Edición Lunes 30 de octubre de 2006

Edición completa del día

Edición impresa del 01/12/2019 | Todos los Títulos

Hicieron efectivas las presentaciones en la Justicia
Los terapistas del Alassia pidieron que intervenga Secretaría de Trabajo
El fiscal Guevara y el juez Costa recibieron sendas presentaciones judiciales por parte de 9 de los 17 médicos renunciantes. Asimismo, solicitaron una audiencia urgente a la Secretaría de Trabajo para que medie y dé una solución a este conflicto, de manera colectiva.

Mariana Rivera

Nueve de los 17 médicos terapistas que se desempeñaban en la Unidad de Cuidados Intensivos Pediátricos del hospital de Niños -algunos de los cuales continúan haciéndolo, por el decreto de emergencia sanitaria- presentaron a la Justicia provincial una denuncia penal contra el gobernador Obeid y funcionarios del Ministerio de Salud junto con un pedido de habeas corpus para algunos de ellos.

Paralelamente, solicitaron -con carácter urgente- una audiencia al secretario de Trabajo, Alberto Gianneschi, para que interceda de manera de llegar a la resolución "del conflicto colectivo" entre la cartera sanitaria y los terapistas renunciantes del Alassia.>

Cabe recordar que la semana pasada se había anunciado que las presentaciones a la Justicia se iban a postergar hasta después de la reunión que el viernes último tuvo el delegado de Amra, Dr. Néstor Rossi, y el subsecretario de Salud, Guillermo Kerz. Al parecer, las conclusiones de la audiencia no dejaron conformes a los médicos y esta mañana -por medio del Dr. Domingo Rondina, su abogado patrocinante- ingresaron la denuncia en el despacho del fiscal N° 1, Dr. Pedro Guevara, y el pedido de habeas corpus en el juzgado de instrucción de la tercera nominación, Dr. Julio César Costa. Incluso, agregaron este pedido de audiencia para que la Secretaría de Estado convoque a una negociación colectiva sobre el tema.>

En relación con la primera presentación, Rondina mencionó que se trataba del requerimiento de instrucción respecto de la privación ilegítima de la libertad de estos profesionales y por incumplimiento de los deberes de funcionario público contra el gobernador Jorge Obeid, la ministra de Salud Silvia Simoncini, el subsecretario del área Guillermo Kerz y el director de Hospitales, Atilio Ratti.>

Posible ilícito penal

Este grupo de profesionales solicitó "se investigue y -de corresponder- formule requerimiento de instrucción sobre la posible comisión de un ilícito penal perseguible de oficio", por parte de los mencionados funcionarios, que "se reputan como posibles responsables".

En cuanto a los hechos que motivan este pedido, explicó que "nos desempeñábamos como médicos pediatras en la terapia intensiva del Hospital de Niños Dr. Orlando Alassia. En agosto de 2006 presentamos nuestras renuncias porque no admitíamos seguir trabajando en un servicio que no cumplía las normas básicas de atención y protección de los pacientes internados. Aguardamos los 30 días hábiles que prevé la ley como preaviso. En dicho lapso, el gobierno santafesino aceptó nuestras renuncias, diciendo que tenía reemplazantes listos para tomar las funciones".>

Pero en verdad -precisó-, el gobierno provincial en lugar de buscar médicos que atiendan el servicio optó por declarar por decreto `de necesidad y urgencia N° 2.352/06, una supuesta `emergencia sanitaria', y obligarnos a prestar servicios de guardia de terapia intensiva, bajo apercibimientos de conducirnos por la fuerza pública.>

Esto ocurrió -mencionaron los terapistas- sin ley alguna que lo justifique o autorice, porque la Constitución Nacional y la provincial disponen que ninguna prestación personal de servicios al Estado es exigible sino en virtud de la ley. Además, con un decreto que dice ser `de necesidad y urgencia', categoría no autorizada en la Constitución provincial pretende exigir servicios personales a los suscriptos. Esta restricción a la libertad personal de los profesionales -continúa el escrito- implicaría un delito de privación ilegítima de la libertad que debe ser investigado y punido.>

Se incumple la normativa

Esta denuncia también incluye otra referida a que la organización de las guardias de ese servicio "no se corresponde con la normativa vigente en la materia". Explica que -según se constató notarialmente- la Ucip tiene 12 camas habilitadas, cuando la resolución 1.331/2001 del Ministerio de Salud de la Nación indica que se debería contar con un médico jefe de servicio, un asistente médico y como mínimo 2 (dos) médicos de guardia permanente (1 cada ocho camas habilitadas o fracción).

