Edición del Jueves 26 de octubre de 2000

Edición completa del día

Contundente respaldo de España al gobierno - Edición Impresa - Información General Información General

Información General: INFO-01

Información General


Contundente respaldo de España al gobierno

DyN
SORPRENDIDO. El mismo De la Rúa se mostró sorprendido del fuerte espaldarazo recibido en España por el rey, Aznar -con él en la foto- y los empresarios.

"Hago expreso una declaración de confianza política y económica en el presidente De la Rúa y en el futuro de la Argentina", sentenció Aznar en la conferencia de prensa conjunta que brindó con el mandatario argentino.

El presidente Fernando de la Rúa cosechó un renovado respaldo político y económico de su par ibérico, José María Aznar, de quien se llevó, además, el compromiso de que España impulsará la consolidación de la relación estratégica entre la Comunidad Europea y el Mercosur.

Aznar y De la Rúa mantuvieron un encuentro de más de una hora y media a solas, en el Palacio de La Moncloa -sede del gobierno español-. Después, durante 20 minutos, se incorporaron al diálogo funcionarios de ambos gobiernos, quienes -finalmente- compartieron un prolongado almuerzo.

De la Rúa, después de salir de una crisis política que lo tenía virtualmente acorralado, recibió así en menos de 24 horas, los contundentes apoyos del rey Juan Carlos I, de Aznar y de los empresarios españoles.

El propio De la Rúa se mostró sorprendido por las expresiones tan contundentes de su par Aznar.

"Hago la ratificación del compromiso estratégico de la inversión española", destacó Aznar al realizar la introducción que precedió a la conferencia de prensa.

A partir de las coincidencias de que en el año 2002 España presidirá la Comunidad Económica Europea y la Argentina el Mercosur, Aznar pronunció las palabras mágicas para los reclamos argentinos sobre la eliminación de los subsidios agrícolas.


Relación estratégica

Desde esos puestos "vamos a impulsar la relación estratégica entre la UE y el Mercosur y para ello pondremos equipos a trabajar inmediatamente en este asunto", anunció.

De la Rúa destacó el diálogo político "privilegiado" con España y la oportunidad de "contar -con ese país- para el apoyo para enfrentar los subsidios".

Aznar y De la Rúa firmaron acuerdos para modificar algunos requisitos de la doble nacionalidad del 14 de abril de 1969, por la cual se puede tener la ciudadanía argentina y mantener la española.

También suscribieron la conversión entre las Pymes de ambos países para impulsar cooperaciones empresariales.

"A esto los dos le damos mucha importancia porque sabemos que es vital en nuestra relación y también para cada una de las naciones es básico el desarrollo de las Pymes", dijo Aznar.

El aliento a las pequeñas y medianas empresas fue una de las banderas electorales de la Alianza que, ya en el gobierno, envió al Parlamento un proyecto en favor de ese sector.


"Excelentes" relaciones

Ambos mandatarios coincidieron en que las relaciones bilaterales atraviesan un momento "excelente", y marcaron la decisión de "reforzarlas y reafirmarlas dentro del diálogo político privilegiado".

Los foros bienales para sociedades civiles, empresariales, culturales, del mundo del cine y del periodismo fue otro de los convenios firmados.

El turismo y el intercambio técnico en las telecomunicaciones fue otros de los acuerdos alcanzados entre ambos países.

Aznar consideró que las medidas económicas adoptadas por De la Rúa, sobre facilidades a inversores, "fueron muy difíciles" pero sin empacho remató: "Yo apuesto por ellas", porque "con toda sinceridad denotan, demuestran una determinación muy fuerte".

Sin embargo, reconoció que "hay expectativas que pueden subir o bajar por distintas circunstancias" pero dijo "hay confianza en el rumbo del país". (DyN)


Despedida

Los reyes Juan Carlos y Sofía dieron hoy la despedida oficial al presidente Fernando de la Rúa, al término de su primera visita de Estado a España.

