Edición del Sábado 09 de febrero de 2013

Edición completa del día

Es más fácil que baje el dólar... - Deportes | Fixture | Resultados Deportes

Unión no logra ganar ni cuando falta nada

Es más fácil que baje el dólar...

En el último de los tres minutos adicionados, Arsenal empató en Santa Fe gracias a un error grosero de Perafán que calculó mal y la pelota se le escurrió de las manos.

Es más fácil que baje el dólar...

La desgracia: el “24. ¿El destino marcado? Así se van los jugadores de Unión después de recibir el empate de Arsenal sobre la hora. Maidana y Brítez, con la mirada en cualquier lado. Y Marcelo Sarmiento tapando con la camiseta una mezcla de lágrimas y sudor por el despliegue. Cuando pasan cosas como las de ayer, Unión parece condenado. Foto: Pablo Aguirre

 

Darío Pignata

dpignata@ellitoral.com

De muerte natural. De eso se está muriendo Unión, un equipo que está conectado al respirador y que no da señales matemáticas de vida. En definitiva, a esta altura de la temporada, los únicos signos vitales que importan y que necesita la gente para sostener su ilusión de permanencia en Primera. Por eso se festejaba tanto lo de ayer. Porque era cambiar la liga, cortar la racha y darle envión al inicio de la era Sava. Pero nada de eso pasó y otra vez se vio la misma película en Santa Fe.

El error del arquero Perafán fue grosero y determinante. Una pelota cruzada que ni siquiera iba fuerte para complicarlo. No estaba tapado, no le picó mal antes. Es cierto que los arqueros deben comerse goles para madurar pero la historia es que no se lo coman a todos juntos, máxime considerando el buen mano a mano que había tapado antes y la reacción de piernas para evitar la segunda jugada.

Pero los errores colectivos de Unión en el juego pesaron tanto como el de Perafán. No aprovechar un hombre de más en casi todo el complemento fue el más importante de todos. Facundo Sava, que es psicólogo deportivo, afirma que todo es culpa del miedo. Debe haber algo de eso. Porque cuando un equipo colecciona 24 fechas sin ganar, es obvio que debe tener miedo a ganar porque hasta se olvidó de cómo se hace con los meses que pasaron desde la última alegría.

Es cierto que Arsenal está bien armado, sabe a qué juega, se conocen desde hace tiempo y siempre se hace un rival incómodo para cualquier equipo en el fútbol argentino. Pero el empate de ayer llega como consecuencia de las debilidades de Unión y no de las fortalezas del equipo de Alfaro.

Los jugadores están conociendo a Sava, el mismo Sava está conociendo a los jugadores y el resto —espectadores, dirigentes, periodistas— estamos conociendo cuál es la idea del nuevo DT.

La solitaria e insuficiente primera impresión dejó una rara conclusión: la arriesgada apuesta del 4-3-3 no coincidió con los cambios del “Colorado”. Porque cuando se lesionó Jara no puso a un “9” por otro “9” (estaba Pablo Magnín en el banco y entró un volante como Cavallaro), cuando se cansó Donnet —volante de manejo— puso un mediocampista de marca (Bruna) y porque cuando se cansó Alemán puso un zaguero (Barisone). Conclusión: esquema inicial súper ofensivo con todos cambios defensivos.

Entonces, quizás, también a Sava le comprenda la frase de “el miedo te lleva a eso”. Claro que, en esta novela, el actual entrenador es el menos responsable de todos los que la escribieron hace medio año.

Un empate no es lo mismo que perder pero la realidad indica que todas las chances se achican si no aparecen las victorias a la hora de los cálculos matemáticos en base a las necesidades.

La vuelta de Avendaño —bien, como siempre—, lo habitual del “Coto”, el buen debut de Brítez junto a la mejoría de jugadores como Maidana, Míguez y Alemán aparecen como lo positivo del debut 2013.

Jugarle de igual a igual en la actitud, la predisposición táctica y el despliegue físico a un respetable Arsenal le alcanzaba —sin sobrarle— para ir ganando desde el vamos hasta el final. Pero nunca es carnaval para este equipo. Nunca hay premio para el amor inentendible de su gente, protagonista de algo casi nunca visto en el fútbol argentino ante la inminencia de un descenso.

Un viejo cantito de hace años ironizaba que “tal equipo va a salir campeón, el día que las vacas vuelen y en la Argentina no haya inflación”. Los tatengues más grandes se deben acordar de esa gastada tribunera. Con este equipo pasa lo mismo. Hoy parece más fácil que baje el dólar en este país antes que Unión gane un partido.

/// SÍNTESIS

UNIÓN 1

ARSENAL 1

Unión: Martín Perafán; Emanuel Britez, Juan Pablo Avendaño, Nicolás Correa, Mauro Maidana; Pablo Míguez, Marcelo Sarmiento, Matías Donnet; Brahian Alemán, Diego Jara y Andrés Franzoia.

Director técnico: Facundo Sava.

