Edición del Sábado 27 de agosto de 2011

Edición completa del día

¿Qué hacemos con estos clásicos? - Deportes | Fixture | Resultados Deportes

En AFA se juegan a partir de 1948, pero desde mucho antes, en el profesionalismo...

¿Qué hacemos con estos clásicos?

El 23 de agosto de 1931, hace 80 años, se jugó el primer clásico en la historia del profesionalismo. Un dato inédito, hasta el momento, y que tendrá seguramente amplias repercusiones. ¿Habría que tomar en cuenta estos clásicos hasta 1939?

 

Investigación y producción: Julián Monzón - Tomás Rodríguez

El primer clásico profesional entre Colón y Unión no tuvo un final feliz. Cuando transcurrían 23 minutos del complemento, un fallo polémico del árbitro Rogelio Loria, desató la ofuscación de los sabaleros, lo cual se tradujo en tumultos y hasta golpes de puños entre jugadores. Pese a los esfuerzos del juez por calmar el nerviosismo reinante, el partido no culminó. Los jugadores de Colón insistieron en no acatar el cobro del penal a favor de Unión y el juez decidió dar por concluido el partido.

Seguramente, los lectores no deben entender demasiado, sobre lo que están leyendo. La respuesta se encuentra en algo que no cabe dudas causará polémica, tanto o más que aquel penal sancionado por Loria y que nunca logró ejecutarse. Es que desde el punto de vista revisionista, producto del análisis de la historia del fútbol de Santa Fe, tenemos que darnos por enterados de algunas cuestiones, que tienen que ver con la historia del clásico santafesino.

En el año 1931, más precisamente el 24 de junio, se fundó la Liga Santafesina, cuyo principal objetivo para su formación fue el de profesionalizar una actividad que hasta el momento era amateur. Esto más allá de la actualidad, en donde su actividad y las de sus clubes (salvo Colón y Unión) es amateur. Bajo ese fundamento se ha defendido enérgicamente al club de Gimnasia y Esgrima como el primer campeón profesional del fútbol argentino. Pues entonces, si Gimnasia fue el primer campeón profesional la pregunta que plantemos desde aquí es: ¿por qué hasta aquí se ignoró que en el campeonato de 1931 se jugó por primera vez el clásico entre Unión y Colón? Algo que no sucedió ese año solamente, sino que se repitió en los posteriores.

El motivo

Siempre se tomó como profesionalismo a los torneos organizados por AFA. Bajo ese criterio, el primer enfrentamiento entre ambos fue en el año 1948, el cual ganó Colón 1 a 0 con gol de Salomón Elías. Pero hoy es válido recordar que en 1931 se conformó la denominada Liga Argentina (antecesora de AFA) que organizó su torneo profesional, de manera independiente del interior del país. Pero la Liga Rosarina y nuestra Liga Santafesina, también organizaron su primer campeonato profesional en la historia del fútbol.

¿Por qué cada cual organizó su torneo? Porque los clubes integrantes de la Liga Argentina se negaron a incorporar en su filas a los equipos del interior. Por eso, cada cual realizó su propio torneo de manera independiente. Tendencia que se mantuvo durante varios años, hasta que con la conformación de la AFA se comenzó a abrir el juego a los equipos que no pertenecían a la urbe de Buenos Aires. Así, Unión fue el primero de los clubes santafesinos, en participar a partir de 1940 en el torneo de Segunda División.

No tuvo final

El domingo 9 de agosto de 1931, la cancha de Unión fue el escenario para la disputa de la 4ta. fecha del torneo, que enfrentaba a quienes hoy son los clásicos rivales y que ya por entonces, tenían marcada rivalidad. Unión formó con: Corti; Angelini y Gómez, Napoleoni, Caffaratti y Monzón, Caggiano, Cattáneo, Chividini, Galateo y Noé. Por su parte, Colón alistó a: Cabrera; Flores y Clementi, Bustiche, Prat y Neder, Espíndola, Rivarola, Gianfelice, Martín Sánchez y Emilio Sánchez.

