Edición del Martes 17 de octubre de 2006

Edición completa del día

Edición impresa | Deportes | Fixture | Resultados Deportes

Dejó todo en la cancha, tuvo más la pelota que Huracán pero el problema sigue estando adentro del área...
A Unión le faltaron cinco para el peso
 El esfuerzo de Sartor para perseguir a uno de los volante (Poggi) que puso Mohamed. El partido se hizo vibrante desde el inicio y Unión no mereció retirarse con las manos vacías. Foto: Télam. 

Es cierto que el equipo de Trullet avanzó más de lo que atacó y que le faltó claridad en los metros finales de la cancha, pero perdió injustamente y se encontró con un Leo Díaz que fue figura en el arco de Huracán.

Enrique Cruz (h)(Enviado Especial a Buenos Aires)

Después de uno de los partidos que Unión jugó como local -creo que fue ante Ferro-, Carlos Trullet dijo que había que esperar que pasaran diez partidos y allí se iba a saber para qué estaba el equipo. Hoy, consumida más de la mitad del torneo, se puede decir que Unión está, ni más ni menos, que para lo que se pensó cuando arrancó este proceso. Es decir, está para armar el equipo, para transitar con dignidad el campeonato, para sumar un buen colchón de puntos y para que este Apertura sea la base para intentar algo concreto en el Clausura. Que de por sí no son objetivos para desecharlos, porque todo éxito deportivo se consigue a través de un proceso de trabajo. Y esto es lo que está haciendo Carlos Trullet con un plantel que, se sabe y se dijo hasta el hartazgo, es barato, de entrecasa, sin grandes estrellas y, en algunos aspectos, hasta "corto" en cantidad y calidad.

A esta conclusión se llega después de observar lo ocurrido hasta aquí. En algún momento, Unión despertó una expectativa que hasta pareció superar el más optimista de los cálculos, pero sus propias limitaciones lo devolvieron a una realidad de la que no hay que renegar ni lamentarse. >

*1) No se puede pelear un campeonato si no se consigue eficacia como local, condición en la que Unión ha logrado la mitad de los puntos que jugó.>

* 2) No se puede pelear un campeonato sin tener un hombre-gol arriba. Y la realidad indica que a este Unión le ha costado mucho encontrar una dosis adecuada de eficacia ofensiva en sus delanteros.>

Con estos dos simples pero contundentes argumentos, basta para señalar por qué el equipo está adónde está y por qué está mucho más cerca de pelear por un objetivo de base de 27 ó 28 puntos y no por algo más pretensioso, lo cual, insisto en el detalle, no es la meta apuntada en el principio y tampoco formaba parte del cálculo más optimista, al menos para este primer campeonato.>

Y tampoco liga

Anoche, Unión no jugó un gran partido ni mucho menos. Pero no fue menos que Huracán para irse de Caballito con las manos vacías. Esa es la realidad. Porque basta con detenerse en algunos detalles puntuales (la figura del partido fue Leo Díaz, Unión tuvo más tiempo la pelota y atacó también en mayor cantidad que su rival) para entender que el resultado es injusto y que terminó premiando a Huracán sólo por el hecho de haber sabido aprovechar una situación como la del penal que construyó Milano (Vera se lo llevó "puesto" adentro del área y el árbitro entendió que hubo falta en perjuicio del hábil delantero) y que Celay se encargó de marcar en gol.

Es verdad que Unión avanzó más de lo que atacó. Es decir, se instaló en el campo rival y metió centros y pelotazos en las inmediaciones e inclusive adentro del área de Leo Díaz, pero no siempre lo hizo con la suficiente claridad. Cuando la pelota pasó por los pies de Rosales, en el primer tiempo, se vieron los mejores momentos. Pero el "10" se fue cayendo y sintiendo el rigor físico a medida que pasaban los minutos, sin contar tampoco con la adecuada compañía para la creación, algo que se viene repitiendo en los últimos partidos y que termina limitando al equipo al momento de pensar y obrar con la pelota en su poder.Pero también es cierto que hubo varias situaciones que fueron muy claras. Y que se dieron en la parte final, para transformar a Leo Díaz, el ex Colón, en figura. Una de ellas, la de Márquez, increíblemente conjurada por el arquero, que le tapó con las manos un remate desde la línea del área chica en forma estupenda y con mucho arrojo. Debió haber sido gol. Y hubiese sido justicia.

