Edición del Domingo 29 de junio de 2003

Edición completa del día

Edición impresa del 29/06/2003 | Opinión Opinión

Opinión: OPIN-02 Entre negociaciones y mensajes cruzados


La cercanía a los plazos para establecer alianzas entre los partidos (lemas) y entre éstos y sublemas -el 9 de julio- y para la presentación de las candidaturas para cada caso, diez días después, ha ubicado en el primer plano los movimientos que en tal sentido está haciendo la dirigencia política. Incluso, dejando para un segundo término otros temas de mucho más interés directo para la población.

En el campo electoral, actualmente se observa una fórmula fuerte en la Confederación Encuentro Progresista: la de Binner y Paulón, en tanto en el PJ, se aprecia una puja fuerte a futuro, entre las expresiones que le respondan a Carlos Reutemann y a Néstor Kirchner, respectivamente. Posiblemente, entonces, no estemos ante un esquema final de propuesta.

En el Encuentro Progresista


Todo indica que la Unión Cívica Radical terminará sellando un acuerdo con el Partido Socialista entre lunes y martes. En función del espacio delimitado por la gente de Hermes Binner, aceptarían el primer y cuarto lugar en la lista de candidatos a diputados nacionales; el segundo, será para Eduardo Di Pollina y se ha ofrecido el tercero al ARI -lo ocuparía Susana García-. La expresión política que conduce Elisa Carrió tomará sus determinaciones en las próximas horas. En tanto, el socialismo se reserva el primer lugar para senador nacional y ofrece el segundo a la UCR, que, en ese esquema, llevaría sublema propio para gobernador y vice y la consecuente nómina de diputados provinciales.

En el partido centenario han trascendido nombres para candidaturas pero aún nada está firme. Un calificado vocero indicó que "ese tiempo todavía no llegó", aunque sí habló de la posibilidad de compartir el espacio de la Confederación como "una expectativa casi segura".

Mientras que el acuerdo con el socialismo, para algunos radicales es un trance amargo, otros lo aceptan a la luz del recambio de signo político que buscan en la provincia, no estando fuera de este análisis el especial momento de debilidad del partido para imponer, independientemente de la confederación, un esquema de gobierno con su origen. De todas maneras, están prestando oídos a la dirigencia de base (distritales), que se inclina mayoritariamente por este entendimiento.

En tanto, el Partido Demócrata Progresista definirá el 5 de julio los pasos a seguir: si van solos; si deciden integrar el Espacio Progresista y si nuevamente acuerda con Recrear para el Crecimiento. Voceros de esta última expresión dejaron trascender que el propio Ricardo López Murphy le había pedido a Juan Carlos Mercier que aceptara la candidatura a gobernador, pero el ex ministro de Hacienda no lo hizo como un acto de lealtad a Carlos Reutemann, con quien compartió toda la primera gestión y gran parte de la segunda.

El espacio de la postulación Binner-Paulón cambia sustancialmente respecto de aliados con bases territoriales ciertas, como son los presidentes de comunas y los intendentes. En esta ocasión, éste es el aporte concreto que pueden hacer los partidos tradicionales.

Entre pases de esgrima


La primera pregunta es si estamos ante un juego de esgrima entre el presidente Néstor Kirchner y el gobernador Carlos Reutemann, a propósito de la próxima elección. Al santafesino no le vienen gustando las excursiones al territorio del operador presidencial Juan Carlos Mazzón; las reuniones que mantiene con los intendentes y con los eventuales candidatos a presidir sublemas, pero Mazzón persiste en el intento.

En el escenario surgido tras una larga conversación mantenida por Reutemann con Horacio Rosatti el fin de semana pasado, para que encabezara un sublema a la Casa Gris, el segundo aceptó al día siguiente un ofrecimiento de Kirchner para desempeñarse como procurador del Tesoro, un cargo de mucha responsabilidad en el gabinete nacional.

Luego de dar su consentimiento, Rosatti se lo comunicó al gobernador, quien se encontró con el hecho consumado. Se concretaba así la segunda deserción entre sus allegados en pocos días; la primera había sido la de Paulón.