El público respondió de gran manera, a tal punto que se recaudaron $ 5.168,05. El juego fue intenso y el primer capítulo terminó con empate sin goles. En el complemento, rápidamente Colón llegaría a la ventaja. A los 7 minutos, Prat de tiro libre e inmediatamente por intermedio de E. Sánchez marcaría el segundo gol de Colón. Chividini puso el descuento y la emoción hasta que llegó la jugada que desataría la polémica y las protestas. El árbitro Rogelio Loria, sancionó mano de Clementi dentro del área y penal para Unión, a los 23 minutos del segundo tiempo.

Nunca se pateó

El comentario de la época marca como dudosa la infracción, o por lo menos que no hubo intención del jugador de Colón de impactar con su mano el balón. “Noé decidió enfilar un recio tiro a media altura, Clementi bajó una mano cubriendo una parte sensible de su cuerpo, la pelota pega violentamente en el back sonando en esos momentos el silbato del referee sancionando hands penal. Es necesario advertir que el juez Loria estaba lejos del sitio del hecho, casi sobre la línea de ataque del lado sur y aquel se había producido en la esquina del cuadro situado sobre el lado noreste. Clementi daba la espalda al árbitro, Loria pareció vacilar después de marcar la infracción. Por su parte, el back de Colón levantó su camiseta, mostrándole la señal que la ball había dejado en su cuerpo”. Un lenguaje que dista mucho del actual, pero que en su esencia relata lo sucedido en el campo de juego en el comentario de diario El Litoral de ese partido.

Estas protestas generaron el tumulto y la agresión con golpes de puños de Emilio Sánchez sobre Napoleoni. El árbitro se retiró del campo y retornó luego de algunos minutos, intentando ejecutar la pena máxima, pero esta vez fue Corti, el arquero de Unión el que reaccionó de manera violenta, generando que Loria se retire definitivamente del campo y dé por suspendido el partido.

Fallo no acatado

En la reunión del miércoles 12 de agosto del Consejo Directivo se llegó a una determinación, mediante la cual se daba por perdido el partido a Colón y cuyo fallo expresaba lo siguiente: “Vista las actuaciones del asunto, se resuelve dar por perdido el match a Colón -adjudicándose los puntos al equipo de Unión-, por no haber acatado el fallo del referee y se aplican 2 partidos de suspensión a los jugadores Emilio Sánchez de Colón y Ángel Napoleoni de Unión y 3 partidos de suspensión a los capitanes de ambos equipos Antonio Rivarola y Agustín Corti por la participación tenida en las incidencias producidas”.

Este hecho motivó que ese mismo día, Colón en Asamblea Extraordinaria decidiera pedir la reconsideración de la pena impuesta por la Liga y además retirar todas las divisiones del campeonato liguista, por lo “desconsiderado de la pena”.

Objetivo conseguido

Tal parece que no solamente en la actualidad los fallos disciplinarios causan controversias. También en aquella época, las presiones a veces tenían su efecto positivo. Aunque para Unión, terminó siendo negativo. La ausencia aún de un tribunal de disciplina, hacía que los hechos se resolvieran mediante el Consejo Directivo. El viernes 14 fue una ardua jornada de negociaciones, donde Colón mantuvo se férea postura de retirar todos sus divisiones si no se reveía el fallo, hasta que se llegó a la conclusión de que el partido del 9 de agosto quedaría anulado y se reprogramaría para el 23 de agosto de ese año.

Finalmente, el domingo 23 de agosto se volvió a jugar el partido, con arbitraje de Silvio Tocci. Nuevamente en cancha de Unión y con cobro de entrada. Este último aspecto no tuvo el éxito deseado, dado que la recaudación, apenas si superó la mitad del partido inicial ($ 2.718.50).

Unión alistó a: Lezcano; Angelini y Gómez, Pini, Caffaratti y Monzón, Simonsini, Leoncio, Chividini, Galateo y Noé.

Colón puso en cancha a: Cabrera; Flores y Clementi, Bustiche, Prat y Neder, Miranda, Espíndola, Gianfelice, Martín Sánchez y Martínez.

Con un primer capítulo que finalizó empatado en cero, en el complemento Albino Martínez a los 25 minutos puso en ventaja al sabalero, y a los 37 estiró cifras Livio Miranda, dándole el triunfo definitivo 2 a 0.

Con la nulidad del juego inconcluso del 3 de agosto, se llega entonces a la conclusión que el primer clásico del profesionalismo entre Unión y Colón fue el 23 de agosto de 1931. Algo hasta hoy desconocido o al menos ignorado. Un hecho puntual que cambiará nada más y nada menos que el tan famoso historial, que tanto tienen en vilo a los hinchas de unos y otros, buscando la cargada folclórica para determinar quién es el más ganador de los dos.

