Actualmente, el escorpión sudafricano Hadogenes troglodytes es, probablemente uno de los más grandes, alcanzando regularmente unos 25 cm de longitud. Las especies encontradas en Santa Fe Capital no superan los 5,5 cm de largo. Las hembras son las de mayor tamaño.

Hábitat

En nuestro país, se encuentran fundamentalmente en Misiones, Corrientes y Entre Ríos; en Chaco, Formosa, Santiago del Estero, Santa Fe, este de Salta y Tucumán, noreste de Córdoba y norte de Buenos Aires.

Cuerpoalacran.pdf

Es neurotóxico. Los escorpiones usan su veneno para matar a la presa que van a comer y necesitan 3 semanas para reponerlo. Si durante estas semanas emponzoñan a una persona, no tendrán suficiente veneno que inyectarle. Por esto, pueden no presentarse síntomas de envenenamiento. De todas formas, lo más aconsejable es acudir a un centro toxicológico.

Efectos del veneno

Síntomas como piloerección (carne de gallina), calambres en las piernas, dificultad para respirar, salivación excesiva, convulsiones, relajación de los esfínteres, fiebre y en algunos casos vómitos. Se pueden presentar complicaciones como fallas cardíacas, edema pulmonar agudo y pancreatitis, entre otras.

Las manifestaciones clínicas dependen de la especie y la cantidad de veneno inyectado. La toxicidad es más grave en los niños, especialmente en aquellos menores de 6 años.

El tratamiento depende de la gravedad del cuadro, desde sintomático para los casos leves hasta sueroterapia específica e internación para los casos más graves.

El veneno

alacran1.jpg

El Tityus Trivittatus es la especie que con más frecuencia se encuentra en la región y la más peligrosa.

Presenta una cola con aguijón y púa, pinzas alargadas y el dorso con tres rayas longitudinales oscuras. Generalmente es de color amarillento o amarillo rojizo. Los ejemplares más jóvenes son de coloración más claras.

Los temidos alacranes

Producción del antídoto

El veneno de escorpiones del género Tityus inoculado en equinos produce los anticuerpos específicos capaces de neutralizar los efectos nocivos de estos venenos. El veneno extraído de los escorpiones se inyecta en caballos, pero previamente se determina la potencia letal en ratones. Después de 10 a 12 días se extrae la sangre del equino, de la cual sólo se usará el plasma, que se purifica mediante una serie de procesos de los que finalmente se obtendrá el suero terminado.

El suero antiescorpiónico es un producto delicado que sólo debe ser aplicado por un especialista.

FOTOs: ARCHIVO EL LITORAL

Cómo actuar ante un picadura

En caso de picadura, se recomienda concurrir rápidamente al hospital más cercano para que su atención y tratamiento.

No automedicarse. Lo único que neutraliza en forma eficiente el veneno de los escorpiones es el suero antiescorpiónico. Los corticoesteroides son de dudosa eficacia y están indicados exclusivamente ante un cuadro de shock.

Como se produce intenso dolor se puede colocar hielo en el sitio afectado para aliviar las molestias mientras se transporta a la persona.

Si en la consulta hay síntomas de gravedad el paciente recibirá suero antiescorpiónico, para neutralizar la toxina.

No esperar a que aparezcan los primeros síntomas del envenenamiento para acudir a un centro hospitalario. Ante la picadura de alacranes, es fundamental la rapidez de la consulta y el traslado al hospital de referencia para ser atendido y evaluado a la brevedad.

Prevención

Evite la posibilidad de contacto con un alacrán.

Mantenga su hogar y alrededores libres de escombros, ladrillos, tejas, leña, maderas.

Tape las grietas u orificios de los revoques de las paredes, sobre todo si éstas son de ladrillo hueco.

Selle las cámaras de las cloacas.

Coloque malla metálica en las rejillas de las casas.

Utilice insecticidas que sean inocuos para los humanos, animales y plantas.

Si encontró uno en su casa, revise la cama antes de acostarse; no deje ropa en el suelo y si ello sucede sacudirla ante de utilizarla; revise los zapatos, sobre todo los de los niños, antes de colocárselos.

Se manifiesta con el dolor en el sitio de la picadura.

En general el dolor es intenso (que en los niños provoca llanto) y una variedad de signos y síntomas locales y generales que se expresan con diferentes grados de severidad, entre ellos: palidez, náuseas, vómitos, salivación excesiva, piel de gallina, palpitaciones.

La picadura frecuentemente sucede de noche.

La población más afectada son los niños pequeños y la localización es en los miembros inferiores.

