#Temas de HOY: Submarino ARA San Juan | Superliga Argentina | Colón | Unión | 
http://static.ellitoral.com/img/logo-litoral.png El Litoral
El Litoral
Miércoles 13.09.2017 | Última actualización | 6:18
6:16

Varios proyectos en el Concejo de la ciudad

Proponen financiar a las bibliotecas populares con unos $ 9 mil por mes

Un proyecto de ordenanza pide crear un fondo de financiamiento municipal para las bibliotecas populares que se ajustan a la norma vigente. La urgencia: cubrir gastos corrientes y pagos a bibliotecarios. El monto sería de 500 UF mensuales: equivale a 9 mil pesos. 

El proyecto legislativo busca financiar desde el Estado local las bibliotecas populares garantizando la continuidad y sostenibilidad en el tiempo. Foto: Archivo El Litoral


Compartir:
Imprimir Compartir por e-mail
  


Varios proyectos en el Concejo de la ciudad Proponen financiar a las bibliotecas populares con unos $ 9 mil por mes Un proyecto de ordenanza pide crear un fondo de financiamiento municipal para las bibliotecas populares que se ajustan a la norma vigente. La urgencia: cubrir gastos corrientes y pagos a bibliotecarios. El monto sería de 500 UF mensuales: equivale a 9 mil pesos.  Un proyecto de ordenanza pide crear un fondo de financiamiento municipal para las bibliotecas populares que se ajustan a la norma vigente. La urgencia: cubrir gastos corrientes y pagos a bibliotecarios. El monto sería de 500 UF mensuales: equivale a 9 mil pesos. 

El Litoral
area@ellitoral.com

 

Muchos auguran —en tiempos donde las tecnologías dominan— que las bibliotecas populares están en una lenta extinción. Pero se equivocan: las bibliotecas son entidades vivas, dinámicas y abiertas a la comunidad. Y esta defensa es el sentido de un proyecto de ordenanza planteado en el Concejo, que dispone la creación de un Fondo Municipal de Financiamiento para el sostemiento de estas entidades en la ciudad.


Lo novedoso de la iniciativa es el método de financiamiento: plantea que los fondos (que provendrán del presupuesto municipal) “tendrán una asignación mensual y serán equivalentes a 500 UF (Unidad Fija) para cada una de la bibliotecas”. La UF —el precio promedio de tres tipos de nafta, como unidad de medición para las multas— hoy es de 17,67 pesos. Esas 500 UF equivaldrían a unos 9 mil pesos mensuales.


Además la UF se actualiza anualmente (entre este mes y el próximo se conocería una nueva suba), con lo cual esos aumentos irían subiendo gradualmente y quedarían “atados” a ese fondo, para bien de las cuentas de las bibliotecas locales.


Además de esta propuesta —que está en la comisión de Desarrollo Social—, hay al menos otras dos (una de la edila Marcela Aeberhard, de criterios similares a aquélla). También hay otras propuestas de creación de fondos de fomento editorial, de artes escénicas y de deporte amateur.


Normativa


Para acceder a este beneficio, las bibliotecas populares de la ciudad deberían estar inscriptas en la Red de Bibliotecas Populares Santafesinas, creada por la Ordenanza N° 12073 (2014). Esto implica cumplir requisitos: poseer personería jurídica; ser reconocida por la Comisión Nacional Protectora de Bibliotecas Populares (Conabip) y por la Comisión Provincial Protectora de Bibliotecas Populares (Cobipsa).


También, poseer un salón de lectura no menor 25 metros cuadrados, contar con al 100 menos socios y hacer las rendiciones de cuentas anuales. Actualmente hay una decena de bibliotecas populares que forman parte de esa red y cumplen con estos requisitos. Los fondos podrían ser destinados “para cubrir los gastos de funcionamiento, desarrollo, mantenimiento, compra de material de lectura, equipamiento y pago de haberes”. 


Cubrir gastos y dar sostenibilidad


“Las bibliotecas populares hoy no alcanzan a cubrir los gastos mínimos de funcionamiento, operatividad y, sobre todo, el pago de haberes a bibliotecarios. Por esto, en caso de tratar y aprobar esta iniciativa, Santa Fe se sumaría a otras ciudades donde también las bibliotecas populares reciben fondos de los Estados municipales, como Rosario”, dijo a El Litoral Franco Ponce de León (CC-Ari-FPCyS), que impulsa la iniciativa junto a sus pares Leandro González, Sergio Basile y Leonardo Simoniello.


El edil frentista consideró que con ese fondo municipal (de unos 9 mil pesos actualizables) alcanzarían en principio para cubrir esos gastos, incluido el pago de haberes a bibliotecarios, a talleristas o si a alguna persona para tareas administrativas. “Las bibliotecas cuentan con una buena cantidad de libros, pero el cuello de botella se genera en el pago del salario a la bibliotecaria, y esto permitiría subsanar ese problema”, resaltó.


“Nuestra intención es poder lograr los consensos necesarios, hacer un dictamen unificado (junto al de Aeberhard), tratarlo y sancionarlo por unanimidad, pero en forma acordada. Y que el fondo ya esté estipulado en el Presupueso Municipal 2018”, agregó Ponce de León. Y se permitió un cálculo: “Unos 10 mil pesos por mes para 10 bibliotecas sería 1.200.000 pesos; no es un monto que no afectaría en absoluto a las arcas municipales”.

 

Reunión


Anteayer se realizó una reunión entre los concejales del FPCyS y autoridades de bibliotecas populares santafesinas. Estuvieron presentes representantes de la Osvaldo Bayer, de la Biblioteca Popular Santafesina; la Emilio Zola, Bartolomé Mitre, Centro Español, Bica, la Mateo Booz, Amilcar Renna, la Sarmiento, Hogar del Maestro y Mariano Moreno; todas ellas integrantes del Núcleo de Bibliotecas de Santa Fe (La Capital).



“Nos sentimos más visibilizados”


Fabián Forte es bibliotecario y secretario del Núcleo de Bibliotecas de Santa Fe. En diálogo con este medio, expresó que si bien reciben el subsidio anual de la Conabip y de Cobipsa, “hoy las bibliotecas populares se sostienen casi exclusivamente con el aporte económico de los socios. Casi todos somos voluntarios, hacemos lo que podemos y no alcanza: son muy escasas las finanzas y llegamos con lo justo” en gastos corrientes.


El pedido de un fondo municipal es “un reclamo de hace muchos años”, recordó. “Por suerte el Concejo se hizo eco de este reclamo y están estos proyectos de ordenanza, que son muy correctos”, ponderó. En este último punto aludió al mecanismo de atar el fondo a la actualización anual de la UF: “Es lo mejor que podría pasar”.


¿Por qué? “Porque con un aporte mensual más las cuotas societarias podríamos jerarquizar mucho las bibliotecas populares, tener siempre un profesional bibliotecario, hacer gestión bibliotecológica. etc. Esto ayudaría principalmente a fortalecer nuestras instituciones. Alguien capacitado y remumerado, como un tallerista por ejemplo, hará su trabajo no sólo por amor a lo que hace, sino que además será recompensado, y es lo justo. Ahora nos sentimos más visibilizados”, subrayó.


Compartir:
Imprimir Compartir por e-mail
  


Destacadas
Ranking de noticias
Blog Arroba Fiscal
Otras Noticias de Área Metropolitana
Lo más visto
Ahora En Portada