Edición del Domingo 22 de abril de 2012

Edición completa del día

Muchacho de las cuatro décadas - Deportes | Fixture | Resultados Deportes

 

Fuertes cantó antes que Arjona en Colón

Muchacho de las cuatro décadas

Llegó a los 140 goles con la sangre y luto, escribiendo un capítulo más de una historia increíble. Se llevó todos los aplausos y elogios del grupo por bancarse el banco.

Muchacho de las cuatro décadas

“Bichi” tiene de hijo al “Bichito”

Fuertes, de origen calamar por su inicio en Platense, es especialista en hacerle goles a Argentinos Juniors. Luis Ojeda, insultado por su pasado tatengue, fue la gran figura de la cancha con sus tapadas, pero en esta no pudo hacer nada. Foto: Luis Cetraro

 

Darío Pignata

dpignata@ellitoral.com

Ya fue escrito: su vida futbolística con la camiseta de Colón es cinematográfica, digna del mejor de los rodajes. Ya está escrito: su destino con esta legendaria camiseta número “20”, por más que él ayuda mucho para escribirle el final feliz sabiendo que esta vez Esteban Oscar Fuertes no colgará el cartelito de otras veces: “Continuará”.

No se trata de quitarle valor al grito por el grito mismo y por otros tres puntos valiosos en casa que certifican la levantada en juego —ayer con menos volumen y resultados (hace seis que no pierde) de la mano de Sensini. Pero el gol de ayer fue especial para todos, mucho más que otras tantas 139 veces. Encima en una tarde que arrancó oscura como si fuera de noche: Chevantón a las nubes, Ojeda tapando todo, la pelota jugando a las escondidas con los dos caños y caminando en la línea de pintura sintética blanca símil cal. A todo esto, por si faltaba algo para creer que los elefantes enterrados salieron a orinar, la gravísima lesión de un perseguido Chevantón.

Estaba todo mal, hasta que de golpe estuvo todo bien. ¿Quién la iba a meter si no Fuertes estando Argentinos Juniors enfrente? El “Bichi”, cuya fecha de nacimiento futbolística está escrita en calamar, volvió a dejar en claro que le encanta acordarse de Platense y hacerle goles a este equipo. En la estadística, de estos 140 gritos, al que más veces lastimó fue a los Bichitos Colorados de Argentinos. De todos modos, el alivio está cerca para el viejo Tifón de Boyacá: en La Paternal saben que desde junio no lo sufrirán más a Fuertes como en estos últimos 15 años.

Y en Santa Fe, se sabe lo mismo pero con otro sentimiento, otra pasión, otro cariño que nunca podrá imitarse ni igualarse: la historia está viendo cómo se escriben los últimos capítulos de la historia misma. Porque Fuertes es eso en Colón: la historia misma.

Es por eso que al gol de ayer lo gritaron todos como nunca. Porque íntimamente el hincha se resigna al final del más lindo de los amoríos. Y cuando uno sabe que las cartas están echadas y el destino marcado, siempre quiere lo mejor para este tipo de “metejones”. Por eso, cualquiera de las curiosidades ya no sorprende, como cuando la voz del estadio nombra a los once titulares y los siete suplentes, siendo uno de los relevos el más aplaudido por encima de los que arrancan jugando.

Aún entendiendo que podía ser lo mejor para el equipo, por el buen momento de Chevantón y el bajón previsible de Fuertes, a la gente de Colón le dolía ver que el final de “Bichi” se escribiera en un banco de suplentes. No porque no se lo aguantara, todo lo contrario: le sobran huevos para eso y mucho más. Al hincha sabalero genuino le dolía el “20” en el banco porque no se lo merece para escribir las últimas páginas del mejor de los libros. Ni él como persona ni el futbolista/goleador histórico con una trayectoria envidiable por donde se la mire.

Con el mismo aplomo y grandeza que dijo hace algunos días “si yo fuera Sensini, no toco el equipo, tiene que seguir jugando Chevantón porque es lo mejor”, ayer dejó en claro que esta vez no habrá “una más y no jodemos más”. El gol, por decisión natural, tiene fecha de vencimiento en ocho fechas.

Fuertes, que está más allá de cualquier puntaje o rendimiento, juega de ahora en más los ocho partidos más importantes con esta camiseta. No porque “Bichi” deba demostrar algo a esta altura sino porque una vez más Colón lo necesita para terminar de darle forma a la reacción y levantada de las últimas fechas.

“La decisión ya está tomada, por más que mi hijo me quiera ver en una copa internacional, éstos son mis últimos partidos con la camiseta de Colón. No tengo palabras para agradecerle a la gente todo el cariño que me dio siempre”, explicó Fuertes rodeado de todas esas cámaras y micrófonos que lo buscan al “20” de manera sistemática.

¿Por qué lo de la Sudamericana? Porque alguien deslizó inscribirlo allí para que siga entrenando y preparándose para su última

Muchacho de las cuatro décadas

El beso de un gran amor

Fuertes acaba de sellar el 1 a 0 y le dedica el gol a la multitud sabalera en el Cementerio de los Elefantes. “No tengo palabras para agradecer el cariño de la gente”, dijo el “20”. Foto: Pablo Aguirre

Muchacho de las cuatro décadas

No fue un gol fácil

El centro de Higuain le quedó alto y casi se pasa, pero sacó el Manual del Gol en toda su dimensión para poder vulnerar a Ojeda, la figura de la cancha que evitó la goleada. Foto: Pablo Aguirre

viene de pág. 10

función popular: cuando el 26 de diciembre cumpla 40 años, la fecha señalada para que Colón le brinde el partido despedida.

