Opinión

Editorial

Carlos Zannini sufrió un escrache, metodología que el kirchnerismo se encargó de instalar durante los últimos años.