Inquebrantable actitud

Trullet habló después del partido y dijo que no hay reproches que hacer para los jugadores. Y es verdad si se la mide en cuanto a la entrega y esa tan mentada actitud que se le exige a un equipo. Esto le da mucha tranquilidad, no sólo a Trullet sino también al hincha, que saben que el sacrificio, la solidaridad y el despliegue estarán asegurados siempre con este plantel.

El problema se plantea, puntualmente, en la ausencia de un definidor. Y también en que aparezcan variantes de juego para ayudar a un Rosales que muchas veces se debe cargar al hombro demasiado solo el peso de hacer jugar al equipo.>

Pero lo que preocupa es conseguir esa dosis de gol que permita lograr resultados y que no se lamenten derrotas como la de anoche. ¿La puede brindar Rami?, se sabe que no, que el "Flaco" deja todo en cada partido pero no lo hace adentro del área, sino en las inmediaciones. Y Weiner entró bien ayer, pero para meter centros o sacarse de encima alguna marca (porque tiene habilidad), pero no para asegurar goles. Entonces, la conclusión surge a simple vista: Unión tiene un déficit que es pronunciado, y hasta que finalice la temporada y se busque a alguien que lo subsane, habrá que esperar que aparezca el encargado de destaparse del resto y ganarse la confianza del técnico. Ayer estuvo a punto de lograrlo Márquez, que, entiendo, hizo lo suficiente para merecer otra oportunidad.>

Hasta ahora, Rami fue indiscutido a la hora de armar el equipo. Ya sea con tres enganches y un punta (como arrancó), y mucho más cuando Trullet decidió poner dos delanteros, el "Flaco" siempre estuvo a disposición y fue elegido. Al principio hizo goles. Y eso tranquilizaba al técnico. Pero ya hace varios partidos que no la mete y es lógica la preocupación. El otro que tuvo cierta continuidad, en su momento, fue Lucas Martínez, que no es un delantero de área sino que busca deshacerse de la marca tirándose atrás o volcándose a los costados; y lo mismo pasa con Weiner.>

En fútbol nada es absoluto y todo se transforma en relativo. Esa relatividad la dan los resultados y la eficacia que pueda conseguirse. Algunos dicen que debe jugarse con un delantero por afuera y otro por adentro; otros dicen que dos "9" pueden jugar tranquilamente, que la cuestión es que se complementen. Lo cierto es que Unión ni siquiera encuentra un delantero que colme las expectativas y se transforme en indiscutido. Entonces, la búsqueda de la mejor combinación está abierta.>

Huracán 1Unión 0

Cancha: Huracán.

Árbitro: Daniel Rafa.

Huracán: Leonardo Díaz; Cellay, Ubeda y Cristian Díaz; Solana, Sánchez Prette, Vigna y Poggi; Milano; Cristian Alfaro y Larrivey.DT: Antonio Mohammed.

Unión: Nereo Fernández; Marcelo Mosset, Renzo Vera y Héctor Desvaux; Fontana, Ignacio Canuto, Leandro Sartor y Martín Zapata; Rosales; Márquez y Cristian Rami. DT: Carlos Trullet.

Gol en el primer tiempo: 16 min., Cellay (H), de tiro penal.

Cambios en el segundo tiempo: 10 min., Mauricio Jofre por Alfaro (H); 12 min., Bruno Casanova por Sartor (U); 21 min., Sebastián Weiner por Rami (U); 25 min., Claudio Guerra por Milano (H); 32 min., Emanuel Torres por Rosales (U), y 35 min., Manuel Baigorria por Poggi (H).

Incidencia: Expulsado en el segundo tiempo, 9 min., Vigna (H).

BAJO LA LUPA

NEREO FERNÁNDEZ (5).- Tuvo escasa actuación. En el primer tiempo debió revolcarse en un par de ocasiones y tuvo la pierna salvadora de Desvaux primero y de Vera después para sacar dos pelotas cuando ya estaba vencido. En el complemento no intervino.

