Edición del Viernes 09 de marzo de 2001

Edición completa del día

Edición impresa del 09/03/2001 | Economía

Economía: ECON-03

Retomaron conversaciones por el
régimen automotor en el Mercosur


Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay abrieron ayer en Asunción nuevas negociaciones sobre el régimen del sector automotor del Mercado Común del Sur (Mercosur), con vistas a la futura liberación del comercio de automóviles dentro del bloque.

Las conversaciones se concretaron en el marco del Comité Automotor del Mercosur que se creó hace poco tiempo y que ayer tuvo la primera reunión con la asistencia de las respectivas delegaciones designadas por los cuatro países socios.

Al presidir la apertura de este encuentro, el vicecanciller paraguayo para Asuntos Económicos e Integración, Juan Bufa, dijo que estas negociaciones serán decisivas para el futuro de su país en materia de inversiones en el campo automotor.

En este sentido, Bufa explicó que el año pasado los otros socios (Argentina, Brasil y Uruguay) alcanzaron entre sí los acuerdos necesarios para iniciar el proceso de formación de un mercado de libre comercio para los automotores. A la vez que admitió que "el régimen automotor es uno de los que más demoras ha tenido en las negociaciones del Mercosur y todavía está incompleto porque falta el entendimiento de Paraguay".

Si bien "Paraguay se hace parte de este acuerdo general sobre los automotores, tenemos este semestre para definir la manera en que vamos a participar en ese acuerdo. Queremos que exista libre mercado en ese campo, facilidades para la inversión y posibilidades de comercialización".

Objetivos comerciales


Por ahora, Paraguay no aspira instalar grandes industrias automotrices, pero pretende conseguir de sus socios condiciones que faciliten la radicación de plantas productoras de autopartes y otros componentes de aquellos vehículos que ya están siendo fabricados en la región.

De esta forma, "Paraguay pretende insertarse en el Mercosur automotor con una producción complementaria a la industria ya existente en el área del Mercado Común", apuntó Jorge Von Horoch, quien encabeza la delegación paraguaya.

Asimismo destacó que su país pretende evitar "niveles de protección excesivos para el ingreso de vehículos provenientes de la extrazona, con el fin de preservar su actual comercio de importación, principalmente para el mercado nacional".

Todas esas condiciones son solicitadas para un determinado período de transición, que se extendería hasta el 2006, e implicaría además de los plazos, asuntos arancelarios, cupos de exportación y niveles de flexibilidad comercial atendiendo la calificación de Paraguay como socio de menor desarrollo industrial en el sector de los automóviles.

Situación actual


En la actualidad, Paraguay maneja aranceles diferenciados para la importación de vehículos, con un 10 % para los autos de menor cilindrada, 15 % para los de cilindrada media y 20 % para los de gran cilindrada o de lujo, según las fuentes.

Al hacer referencia al tema arancelario "es aún prematuro vaticinar a qué niveles llegaría Paraguay, pero el objetivo es converger lo más gradualmente posible hacia una tasa del 20 %", aclaró Von Horoch.

Añadió que "las negociaciones están bien encaminadas", y es posible que se alcance un convenio definitivo antes de la finalización de la presidencia "pro tempore" de Paraguay, prevista para mediados de este año (EFE).





Compartir:
Imprimir Compartir por e-mail
  
Necrológicas Anteriores