Edición del Domingo 08 de noviembre de 2015

Edición completa del día

El destino final cuando no existen equivalencias - Deportes | Fixture | Resultados Deportes

Un Unión plagado de suplentes no pudo hacer nada ante Estudiantes...

El destino final cuando no existen equivalencias

Jugó a esperar y el partido se terminó cuando le marcaron el primer gol. Reaccionó luego, pero fue más por una decisión del rival de regular, que por crecimiento propio.

El destino final cuando no existen equivalencias

Duelo perdido toda la noche

No la pasó bien Cardozo en la marca de Auzqui. Estudiantes abrió mucho la cancha por el costado derecho de su ataque y prefirió tirar muchos pelotazos a las espaldas de Cardozo. Foto: Télam

 

Enrique Cruz (h)

(Enviado Especial a Buenos Aires)

Había tan pocas esperanzas como equivalencias. Y semejantes diferencias quedaron evidenciadas enseguida, se acrecentaron con la llegada de los goles y se afirmaron después a pesar de una muy leve remontada de Unión y esa inocultable sensación de querer regular el trámite del partido con la cuál empezó a jugar Estudiantes.

Las distancias entre un equipo motivado, necesitado de la victoria y muy superior desde todos los puntos de vista que reclama un análisis (el técnico-individual, el de la mayor experiencia, el de la fortaleza física y el estratégico), sobre otro que estuvo integrado por suplentes, muchos de ellos inexpertos, se hizo muy evidente.

Además, Unión salió a esperar y Estudiantes a no desesperar. Así, el trámite del partido se hizo muy claro: Estudiantes tenía la pelota, la manejaba y dominaba el terreno; Unión esperaba agolpado en su propio terreno, en una actitud distinta a la que casi siempre le vimos a los equipos de Madelón.

También algo de lógica hubo en esto. ¿Qué pasaba si Unión salía a presionarlo en la propia salida a Estudiantes y se desarmaba o le daba espacios en su terreno?, ¿estaba preparado física, estratégica y mentalmente este equipo para intentarlo?, supongo que no. Jugar un partido “palo y palo”, era arriesgarse a que no saliera bien. De esta forma tampoco, porque la única estrategia posible era aguantar el cero en su propio arco, llevarlo a Estudiantes a la impotencia y la desesperación, y después contragolpearlo.

Fue un equipo de suplentes, inexperto e improvisado. Pero no improvisado porque Madelón haya inventado posiciones. Cada cuál jugó en el lugar en el que debía jugar. Ni siquiera Maidana (reemplazante de última de García Guerreño, que se bajó por una indisposición estomacal), que jugó de “cuevero” (segundo marcador central), desempeñando una posición y una función en la que Madelón lo viene entrenando desde hace un tiempo. La improvisación llega de la mano de esa gran cantidad de cambios (7 en total) que se hizo de un partido al otro, de la presencia de muchos jugadores que hace tiempo no juegan 90 minutos o chicos de muy poca experiencia y en sectores clave de la cancha, como Felipe Lissi y Bruno Pittón, por ejemplo.

Una cosa es que aparezcan de a uno o dentro de un equipo acostumbrado a jugar juntos o con un funcionamiento definido; otra cosa diferente es que entren todos juntos y a la vez, alternados con dos o tres titulares, con pocas prácticas y frente a un rival que sabe lo que quiere en la cancha.

Antes del partido, hablábamos —y el propio entrenador lo decía— que podía ser una oportunidad para muchos y un banco de pruebas. Y que este momento no muy bueno del equipo (del titular), más allá de los 7 partidos que llevaba sin perder, le abría a varios la chance de pelear un puesto. A decir verdad, para el futuro inmediato no es mucho lo que el técnico pudo sacar como conclusión. Quizás le pueda servir —si Madelón sigue siendo el técnico de Unión— para el futuro mediato, es decir para la conformación del plantel para el año que viene.

Hay jugadores que no son inexpertos y que han mostrado poco a pesar de que tuvieron ocasiones de jugar. Por ejemplo, ¿en qué le puede mover la estantería Affranchino al técnico?. Y hablo de Affranchino porque es uno de los pocos

síntesis

Estudiantes 2

Unión 0

Cancha: Arsenal (local Estudiantes).

Arbitro: Jorge Baliño.

Estudiantes: Hilario Navarro; Jara, Schunke, Desábato y Pereira; Auzqui, Damonte, Gil y Sánchez Miño; Luciano Acosta y Gastón Fernández. A.S.: Silva. Estuvieron en el banco: Rosales, Gil Romero, D. Mendoza. D.T.: Gabriel Milito.

Unión: Matías Fidel Castro; Zurbriggen, Fleita, Maidana y Cardozo; Affranchino, Felipe Lissi, Rivas, Bruno Pittón; Soldano y Matías Gastón Castro. A.S.: Papaleo. Estuvieron en el banco: Mauro Pittón, Colitto y Blasi. D.T.: Leonardo Madelón.

Goles: en el primer tiempo, a los 15 m Sánchez Miño (E) y a los 31 m Schunke (E).