¡Lo único que falta!: que tenga que entrenar para despedirse en vez de disfrutar, como le pasó ahora. Ir al banco fue un click. Cambió el chip y empezó a darse cuenta de que no valía la pena tener cara de póker para una trayectoria repleta de ases ganadores.

Entonces, el gol llegó por peso propio. Siempre tiene goles este animal del área, asesino serial de arqueros, depredador de redes.

El gol de Fuertes fue el gol de la fe, festejado de frente a sus fieles. Su carrera en Colón fue un verdadero peregrinar. El mejor regalo para el cumpleaños 107 de la institución. Claro que antes que cante Arjona, cantó Fuertes. El muchacho de las cuatro décadas, el de los 140 goles, el jugador/goleador histórico, el de las grandes hazañas. El chico de la tapa. El muchachito de la película santafesina en el viejo Cine Colón.

BAJO LA LUPA

MARCOS DÍAZ (5): una tarde olvidable con los pies, con errores pocos comunes para un profesional. Al tercer mal saque, debió pedirle a alguno de los zagueros el reemplazo. Con las manos, bien.

ALCOBA (6): otro buen juego del uruguayo, aunque este limitado Argentinos terminó cascoteando el rancho por ese lado. Siempre fue de menor a mayor en su puesto.

GARCÉ (6): cometió algún error en la salida pero lo fue corrigiendo con oficio y ubicación. Sin pasar demasiados sobresaltos volvió a jugar un buen partido el “Chino”.

PELLEGRINO (6): mucho más cómodo que otras veces como stopper en la izquierda. Muy bien de arriba, como siempre; sin problemas por abajo esta vez.

GRACIANI (5): le está costando demasiado el cierre de sus muy buenos arranques por la banda. Su bajón en el complemento fue prolongado.

BASTÍA (6): quedó un poco condicionado por la amarilla antes que terminara el primer tiempo. Sin embargo, volvió a mandar desde el centro con su entrega.

MORENO (7): debió coronar su tarde con un gol, se lo merecía. Se cansó de aprovechar la ingenua defensa en línea de Argentinos con pases de gol al vacío. Además de correr, jugó y pensó.

CAIRE (6): es cierto lo que dijo Sensini, se está acomodando a un puesto que no es el propio y encima con el perfil cambiado. Volvió a jugar con mucha actitud.

MUGNI (5): buen arranque, con linda administración de la pelota y toques de calidad. Desapareció demasiado en el complemento y Colón lo sintió.

CHEVANTÓN (-): en el fatídico minuto 13 se rompió el tendón. Había tenido dos: una arriba y otra tapada por Ojeda. Lo espera una larga inactividad.

HIGUAÍN (6): jugó de manera interesante el primer tiempo y metió la pelota en el gol de “Bichi”. Es la rueda de auxilio a la hora de generar juego.

FUERTES (7): el gol, desde difícil ángulo y altura, le devolvió la confianza para picar, encarar y chocar a los rivales como siempre. Pudo hacer uno más. Se llevó una ovación interminable.

PREDIGER (-): Colón había perdido la pelota y fue un cambio inteligente.

LUQUE (-): armó una apilada y falló en el tiro del final. Hubiera sido un golazo.

/// SÍNTESIS

COLÓN 1

ARGENTINOS 0

Colón: Marcos Díaz; Gerardo Alcoba, Ariel Garcé, Maximiliano Pellegrino; Gabriel Graciani, Adrián Bastía, Iván Moreno y Fabianesi, Maximiliano Caire; Lucas Mugni; Federico Higuaín y Javier Chevantón.

Director técnico: Roberto Sensini.

Argentinos: Luis Ojeda; Gonzalo Prósperi, Franco Flores, Sergio Escudero, Lucas Rodríguez; Matías Laba, Germán Basualdo, Gustavo Oberman; Pablo Hernández; Fabián Bordagaray y Sebastián Balsas.

Director técnico: Leonardo Astrada.

Gol en el primer tiempo: 32 min. Fuertes (C).

Cambios: en el primer tiempo, 14 min. Esteban Fuertes por Chevantón (C); en el segundo tiempo, 8min. Lucas Cano por Balsas (A), 20 min. Santiago Nagüel por Basualdo (A), 21 min. Sebastián Prediger por Graciani (C), 38 min. Martín Luque por Mugni (C).

Árbitro: Mauro Vigliano.

Cancha: Colón.



Compartir:
Imprimir Compartir por e-mail
  
Domingo 22 de abril de 2012
tapa
Todo el diario

Seguinos

Necrológicas Anteriores

Más Noticias de Deportes

Recomendadas

Lunes feriado a puro sol en la ciudad -  -
Área Metropolitana
Una vejez placentera: el sexo y el amor después de los 60 - Oportunidades. De acuerdo a la nueva concepción de la ancianidad, los adultos mayores tienen tantas posibilidades de realizar cosas y de disfrutar momentos como en otras etapas de sus vidas. Es cuestión de aceptar el desafío y animarse a lograrlo.  -
Área Metropolitana
Video: el momento en el que hallaron al ARA San Juan -  -