Opinión

Digo yo

Hay que irse muy atrás en el archivo para encontrar una foto de Calanchini sin sus típicos anteojos oscuros y redondos

Crónica política (por Rogelio Alaniz)

Crónicas de la historia (por Rogelio Alaniz)

La vuelta al mundo (por Rogelio Alaniz)

Editorial

El acuerdo recientemente firmado por productores lecheros e industriales es, cuanto menos, ambigüo.

Digo yo

Unas gruesas columnas de mármol de carrara, unas ruinas de rara belleza, unos arcos europeos, unos yuyos creciendo libres de culpa y cargo, todo envuelto con tremendo candado, en pleno corazón de la ciudad, frente a la plaza San Martín —que será lo que deba ser y si no, será cochera.

Crónica política (por Rogelio Alaniz)

Crónicas de la historia (por Rogelio Alaniz)

La vuelta al mundo (por Rogelio Alaniz)

Crónica política (por Rogelio Alaniz)

Crónicas de la historia (por Rogelio Alaniz)

La vuelta al mundo (por Rogelio Alaniz)

Ocio Trabajado

Las formas, las acústicas de esos alimentos -con que saciábamos el hambre- quedaron impresos a fuego en pocos e intensos años. Unos y otros forman, ahora, nuestra propia mitología. Son, como en la película, “la banda de sonido de una época”.

Digo yo

“Marcelo no hubiera querido esto. Y lo dejaremos ir. Es ésta la más profundamente ética y amorosa decisión que hemos tomado en nuestras vidas”, afirmaron las hermanas.

Crónica política (por Rogelio Alaniz)

Crónicas de la historia (por Rogelio Alaniz)

La vuelta al mundo (por Rogelio Alaniz)

Sagrada libertad (por José Curiotto)