Al otro día se anunció desde la propia Casa Gris -desprolijidad partidaria de por medio- un sublema que todo el mundo denomina como "oficial", con las candidaturas de Alberto Hammerly secundado por Esteban Borgonovo y las de Marcelo Muniagurria y Martín Balbarrey para las de Rosario y Santa Fe, respectivamente.

La postulación del actual presidente de la Cámara era un hecho esperado al igual que la del vicegobernador para Rosario. Pero lo sorpresivo fue el momento buscado; algunos de los actores no estaban ni anoticiados de que iba a producirse el lanzamiento en esa jornada, todo lo cual demuestra que se trató de una respuesta.

Hay quienes sostienen que el cargo para Rosatti respondió a una estrategia que tuvo dos puntas de concertación: una de parte de Jorge Obeid y la otra de allegados al presidente Kirchner. El motivo esgrimido es que Rosatti y Obeid compartían la misma base de apoyos distritales, pero nadie puede ignorar que el jefe de Estado mantiene una relación desde 1996 con el primero, profundizada más a partir de su alineamiento a su candidatura presidencial.

Lo real es que Rosatti mostró independencia de Reutemann a la hora de responder, dejando a un lado las conversaciones mantenidas en Santa Fe.

Otra respuesta


El otro pase de esgrima fue la larga conversación entre Kirchner y Jorge Obeid, a quien le dio su respaldo para la postulación y le ofreció llevar el nombre de Frente para la Victoria como sublema. Intendentes y presidentes de comunas se han sumado, en las últimas horas, a este apoyo presidencial. Hoy la postulación de Obeid, aunque él señale que todavía no está lanzada y que recién la podría anunciar hacia la mitad de semana, se considera como una de las que van a quedar definitivamente en el esquema provincial. El ex gobernador quiere anunciarla una vez que tenga toda la estructura armada; que "sea una fórmula y un esquema para ganar", indicó.

Columnistas de Buenos Aires, el fin de semana pasado habían advertido la posibilidad de que el presidente de la Nación diera su apoyo a Hermes Binner. La conversación entre Kirchner y Obeid dejó de lado esa posibilidad pero, a su vez, dio origen al entendimiento de que el primero no está muy interesado en un acuerdo político con Reutemann o por lo menos de apoyar a quienes pueden ser sus preferencias. También se mencionan desacuerdos a la hora de armar las listas para las candidaturas nacionales.

Dividiendo aguas


Cabe entonces, en este contexto, dividir las aguas entre las cuestiones institucionales -Kirchner ha venido en un mes dos veces a la provincia y en ese terreno muestra tener una relación correcta- y lo que en la construcción de su poder le interesa. Todo indica que quiere tener una pata propia dentro del territorio santafesino, al margen de Reutemann. No se puede leer de otra manera lo ocurrido en la semana.

La posición de los intendentes y presidentes de comunas debe asumirse en el marco de lo que siempre han sido sus conductas: tener lazos con los poderes ejecutivos. Recuerdan las buenas épocas de los ATN de la Nación y estas posturas también condicionan la actitud a asumir por los senadores provinciales.

Estos jefes territoriales tienen su importancia en el esquema electoral, pero tampoco se pueden "cortar solos", al margen de la dirigencia local que hace su propia composición de lugar. Hoy aparecen divididos entre Obeid y Reutemann.

El mandatario conoce esta situación. No gratuitamente mantuvo en pocos días dos reuniones con los senadores. Ni el gobernador ni los legisladores quieren la injerencia del gobierno federal pero los jefes departamentales tampoco pueden asegurar apoyos al sublema "oficial", respaldo sobre el que el mandatario no presionó, según lo adujeron varias fuentes consultadas.

Del lado de quienes jugarán con Reutemann, Héctor Cavallero-Oscar Alloatti presentaron esta semana la fórmula, y en las horas de redactar estos "Apuntes..", en Rosario, se procuraba armar un tercer sublema presidido por Norberto Nicotra. Daniel Germano ha dejado su definición para más adelante, una vez que decanten hechos y encuestas. Nada está cerrado, todavía. En tanto, Jorge Giorgetti confirma su postulación.

Teresa Pandolfo [email protected]





Imprimir:
Imprimir
Necrológicas Anteriores