Sin embargo, el 20 de octubre pasado, para las 12 camas en funcionamiento se asignó un solo médico de guardia que, en caso de tener dos episodios críticos al mismo tiempo o tener que dejar la guardia por razones de fuerza mayor, dejaría al servicio desguarnecido. También plantea que no hay médico asistente ni médico jefe del servicio.>

"Evidentemente el estado del servicio no es el adecuado, incumpliéndose la normativa vigente, y violando así los funcionarios denunciados las normas cuyo cumplimiento deberían asegurar", opinaron.>

Respecto de la interposición de la acción de habeas corpus por parte de algunos de estos profesionales, Rondina informó que "los terapistas advierten que las guardias se cumplen en condiciones pésimas de trabajo, con un solo médico para 12 camas; que por ese motivo viven una situación estresante que los condujo a graves cuadros de salud, que pueden devenir en serios daños a su salud o a causar daños en el servicio o a los pacientes".>

Por último, planteó que "el habeas corpus es la vía apta para la declaración de inconstitucionalidad (art. 43 de la Constitución Nacional y art. 6 de la ley 23.098). Los médicos mencionan que el decreto provincial 2.352/06 dispuso afectar sus libertades personales sin orden judicial alguna y exigirles un servicio personal sin ley que lo disponga, con la sola decisión del Poder Ejecutivo".>

Médicos en funciones

Durante un acto de entrega de subsidios realizado esta mañana en la sede del gobierno provincial, el mandatario santafesino, Jorge Obeid, fue consultado en relación con el conflicto de los terapistas del Alassia.

Recordó que "el decreto de emergencia sanitaria fue establecido porque necesitábamos garantizar la atención de los niños en la terapia" y aseguró que "hemos nombrado una cantidad importante de médicos que están cumpliendo los servicios en el hospital", como un adelanto del anuncio realizado días atrás por el subsecretario de Salud respecto de la organización final de este servicio. Por último, no dudó en aclarar que "está ratificada la ministra Silvia Simoncini y éste es el gabinete que me va a seguir hasta finalizar mi gestión".

Paro de Amra

La Asociación de Médicos de la República Argentina (Amra) recordó que mañana realizará un nueva medida de fuerza en los hospitales de la provincia, sin asistencia a los lugares de trabajo, con suspensión de las tareas programadas, pero manteniendo las guardias mínimas para atender sólo urgencias y emergencias.

Mencionó que los puntos que reclaman los profesionales de la salud son los siguientes: titularización de interinos, incremento del salario en blanco, equiparación salarial de los contratos al personal de planta y seguridad en los centros de salud.

Urgente audiencia

Los médicos de la Ucip del Alassia que hicieron la presentación en la Justicia provincial también solicitaron una urgente audiencia al secretario de Estado de Trabajo de la provincia, Dr. Alberto Gianneschi.

En la nota explicaron que "éramos empleados del Estado provincial como médicos pediatras que atendíamos la terapia intensiva del Hospital de Niños Orlando Alassia de Santa Fe, pero presentamos nuestra renuncia, cansados de reclamar modificaciones al servicio y a nuestras condiciones de trabajo, reclamos que ni siquiera se escuchaban. Nuestra renuncia, durante los 30 días hábiles de obligatorio preaviso, fue aceptada por nuestra patronal, el gobierno de la provincia. Pese a ello, y no esforzándose siquiera en la búsqueda de médicos que nos reemplacen, el Poder Ejecutivo dictó la emergencia sanitaria convirtiéndonos de nuevo, a la fuerza, en sus obreros, pagándonos ahora un salario mínimo, considerado de emergencia".

También mencionaron que "hemos pedido por todos los canales posibles que se nos atienda en forma grupal o a través de delegados que designamos, para negociar las condiciones de labor y la posible reincorporación si se realizasen por lo menos algunos de los cambios que pretendemos para el servicio. Sin embargo, como es de público conocimiento, nuestro patrón a la fuerza dice que sólo negociará individualmente, lo que obviamente implica un serio desequilibrio de fuerzas en la negociación, ya que sabido es que la patronal es siempre la parte fuerte en la relación de trabajo".

En este punto, recordaron que esa Secretaría medió en un "conflicto de mayor alcance que el nuestro como lo es el docente", mostrando "su capacidad de conciliar al Estado con sus empleados, pese a los reparos que se le han puesto en virtud de ser también un órgano estatal. Pero los resultados hablan a favor de vuestra actividad conciliatoria".

Por eso, pidieron que "fije urgente audiencia para la resolución del conflicto colectivo planteado entre el Ministerio de Salud de la provincia y los médicos pediatras intensivistas del Hospital Alassia", y que con la fijación de la fecha les indique cuántos delegados envían los médicos a la mesa de negociaciones.





Necrológicas Anteriores