Hay una serie de factores que determinan la evolución que dependen de la persona afectada: el peso, el estado nutricional, la presencia de enfermedades como asma, hipertensión, enfermedades cardiovasculares, diabetes y de la especie del alacrán: el número y lugar de la picadura, la cantidad de veneno inyectado y la época del año.

LOS Síntomas

escorpionaConCria.jpg
Captura.pdf

Alimentación

Son depredadores cuya dieta consiste básicamente en otros invertebrados, particularmente insectos, cucarachas y gusanos. Para capturar a sus presas, esperan en las proximidades de sus refugios, detectando pequeños movimientos y vibraciones del aire. Cuando la presa está suficientemente cerca, la toman con las pinzas y la matan o paralizan con una picadura. Sujetando a la presa inmóvil, utilizan los quelíceros para triturarla y desgarrar sus tejidos, a la vez que vierten por la boca un fluido digestivo, permitiendo que las enzimas empiecen a licuar y macerar el alimento, realizando parcialmente la digestión fuera del cuerpo. Una vez predigerido, el escorpión ingiere este caldo semilíquido.

Comportamiento

Son seres antisociales e independientes. En pocas oportunidades entran en contacto con otros alacranes. Sólo durante el apareamiento, en el período de desarrollo embrionario y mudas, o cuando un ejemplar devora a otro, puede observarse la presencia simultánea de dos escorpiones.

Son animales nocturnos, permanecen durante el día en sus refugios, bajo objetos o en lugares que les ofrezcan protección, donde se ha calculado que pasan aproximadamente del 92 al 97% de su vida. Poseen gran resistencia a condiciones físicas adversas. Pueden sobrevivir a radiaciones ionizantes en un porcentaje cien veces mayor al que mataría a un hombre. Pueden soportar el efecto del fuego, rehidratando con facilidad sus cuerpos.

Reproducción

El macho busca una hembra e inicia el cortejo que puede durar unos 10 minutos. Macho y hembra se mueven enfrentados, tomados por los pedipalpos. El macho deposita en el suelo un receptáculo en forma de ampolla con el esperma, y maniobra con la hembra, que coloca el área genital sobre el receptáculo y toma la masa espermática que se libera con una ligera presión. La fecundación puede tener lugar días e incluso meses después. Los huevos fecundados se desarrollan dentro de los conductos genitales de la hembra. El nuevo escorpión necesita varios meses, incluso más de un año, en desarrollarse completamente. Una hembra puede tener de 1 a 95 crías en un solo parto, según la especie. El Tityus Trivittatus puede llegar a tener 20.

Enemigos naturales

Cierto tipo de arañas, ciempiés, serpientes, las aves como las lechuzas y gallinas y algunos mamíferos como los armadillos y zorros y el hombre mismo. En los hogares se reduce sensiblemente el número de enemigos naturales, por lo que tiene amplias posibilidades de supervivencia.

 

 

antidoto.pdf

captura de un ejemplar

La manera más segura para su captura es cubrirlo con un frasco de boca ancha sobre una superficie preferiblemente horizontal (el piso o una mesa) y pasar con mucho cuidado una hoja de papel o cartón por debajo de la boca del frasco. Una vez seguro el animal, dentro del frasco y sobre el cartón, volcar el frasco para que caiga al fondo de éste.

El escorpión puede sobrevivir, incluso días, en el frasco sin necesidad de abrir orificios para que respire, siempre que se coloque en su interior un trozo de papel absorbente o algodón ligeramente humedecido.

Esta operación debe ser realizada sólo por un adulto.

Fuente: Archivo Diario El Litoral / Programa Provincial de Control de Zoonosis y Vectores. Ministerio de Salud de la Provincia

Diseño y edición de página: Ana Catella / EL LITORAL



Otras noticias de esta sección
Elecciones en el marco del Presupuesto Participativo
Son tres las opciones por las que mañana, de 9 a 12 en la escuela Estrada, podrán optar los vecinos: un bulevar sobre calle Beruti, mejoras edilicias y equipamiento en terrenos lindantes a la vecinal o la construcción de un polideportivo.
Ranking de noticias
tapa
Edición impresa
Sábado 12 de diciembre de 2009

Ver edición completa
Todo el diario

TODOS LOS DÍAS.
• El Litoral
• Deportes
• Espectáculos
MIÉRCOLES
Motores y tendencias
SÁBADOS
CampoLitoral
Nosotros
DOMINGOS
Clasificados
Seguinos
SEGUINOS EN TWITTER