Edición del Sábado 28 de agosto de 2004

Edición completa del día

Edición impresa del 28/08/2004 | Todos los Títulos

Aumentará la energía para la industria y el comercio
La EPE no definió cómo aplicará la resolución nacional que implica un gasto extra de 5 millones de pesos, muy difícil de absorber. Mientras hay empresas que prefieren la suba a los cortes, el comercio expresó duras críticas.

El ministro de Planificación Federal, Julio de Vido, aseguró que no tendrá un impacto negativo en la economía el aumento del precio mayorista de la energía, dispuesto para el sector de las industrias, el comercio y las pequeñas y medianas empresas.

Mientras, en la Empresa Provincial de la Energía santafesina está en estudio la resolución que dispuso la suba, así como la forma en que ésta impactará en las tarifas al sector.

Una fuente confiable dijo a El Litoral que para la EPE implica un gasto de 5 millones de pesos más el ajuste de los precios de compra de energía de setiembre. Y que cada mes, la empresa gasta entre 18 y 20 millones, lo que muestra que muy difícilmente no se traslade todo a las tarifas de los llamados grandes clientes.

REPERCUSIONES

De Vido -en una reunión con industriales en San Juan- restó importancia a la incidencia en pesos que recaerá sobre las Pymes y mostró su confianza en que tampoco se afectará la renta de los grandes industriales.

En el sector productivo y del comercio hubo diferentes reacciones. Ciertos sectores en expansión dijeron que prefieren el aumento a los cortes de energía o la posibilidad de que éstos se produzcan, y que les resulta aceptable que se adecuen las tarifas a los costos de la generación eléctrica, siempre que esta vez los actores del mercado energético hagan las inversiones previstas.

En cambio, hubo críticas más duras del presidente de la Federación de Cámaras y Centros Comerciales de la Argentina (Fedecámaras), Rubén Manusovich.

Consideró que "el incremento es a todas luces ilegal", ya que "se dispuso porque aún no fueron actualizados los marcos regulatorios de las empresas prestadoras de los servicios públicos, que siempre fueron obstaculizados por el poder de lobby de las privatizadas".

"A los comerciantes minoristas nos aumentan la luz y nos amenazan con clausuras, y las empresas privatizadas y los hipermercados encabezan las listas de los grandes evasores impositivos de la Argentina", protestó.

"Afip les reclama una deuda de más 1.000 millones de pesos, que no se genera de un día para el otro: hicieron de la evasión una industria muy redituable", acusó.

(ECONOMIA).





Compartir:
Imprimir Compartir por e-mail
  
Necrológicas Anteriores