Arsenal: Cristian Campestrini; Hugo Nervo, Danilo Gerlo, Diego Braghieri, Damián Pérez; Carlos Carbonero, Iván Marcone, Jorge Ortíz, Martín Rolle; Pablo Lugüercio y Emilio Zelaya.

Director técnico: Gustavo Alfaro.

Goles: a los 6 minutos del primer tiempo, Alemán (U). En el segundo tiempo, a los 48 minutos, Benedetto (A).

Cambios: en el primer tiempo, a los 37 minutos, Juan Cavallaro (U) por Jara. En el segundo tiempo, a los 15 minutos, Julio Furch (A) por Rolle; a los 29, Bruna (U) por Donnet; a los 30, Darío Benedetto (A) por Zelaya; a los 33, Eduardo Casais (A) por Nervo y, a los 40, Diego Barisone (U) por Alemán.

Incidencia: al minuto del segundo período, se produjo un corte de luz que duró 22 minutos. A los 32 de esa etapa, fue expulsado Lugüercio (A).

Árbitro: Mauro Vigliano.

Cancha: Unión.

Es más fácil que baje el dólar...

Maidana empujó... Buen partido del “Gringo”. En realidad, sacando el final de Perafán con ese grosero error del empate, la defensa recuperó solidez con la vuelta de Avendaño al lado de Correa y el buen juego de los dos laterales. El “3” de Esperanza, además, tiró el centro del gol. Foto: Pablo Aguirre

 
Es más fácil que baje el dólar...

...Alemán la empujó. Se le abrió el arco. Por fin el uruguayo, que llegó como una de las apuestas más importantes en el 2012, logró festejar un gol con la camiseta de Unión en el inicio de este 2013. Llegó el centro de Maidana, le pasó por adelante a Jara (11) y el charrúa la atropelló por la misma velocidad. Se le metió por arriba a Campestrini. Foto: Pablo Aguirre

 
 

BAJO LA LUPA

 

PERAFÁN (3): había estado bien en los centros y en el mano a mano con Zelaya. Pero el error del gol es determinante en todo sentido. Ni siquiera parecía una pelota complicada: calculó mal, se le escapó de las manos, dio rebote y fue gol.

BRÍTEZ (6): un debut totalmente aprobado para el pibe de Don Bosco que llegó a los 4 años al club. Nunca le pesó el marco ni la responsabilidad. Lo hizo echar a Lugüercio con una “avivada” más vieja que el tiento.

AVENDAÑO (6): buen retorno del “Pata”, llegando bien a los cruces, salvando una pelota de gol y ganando de arriba en las dos áreas. Se notó la voz de mando para ordenar.

CORREA (6): lo de siempre del “Coto”, dejando el corazón en cada pelota, jugando como lo que es cada partido para Unión: una final en todo sentido. Bien parado, ahora al lado de su socio “histórico” que es Avendaño.

MAIDANA (6): buen partido del “Gringo” de Esperanza, decisivo en el centro que sacó por izquierda para el gol de Alemán. Después, bien en la marca, peleando todas sin dar ventajas.

MÍGUEZ (5): arrancó bien, presionando, metiendo y hasta llegando al área de enfrente, donde siempre se nubla. Después, fue perdiendo peso y presencia.

SARMIENTO (4): no sirve lateralizar ni hacer rodeos cuando Unión es un equipo con tantas necesidades. Daría la impresión que, sin tener marca, tampoco pesa jugando.

DONNET (4): las ganas de siempre, aunque con poco peso ofensivo a la hora de manejar la pelota. Le quedó una en el complemento y se fue al lado del caño.

FRANZOIA (4): el mejor de la parte final del 2012 fue el peor jugador de campo del 2013. Desconocido por completo. Tan desconectado que hasta parecía “desganado”.

JARA (-): se estaba moviendo bien como único punta de referencia hasta que llegó la lesión y debió pedir el cambio.

ALEMÁN (5): ofreció mucha movilidad y ganas. Encaró, se tiró al piso, se peleó con los rivales y marcó el “raro” gol de Unión, por arriba de Campestrini. Se quedó sin aire.

CAVALLARO (4): demasiado “livianito” para las posibilidades que generaba el partido: Arsenal con uno menos y campo para encarar. A su favor, viene de una lesión.

BRUNA (-): entró a “meter pata” en el medio por un cansado Donnet. No puede estar afuera del equipo titular, mucho más para este tipo de esquema con tres puntas.

BARISONE (-): al final, un ratito, en reemplazo de Alemán. Ni se acomodó que llegó el empate de Arsenal.



Compartir:
Imprimir Compartir por e-mail
  
Sábado 09 de febrero de 2013
tapa
Todo el diario

Seguinos

Necrológicas Anteriores

Más Noticias de Deportes

Recomendadas

Sufrieron cuatro robos en menos de una semana -  -
Sucesos
Actualización del estado de transitabilidad en las rutas en la provincia -  -
El Reino Unido disminuyó el alerta por ataques terroristas en la Argentina -  -
China donó vehículos blindados para reforzar la seguridad durante la cumbre del G20 -  -