Cambios: en el segundo tiempo, al comenzar Gamba (U) por Matías Gastón Castro; a los 14 m Sebastián Domínguez (E) por Desábato y Algozino U) por Affranchino; a los 25 m Andereggen (U) por Rivas; a los 28 m Barbona (E) por Acosta y a los 33 m Ozuna (E) por Fernández.

Amonestados: en Unión, Rivas, Felipe Lissi y Matías Gastón Castro.

 

¿Quién será el rival?

Hasta el momento, en la primera fase de la Liguilla Pre Sudamericana, el rival de Unión sería San Martín de San Juan, pero con chances de que esto se modifique.

Si bien los sanjuaninos ya jugaron su partido y lo propio pasó con Newell’s (otro de los candidatos a ser rival tatengue), falta que juegue Aldosivi de Mar del Plata, que cerrará la fase regular del torneo mañana, cuando se mida a las 20.10 con Crucero del Norte.

¿Qué puede pasar?, que gane o empate Aldosivi y supere a San Martín y a Newell’s, con lo cual los marplatenses, en ese caso, se convertirán en los rivales del Tate.

Si Aldosivi pierde, automáticamente quedará firme San Martín de San Juan como rival de Unión, ya que los tres (Aldosivi, los sanjuaninos y Newell’s) compartirían la posición final con 37 puntos, pero en el caso de los sanjuaninos, mejor ubicado por la diferencia de goles.

Unión alcanzó la décimocuarta posición y ésa será la que ostente al final de la fecha (y el torneo), ya que nadie podrá darle alcance.

que habitualmente fue suplente y que tuvo posibilidades de jugar con el resto de los titulares, además de ayer. Y lo que mostró ayer fue de una pobreza tan extrema como en los otros partidos en los que jugó con los titulares. Sin dudas que el “8” de Unión, si no es Villar, es Montero. Pero no Affranchino, hoy por hoy tercero “cómodo” en la disputa de ese puesto.

El equipo se levantó un poco en el segundo tiempo. ¿Por qué?, porque se adelantó 20 metros en la cancha, porque tuvo una actitud un poco más ambiciosa y porque el rival levantó el pie del acelerador, reguló, no se quiso complicar en las jugadas que implicaban algún riesgo y hasta daba la impresión de que no había muchos (Luciano Acosta es un ejemplo) que quisieran “mostrarse” ante el técnico. Jugaron a un poco más de media máquina y si el partido salió 2 a 0 fue porque Estudiantes así lo quiso, más allá, repito, de una actitud distinta de Unión en el complemento.

Madelón eligió a sabiendas de que podía pasar lo que pasó. No es tiempo ahora de tirarse de los pelos y arrepentirse. Las decisiones se toman y luego pueden resultar acertadas o equivocadas. El técnico dijo luego del partido que a él le sirvió y que sacó conclusiones. Bienvenido sea, porque sus conclusiones son las que valen, las que importan. Con el equipo que puso, lo más probable era que al partido lo perdiera. Muchas veces se le pide a los técnicos que prueben, que cambien, que vean también lo que tienen abajo. Madelón lo hizo a granel y las diferencias fueron notorias. Punto y aparte. Ahora hay que pensar en lo que viene. Y pensar también en que Unión, el de los titulares, el que saldrá a jugar con San Martín de San Juan o el que fuere, tiene que mejorar y acercarse al menos a aquél nivel que tuvo en la primera parte del torneo. Y que ahora parece un lejano recuerdo.

D6-B-BUENOS-AIRES-ESTUDIANTES_437167.jpg

El pibe Pittón, con trabajo

Bruno Pittón no sólo tuvo que pensar en complicar a Jara, sino en cuidarse de sus permanentes subidas por el costado. Además, el “Pincha” abrió mucho el juego por allí. Foto: Télam

El bendito tema del estadio

Estudiantes hizo de local en la cancha de Arsenal y si bien el marco no fue multitudinario, unos 8 o 9 mil espectadores se hicieron presentes para ver el encuentro ante Unión.

Los directivos de Estudiantes avizoran un futuro complicado por el tema de la localía en el estadio Unico. Allí actuarán los Rolling Stones el año que viene y hay una serie de recitales programados, que llevarían a Estudiantes a utilizar escenarios alternativos casi hasta el mes de abril.

El inicio del torneo de Primera está programa para el 7 de febrero pero aún no se definió el fixture, razón por la cual no se puede saber en qué fines de semana jugará Estudiantes de local, pero la realidad es que el estadio —que fue construido en forma especial para recitales, con una acústica y características únicas en el país— no podría ser utilizado durante los primeros dos o tres meses del año.

Mientras tanto, Estudiantes sigue adelante con la construcción de su estadio en 1 y 57, aunque todavía es incierta la fecha de finalización de la obra.

En cifras

45

por ciento

De los puntos, fue lo que cosechó Unión en esta temporada: 41 sobre 90 en disputa.



Compartir:
Imprimir Compartir por e-mail
  
Domingo 08 de noviembre de 2015
tapa
Todo el diario

Seguinos

Necrológicas Anteriores

Más Noticias de Deportes

Recomendadas

Lifschitz: "No le asigno en este caso demasiada trascendencia" -  -
Rafael Gutiérrez: "Es un  hecho mafioso; es grave" -  -