FONTANA (5).- Algo perdido en el primer tiempo, sin saber si debía pararse de marcador lateral o de volante. La mayoría de las veces que traspuso la mitad de la cancha terminó tirando el centro desde tres cuartos. DESVAUX (5).- Con algunas dificultades cuando Huracán atacaba con tres puntas. Sacó dos veces la pelota sobre la línea de sentencia y terminó siendo el más firme del fondo. MOSSET (5).- En la jugada del penal de Vera a Milano salió a destiempo y quedó desairado. Tuvo una noche sin mucho trabajo pero que se le complicó. VERA (4).- Otro que sufrió algunos problemas en el primer tiempo, perdiendo algunas pelotas en forma increíble por su costado. En el penal, le tiró el cuerpo encima y Milano fabricó bien la falta. CANUTO (5).- Empezó como doble cinco pero luego se quedó como único volante central. Alternó buenas y malas, sobre todo en el manejo de la pelota. SARTOR (5).- Tuvo algunos problemas en el primer tiempo, cuando le ganaron las espaldas. En el complemento, a medida que Huracán se fue replegando ya no se justificaba su presencia y por eso Trullet lo sacó. ZAPATA (5).- Un despliegue generoso y encomiable. Ocurre que es un jugador apto para jugar y es lo que menos hace. Termina embarullándose cada vez que arranca con pelota dominada. En el primer tiempo lo complicó a Solana cuando le ganó las espaldas. ROSALES (6).- Si bien su tarea fue de menor a mayor, se transformó nuevamente en el más claro de los jugadores de Unión a la hora de manejar la pelota. Le faltó compañía y varias veces eligió el peor final para su jugada personal. RAMI (4).- Mucho despliegue pero sin la presencia gravitante que se requiere en el área de enfrente. Tuvo una clara (centro de Fontana y cabezazo de Márquez hacia el medio), que no se entiende bien qué pasó. O no pudo cabecear o lo desacomodaron. Lo cierto es que sigue sin pesar en el área adversaria. MÁRQUEZ.- Estuvo cerca de convertirse en el héroe de la noche, cuando le tapó Leo Díaz un mano a mano en forma increíble. Se merece otra oportunidad. Empezó bien, luego se cayó, pero se lo vio decidido a demostrar que puede ser una buena alternativa. CASANOVA (4).- No pudo aportar demasiado porque le tocó entrar cuando ya Huracán se había encajonado atrás y a Unión le costaba penetrarlo. Buscó por todo el frente de ataque sin demasiado éxito. WEINER (5).- La premisa era desbordar y encarar siempre. Lo hizo y generó algunas maniobras interesantes. TORRES.- Entró por Rosales, a quien seguramente Trullet vio que estaba cansado y sin respuesta. Se movió por todos lados para buscar la pelota pero terminó cayendo en el embudo de Huracán.

Quedó séptimo.

Al completarse ayer la undécima fecha del torneo, Olimpo es el puntero con 24 puntos y un encuentro suspendido (a los 8 del segundo tiempo cuando perdía con Ferro 1 a 0). El escolta es Chacarita con 23. Luego están San Martín (SJ) y Tigre con 20. Posteriormente, vienen Platense y Rafaela con 19 y en el séptimo lugar está Unión con 17.

¿Fue gol?

Se jugaba la parte final del encuentro en Caballito y Unión lo tenía a Huracán encerrado en su propio terreno. Recibió la pelota Casanova y metió un centro que se fue cerrando sobre el arco de Leo Díaz. El arquero retrocedió un par de pasos, se hizo la pelota y con el envión se metió adentro del arco.

Que Leo Díaz pisó más allá de la línea de sentencia, no caben dudas. Eso no hace suponer que la pelota también entró (debe atravesar la totalidad de su circunferencia la línea de gol), pero el asistente ni siquiera se inmutó y Leo Díaz sacó rápidamente para disimular y disipar cualquier duda.

El único jugador de Unión que advirtió la jugada y levantó las manos para intentar una tibia protesta fue Márquez. El resto de los jugadores de Unión no estaba en una posición adecuada para darse cuenta de la maniobra.





Compartir:
Imprimir Compartir por e-mail
  

Seguinos

Necrológicas Anteriores

Recomendadas

Argentina venció a Japón en la previa del Mundial de Básquet -  -
Deportes
Atropellaron a una mujer en Aristóbulo del Valle y está grave -  -
Comienza a subir la temperatura en Santa Fe -  -
#Temas de HOY: 25 años de la Reforma Constitucional  Elecciones 2019  Dólar Hoy  Superliga Argentina  Colón  Unión  Incendios en el Amazonas