Edición del Viernes 09 de marzo de 2001

Edición completa del día

Edición impresa del 09/03/2001 | Opinión Opinión

Opinión: OPIN-06

Cartas a la Dirección

Estén atentos los turistas


Señores directores: Solicito publicar la siguiente experiencia que tuve durante mis vacaciones en Punta Cana, a los efectos de prevenir a incautos turistas del mal servicio que pueden recibir de un determinado operador turístico y no malogren por tal motivo sus vacaciones, como a mí me ocurriera en el período del 11 al 18/2.

Con el objeto de gozar de una semana de vacaciones con mi señora en las promocionadas playas de Punta Cana, contraté un paquete en un complejo, con alojamiento en hoteles que están sobre la playa, condición expresamente citada en la orden de contratación, como consta en la documentación que acompaño, pues de no existir lugar en dichas unidades, el viaje no se realizaría.

Con vouchers en la mano, fuimos a Ezeiza, tomamos el avión, llegamos al aeropuerto y, junto a otros 10 turistas, fuimos trasladados en una combi al complejo, como normalmente sucede en estos viajes. Cuando llegamos al hotel, luego de que bajamos las valijas, fuimos a hacer el check in y el personal de recepción nos manifestó que no teníamos reserva en ese lugar, sino que la misma estaba hecha en otro hotel, distante 200 m aproximadamente de la playa y con mucho menos servicios de los que habíamos contratado (Ej.: menores opciones de restaurantes, falta de equipo de animación, etc.), dirigido a otro target de clientes, con necesidades distintas de las nuestras.

En la misma situación estábamos los 12 cautivos turistas de la misma compañía. Durante tres horas estuvimos discutiendo con el director del hotel y la pobre coordinadora, sin que ningún responsable de mayor jerarquía se apersonase a resolver el problema. En todos los casos, tanto la representante como el director del hotel manifestaban que estaba mal vendido el paquete en la Argentina, porque ellos no podían vender un hotel determinado sino el complejo, y luego ellos se encargaban de asignarlos en el hotel. Por supuesto que ante mi pedido de que dejasen estas manifestaciones por escrito, se negaron rotundamente a hacerlo y como decimos en la jerga futbolera, "arrugaron".

Pese a la discusión y ante la situación de encontrarnos totalmente cautivos de los caprichos de la compañía, tuvimos que ceder y tomar el hotel de menor jerarquía en donde nos metieron, con la promesa de que el lunes tendríamos una reunión a las 9.30 para reasignarnos en los lugares que habíamos contratado. En el grupo había chicos menores a los que hasta llegaron a negarle una botella de agua si no nos trasladábamos todos a tal hotel. Al día siguiente, con 15 minutos de retraso respecto de la hora fijada, se apersonó en el hotel una señora, directora de la compañía en República Dominicana, para decirnos que lo lamentaba mucho, que no había lugar, y que si nos gustaba bien, y si no, mala suerte.

Esta persona mantenía la posición de que la compañía argentina vendía el complejo y no el hotel. Se lo volví a pedir por escrito, situación negada nuevamente, con lo que solamente pude obtener una constancia de no haber sido alojado en el lugar contratado, según nota que les adjunto, y la promesa de cambiarnos al lugar elegido recién el día 15/2.

El día 15/2 fuimos trasladados al hotel contratado. Recién entonces comenzaron las "vacaciones soñadas", hasta que llegó el momento de la partida, cuando nuevamente me enfrenté a los problemas del operador. Llegados al aeropuerto para embarcar, descubrimos, junto a otros 16 pasajeros, que no figurábamos en la lista de vuelo, pese a haber reconfirmado con la compañía, en tiempo y forma.

A mi regreso, hecho el reclamo en la Argentina, me prometieron una reunión con un responsable para el jueves 22, que no se concretó, lo cual me lleva a tener que molestar vuestra atención, con el objeto de tratar de advertir a futuros turistas que adquieran servicios de turismo que se cuiden, en lo posible, de la mala calidad de atención al cliente. Mario Lasso. DNI: 11.903.659. Ciudad.





Compartir:
Imprimir Compartir por e-mail
  
Necrológicas Anteriores