Parámetro de estudio

En esta revisión, pusimos un parámetro de estudio, que nos sirvió de mojón en la línea histórica de los enfrentamientos clásicos. El ingreso de Unión a AFA en 1940. Primero porque a partir de esa instancia, la competencia ya no iba a ser igualitaria, teniendo en cuenta que el Tate ya participaba en una instancia superior. Aunque pese a ello, Unión ganó el clásico jugado en 1940. Segundo, porque ya en ese año, hubo un intento de volver a declarar el fútbol de la Liga Santafesina, con el carácter amateur. Algo que si bien en los papeles no se consiguió, en la práctica comenzó a sentar precedentes.

C.jpg

Equipo de Unión de 1930, con destacados jugadores. De pie: Hernán López, Pini, Pérez, Bovo, Marinelli, Noé y Ulla. Agachados: Milessi, Wilde, Caffaratti, Galateo y Testi. Estos 18 clásicos que se jugaron entre 1931 y 1939, deberían contabilizarse como profesionales, aunque no fueron en el ámbito de AFA.

Foto: Archivo El Litoral

Hecho inusual

En el año 1937 se jugó un solo partido entre los clásicos rivales. ¿El motivo?, Unión disconforme con un fallo del tribunal de disciplina, retiró el equipo en la segunda rueda y por eso sólo se jugó el de la primera. La protesta era por un partido que había terminado con incidentes ante la negativa del jugador Borri (Tiro) de no retirarse del terreno de juego, al ser expulsado. Unión pretendía que se le diera por ganado el partido y no sucedió de esa manera.

 
¿Qué hacemos con estos clásicos?
A.jpg

La edición de El Litoral del 9 de agosto de 1931, cuando el partido no terminó. Fotos: El Litoral

B.jpg

Portada de nuestro diario del 23 de agosto, cuando el primer clásico se volvió a jugar y lo ganó Colón.

/// APOSTILLAS

Obsequio

Al finalizar el partido de 1931, el comerciante Pascual Calzi (propietario de las casas de venta de calzados “París” y “Esmeralda”) obsequió un par de botines a Albino Martínez por ser autor del primer tanto del clásico y el futbolista más valioso del primer clásico del fútbol profesional santafesino. Al jugador se lo invitaba a pasar por la casa ubicada en Crespo y Rivadavia a retirarlos. A su vez, la Copa “Bazar Mundial”, donada por esa firma comercial le fue entregada al capitán de Colón, Agustín “Meño” Flores (al año siguiente integró el equipo de River Plate, segundo campeón del fútbol profesional porteño, en 1932).

Fracturado

En el primer clásico de 1934, el jugador Gatti tuvo el infortunio de resultar fracturado durante la disputa del mismo. La lesión se produjo a los 5 minutos del primer tiempo y por ende Colón jugó con 10 todo el partido (todavía no estaba instrumentado realizar cambios). Luego del encuentro, el capitán de Unión, Rafael Amadei, ofreció realizar un partido a beneficio del jugador. Pero finalmente no fue el “Tate” el que protagonizó ese partido de beneficio, sino que lo hizo Gimnasia.

En dos días

Una circunstancia particular sucedió con el duelo del 17 de noviembre del 35. Mientras el juego de desarrollaba en cancha de Unión, una lluvia torrencial hizo suspender el partido, cuando se jugaban 25 minutos del primer tiempo y el resultado era 0 a 0. Luego prosiguió el día 24 y la victoria fue rojiblanca por 2 a1.



Compartir:
Imprimir Compartir por e-mail
  
Sábado 27 de agosto de 2011
tapa
Todo el diario

Seguinos

Necrológicas Anteriores

Más Noticias de Deportes

Recomendadas

Colón cayó ante Unión de Sunchales en la primera final -  -
Actualidad Sabalera
La EPE pidió realizar una audiencia pública para aumentar la tarifa - Maximiliano Neri, presidente de la EPE. -
Política
Prisión preventiva para el padre y la madrastra de un niño brutalmente golpeado -  -
Sucesos
Una caravana artística se apropió de la Peatonal para celebrar su remodelación -  -