Edición del Lunes 30 de setiembre de 2002

Edición completa del día

Edición impresa del 30/09/2002 | Economía

Economía: ECON-01

Se logró un decisivo avance
en la negociación con el FMI

AFP. MENOS PROBLEMAS. Roberto Lavagna y Eduardo Amadeo se reunieron hoy con Paul O"Neill, secretario del Tesoro norteamericano. Hay avances.

Reconocen en EE.UU. que se trabaja para cerrar pronto el acuerdo. Resultados positivos de las gestiones del titular de Economía. Hasta Anoop Singh habla de convergencias. Lo que queda por negociar.


Luego de una semana de tensión, expresada a través de declaraciones periodísticas de funcionarios del FMI y del gobierno argentino, parece afianzarse en los dos últimos días una cierta distensión entre los negociadores, volviendo más factible la posibilidad de un acuerdo.

Con ese propósito y en ese marco de referencia, el ministro de Economía, Roberto Lavagna, se reunió hoy en Washington con el titular del Fondo Monetario Internacional (FMI) Horst Kšhler, y el secretario del Tesoro de los EE.UU., Paul O'Neill.

Lavagna, que durante el último fin de semana participó en la capital norteamericana de la Asamblea Anual del FMI y el Banco Mundial (BM), también tiene previsto reunirse con el presidente de esta última entidad, James Wolfenshon, y con los ministros de Economía del Brasil, Pedro Malán, y de Alemania, Kaio Koch Wesser.

Según el resultado que van arrojando estas reuniones se puede sellar definitivamente la suerte del acuerdo que la Argentina busca con el FMI.

Para el titular del Palacio de Hacienda, la Argentina ya cumplió con los requisitos técnicos.

El funcionario argentino explicó que el acuerdo se orienta hacia una convergencia, pero no pronosticó el cierre de las tratativas, habida cuenta de la serie de elementos que las partes exhibieron en los últimos meses.

Como se sabe, la interminable negociación alcanzó un grado máximo de tensión ante la proximidad de un vencimiento por casi 800 millones de dólares que el país debe saldar ante el Banco Mundial el 9 de octubre.

James Wolfensohn dijo que la entidad que preside está preparada para asistir financieramente a la Argentina, pero condicionó la ayuda a un acuerdo.

Por su parte, Kšhler dijo que la entrega de créditos debe ser selectiva mientras OïNeill quiere planes para prevenir las crisis.

Convergencia


Lavagna afirmó en Washington, luego de haber mantenido un encuentro privado con representantes del Fondo Monetario Internacional, que las negociaciones argentinas con el organismo "se están orientando hacia una convergencia".

Luego de conversar con el director para el Hemisferio Occidental del FMI, Anoop Singh, Lavagna dijo que "en algún momento las negociaciones estuvieron caracterizadas por las divergencias, mientras en este momento entramos en un período en el que, en cambio, se orientan hacia una convergencia", según señaló un vocero del ministro.

A pesar del hermetismo sobre el contenido de la reunión hubo coincidencias en señalar que Lavagna fue muy concreto al definir cómo avanzan las negociaciones entre los funcionarios del FMI y de la delegación argentina. No obstante, aclaró que "queremos ser muy prudentes y no apresurarnos con ningún tipo de anticipo".

Optimismo oficial


Entre tanto, el gobierno argentino considera que "ha habido avances importantes" en las gestiones para obtener asistencia del Fondo Monetario Internacional (FMI).

En su cotidiana conferencia de prensa, el jefe de Gabinete, Alfredo Atanasof, atribuyó los progresos en la hasta ahora ríspida negociación con el FMI, a que "la marcha de la economía (argentina) ha mejorado sensiblemente".

Los indicios de que las tratativas entre el FMI y Argentina empezaron a encaminarse surgieron el último fin de semana, durante la Asamblea Anual del organismo y del Banco Mundial en Washington.

El director del Fondo para el Hemisferio Occidental, Anoop Singh, dijo el sábado en conferencia de prensa que se avecinaba un "acuerdo vigoroso" para "estabilizar la situación macroeconómica" en la actual etapa "de transición" en Argentina.

El negociador añadió que "una vez que esto haya quedado afianzado, esperamos que haya un programa sucesor de dos o tres años en el cual se puedan realizar las reformas estructurales y restablecer el crecimiento".

La tregua


Tras 15 días de un fuerte intercambio verbal, "para esta tregua entre el FMI y el gobierno resultó fundamental la gestión del Tesoro estadounidense, quien terció y urgió a un entendimiento de corto plazo con revisiones mensuales", destacó hoy el diario Ambito Financiero.

El entendimiento sería hasta mayo próximo, en tanto en marzo de 2003 comenzarían los contactos con los equipos técnicos de los principales candidatos a suceder al presidente Eduardo Duhalde.

Por otra parte, mañana y el miércoles continuarán las reuniones de carácter técnico entre los funcionarios de Economía, el BCRA y el Fondo. Tras ellas podría quedar finalmente redactada la nueva Carta de Intención.

La aprobación del "board" del Fondo quedaría definida en las próximas semanas, siempre que no surjan nuevos inconvenientes, con lo cual el gobierno lograría la reprogramación de los vencimientos por 9 ó 12 meses.





Compartir:
Imprimir Compartir por e-mail
  
Necrológicas Anteriores