http://static.ellitoral.com/img/logo-litoral.png Diario El Litoral
Diario El Litoral
Sábado 16.07.2016 | Última actualización | 15:42
12:56

Es uno de los males psicológicos de este tiempo

"Cerebros quemados": primero fueron los docentes; ahora serán los médicos

Un proyecto de extensión estudió el impacto del burn out (estrés laboral, o síndrome del “cerebro quemado”) en los educadores. La investigación seguirá sobre los trabajadores de la salud de hospitales públicos. Son dos poblaciones laborales muy expuestas a este problema.

Docentes, solos. “Notamos que las instituciones no toman conciencia de este problema, que es serio”, advirtió Pimpinella. Ahora, la investigación pondrá foco en los trabajadores de la salud. Foto: Archivo El Litoral


Compartir:
Imprimir Compartir por e-mail
  


Es uno de los males psicológicos de este tiempo "Cerebros quemados": primero fueron los docentes; ahora serán los médicos El estudio del impacto del burn out en educadores, seguirá sobre trabajadores de la salud de hospitales. Un proyecto de extensión estudió el impacto del burn out (estrés laboral, o síndrome del “cerebro quemado”) en los educadores. La investigación seguirá sobre los trabajadores de la salud de hospitales públicos. Son dos poblaciones laborales muy expuestas a este problema.

Luciano Andreychuk
landreychuk@ellitoral.com
Twitter: @landreychuk

 

El burn out -estrés laboral postraumático, conocido como síndrome del “cerebro quemado”- vuelve a tomar impulso desde el ámbito académico local. El año pasado, El Litoral informaba sobre un proyecto de extensión de la UNL, cuyo objetivo fue analizar esta patología psicológica de consecuencias serias en un segmento de docentes (supervisores). Ahora, ese proyecto investigativo pondrá el foco en los trabajadores de la salud.

 

Las conclusiones del análisis sobre impacto del burn out entre los educadores estarán concluidas en breve. “Se están terminando de procesar todos los datos para llegar a una conclusión”, adelantó el diálogo con El Litoral el Dr. Pascual Pimpinella, director del proyecto, profesor titular de la carrera de Ciencias Médicas de la UNL y experto en este tema.

 

Pero el próximo paso es analizar qué impactos tiene el síndrome de estrés laboral entre los trabajadores del área de salud de los hospitales públicos de la ciudad. “Queremos iniciar reuniones de coordinación con referentes del gremio Atsa (Asociación de Trabajadores de la Sanidad Argentina de Santa Fe)”, dijo el especialista. Aún se está diseñando el proyecto, pero la intención es empezar a implementarlo este año.

 

Este medio dio hace un tiempo una nota con cifras oficiales sobre el impacto del burn out en el ámbito de la salud pública de la provincia.

 

“La idea que sigue es empoderar al trabajador de la salud desde el conocimiento, para que así pueda construir conductas que permitan prevenir este tipo de síndromes”, agregó el médico. El burn out puede generar cansancio crónico, despersonalización y negación de la realidad, entre muchos otros problemas serios.

 

Uno de los antecedentes que motivó la línea de continuidad del proyecto de extensión fue un estudio que se llama “Síndrome de desgaste profesional en médicos pediatras. Análisis bivariado y multivariado”, realizado por profesionales de la UNR y del Conicet. Ese estudio detectó que el 30 % de los médicos pediatras de un hospital público de Rosario estaba afectado por estrés laboral. Se les detectó despersonalización y cansancio emocional.

 

El otro antecedente fue un trabajo integrador final de un grupo de estudiantes de Ciencias Médicas de la UNL. “Ese trabajo nos motivó a hacer algo más. Su título es ‘Los médicos de hoy, los enfermos de mañana’. Fue el punto de partida para saber hacia dónde seguir con nuestra investigación. Es toda una definición que apunta directamente a ese problema que enfrentan los profesionales de la salud: el estrés laboral”, contó Pimpinella.

 

El Dr. Pascual Pimpinella, además de ser profesor titular de la carrera de medicina, es jefe del Cuerpo Médico Forense del Poder Judicial.Foto: Flavio Raina

La “institución ausente” 

 

Si bien aún no están terminadas las conclusiones sobre el proyecto que estudió el impacto de este síndrome entre los docentes, Pimpinella adelantó una lectura preliminar: “Hasta ahora lo que hemos notado, en líneas muy generales, es que no hay concientización sobre este tema desde las instituciones. Se particulariza mucho, lo cual implica quedar a la buena de la persona (cada educador) un tema que debe preocupar institucionalmente, porque es serio”, advirtió.

 

La falencia central aquí viene de la institución, sea pública (el Estado) o privada. “Vemos como debilidad que desde lo institucional se tiene la idea de que es un problema personal, de cada trabajador de la educación, y que no participa la institución para que este problema sea atendido. Quien tiene dominancia sobre el espacio laboral es la institución. No alcanza con el empoderamiento de cada educador desde el conocimiento”, agregó.

 

Con las conclusiones “queremos tener un diagnóstico de carácter propositivo, para saber si el trabajador de la educación pudo cambiar su conducta laboral, en el sentido de tomar conciencia de este problema serio como es el burn out”, cerró Pimpinella.

 

Definición científica

 

El síndrome de desgaste o estrés postraumático (burn out) puede definirse como un cuadro de cansancio emocional que lleva a una pérdida de motivación y va progresando hacia sentimientos de inadecuación y fracaso. Es muy común en las profesiones de ayuda (como las relacionadas a la salud). Hay nuevas definiciones científicas que indican que esta patología está muy ligada a una crisis en la relación con el propio trabajo, y que surge cuando fallan las estrategias de afrontamiento a problemas laborales.


Compartir:
Imprimir Compartir por e-mail
  


Ranking de noticias
Blog Arroba Fiscal
Otras Noticias de Educación

    Lo más visto en