Don Juan Carlos y Doña Sofía despidieron a De la Rúa y a su esposa, Inés Pertiné, en el Palacio de El Pardo, que ha sido su residencia oficial en Madrid desde su llegada el pasado martes a la capital española.

Acudieron también al Palacio el jefe del Gobierno, José María Aznar, las presidentas del Congreso, Luisa Fernanda Rudi, y del Senado, Esperanza Aguirre, y el ministro de Asuntos Exteriores, Josep Piqué, entre otras autoridades.

Después de saludar a los miembros de las delegaciones argentina y española, los reyes, De la Rúa y su esposa escucharon desde un podio los himnos nacionales de España y Argentina, mientras se dispararon las 21 salvas de ordenanza.

Los reyes acompañaron luego al matrimonio De la Rúa hasta un vehículo oficial que los trasladó a la residencia del embajador de Argentina en Madrid, donde el gobernante argentino se reunió luego con el presidente de Brasil, Fernando Henrique Cardoso, y con representantes de la colectividad de su país en España.

Mañana, el presidente De la Rúa se trasladará a Barcelona, en el noreste del país, para entrevistarse con las autoridades de la región de Cataluña y participar en un seminario empresarial, tras lo que viajará de regreso a Buenos Aires. (EFE)


"Hijo adoptivo" de Bueu

El presidente Fernando de la Rúa recorrió hoy visiblemente emocionado Bueu, el pueblo gallego en el que nació su abuelo y luego emigró hacia la Argentina.

Rodeado de gaiteros envueltos en sus típicos trajes negros y tradicionales, melodías locales y el fresco aire marino que llegaba desde las rías cargado del olor a mariscos recién capturados, De la Rúa fue declarado "hijo adoptivo" por el ayuntamiento de esta pequeña población.

El jefe de Estado arribó a este pueblo de la provincia de Pontevedra poco después de las 14.40 (9.40 de la Argentina), y quien lo recibió fue una octogenaria prima lejana de nombre Adelaida, que lo esperó junto a un grupo de chicos y una formación de gaiteros.

Tras la bienvenida, condimentada por aplausos y vivas hacia la figura de De la Rúa, el presidente fue invitado al ayuntamiento, cuyo plenario lo declaró "hijo adoptivo" mediante una resolución de octubre de 1998, tiempo en el que el mandatario se desempeñaba como jefe del gobierno de la Ciudad de Buenos Aires.

Poco después, junto al alcalde Tomás Barreiro Sotelo y el presidente de la xunta, Juan Manuel Fraga Iribarne, De la Rúa salió a los balcones del ayuntamiento para agradecer al pueblo de Bueu tantas emociones dispensadas.

"Me encuentro con mis raíces al verles los rostros a los hombres, mujeres y niños de Bueu", se emocionó el presidente, quien después de recordar la trayectoria que iniciaron su abuelo y un tío abuelo en 1819, cerró su breve discurso con una afectuosa frase: "Les entrego mi corazón".

Desde ese mismo balcón el mandatario disfrutó de algunos bailes típicos locales, como la "muñeira", que se realizaron en una pequeña plaza conjunta al ayuntamiento, y también cómo un grupo de danzarines gallegos interpretaron el tango "Melodía de arrabal" en honor al visitante.

De la Rúa agradeció cada expresión artística en su honor levantando en alto su pulgar derecho, en señal de aprobación.

Luego, el presidente participó de la inauguración del Monumento al Inmigrante, recorrió algunas calles perfumadas por la cocción de centollas y mejillones, y finalizó su paseo en el Santa Cruz, que fue construido por algunos de sus antepasados en lo alto del pueblo. (DyN)




Compartir:
Imprimir Compartir por e-mail
  
Necrológicas Anteriores

Descargá gratis la aplicación de EL LITORAL, ¿Desea Instalarla?